30 de octubre de 2014

@criiispalacio

La multa por buscar y revolver entre la basura de los contenedores sevillanos era de 300 euros, pero, al parecer, no era suficiente dinero. La sanción a la que nos exponemos ahora va a ser de 750 euros, subiendo hasta los nada más y nada menos que 3000 euros, si estamos ante una infracción catalogada como grave.
hombre buscando en la basura-avistadecerdo.blogspot
Para todos aquellos que, desgraciadamente, se alimentan de la mano de un contenedor, el menú subirá un poco. Comer por 750 euros. Triste pero cierto. 

La explicación, o más bien excusa, de esta subida de precio de las multas es lo insalubre que resulta ingerir alimentos ya retirados de una vivienda, sumándole a esto la suciedad de las calles, lo que genera mal olor o residuos esparcidos por las aceras. 
Sin duda, es cierto que la ciudad va a estar más limpia, pero no solo por la mejora de la fachada urbana al no haber suciedad en las calles, sino por la mejora de la fachada en cuanto a la inexistencia de gente que se atreva a revolver en la basura a tan alto precio.

Juan Espadas, portavoz del PSOE y contrario a esta idea, ha declarado que “si esa persona tuviera 750 euros los emplearía en comprar comida en un supermercado y no en ese contenedor”. Desde luego subir el precio de las sanciones no es la solución para alguien que está en pésimas condiciones, pero parece que quien no lo padece es incapaz de ver el problema. 

Sean bienvenidos a la sociedad de las desigualdades. Acabaremos como empezamos: con una terrible sociedad estamental donde los pobres trabajen para los ricos, si es que tienen el lujo de poder trabajar…

Podemos pensar que lo de buscar en la basura un poco de comida es solo una idea perdida entre la mente de algún mendigo perturbado sin familia, que no busca trabajo y, por tanto, no tiene dinero, pero esto no es siempre así. Cada vez hay más gente que obtuvo un buen sueldo, o al menos un sueldo corriente, en algún momento de su vida y que, actualmente, se ve sumergido en el infierno de que su nuevo supermercado sea un contenedor.

 Tan solo son gente común, sin ningún salario, que se ven obligados a recurrir a esta infamante imagen que los privilegiados etiquetan como asquerosa, porque lo importante siempre es mantener la calle impoluta. Quizá sea necesario mentir y dar un equivocado, falso, pero adecuado aspecto de España.
 
anciana buscando en la basura - haciaelcolapso.blogspot
Lo vemos no solo en las calles, sino también en las estadísticas: el 20,4%, es decir, uno de cada cinco habitantes de la población española está bajo el umbral de la pobreza según recogió el INE el pasado mes de mayo. Un país supuestamente desarrollado con una cifra tan alta de pobreza… ¿De verdad cuesta 750 euros poder comer en un cubo de basura?

29 de octubre de 2014

Begoña Bernáldez

¿Cómo pretenden fomentar la educación si en televisión aparecen nuevos programas como Adán y Eva? Este nuevo ‘reality’ fue estrenado el pasado Martes 21 en Cuatro , con aproximadamente 2.800.000 de espectadores. Este programa es de origen holandés (Adam looking for Eve), y ha sido trasladado con éxito a varios países, entre ellos España.
 
Albrecht Dürer
 
Se trata de un concurso de supervivencia y citas en una isla paradisíaca, donde los participantes deben enfrentarse a las cámaras y a sus compañeros enseñando su cuerpo desnudo (inclusive sus partes más íntimas) cada día, sin exceptuar ninguna de las horas. En el primer capítulo, se demostró la carente cultura de los participantes, entre los que se encontraba Estela, la segunda chica en llegar, que no sabía de la existencia del río Manzanares.
 
El horario en el que se trasmite este ‘reality’ es a las 22:40, dentro del establecido y permitido a los niños. El programa defiende que el horario se aleja de la posibilidad de que los niños puedan enfrentarse a ver imágenes como las que se exponen, y añaden además que se emite bajo la calificación de +16.
 

 
 Pero, ¿de verdad esto es una buena excusa? La falta de cultura, el bajo nivel de vocabulario y las barbaridades a las que están expuestos a hacer los participantes, son señales de que en un futuro disminuya la educación de los más pequeños, incluso, de adolescentes. Quizás sea el programa más ridículo y expuesto a críticas que se haya trasmitido en el mundo de la televisión, pero además, refleja la baja capacidad intelectual tanto de los creadores como de los concursantes. Esto muestra la actual España en la que vivimos, aunque la mayoría de personas se alejen de programas como este, otros muchos se ríen y aplauden el estreno, y demuestran además el deseo del próximo capítulo.
 
El fomento de educación y cultura en los medios disminuye a medida que avanzan los años. Los niños de hoy en día han dado un gran cambio respecto a los de hace 20 años. Ahora, ver menores maleducados, insolentes y que usan vocabulario malsonante, no es ninguna rareza. Si la sociedad actúa de este modo por si sola, qué menos que excluir de los medios públicos programas como Adán y Eva, que fomentan este tipo de comportamiento.
 
Ofrecer programas con mayor nivel cultural sería un buen camino hacia el beneficio de todos, y se pondría fin a la necesidad de “aprender” vulgarismos de programas como éste. Un ‘reality’ tiene infinidad de temas para tratar, ya sean menos o más divertidos, pero pueden llegar a complacer al público de mejor forma que el de Adán y Eva.

28 de octubre de 2014

Juan Carlos Castro

“Siento profunda vergüenza y pido perdón a los ciudadanos”, así de rotunda se mostró Esperanza Aguirre ante la detención del que en otros tiempos fuera su número dos Francisco Granados. El hombre que, cuando la zona Sur de Madrid era feudo socialista, consiguió una alcaldía para el PP, aplicó allí sus conocimientos bursátiles, que para los más versados en el tema tienen como base el saber localizar en un mapa Suiza.



Granados fue compañero inseparable de Aguirre y esta le encargó investigar el caso que hizo que la popular pudiera acceder a la presidencia de la Comunidad de Madrid, el famoso tamayazo, una operación política que aupó a Condesa de Bornos al puesto de presidenta.

Sí la ascensión del PP en la autonomía no fue clara, ya que se debió a la deserción de dos socialistas que habían sido elegidos días antes de la votación en la que Aguirre en 2003 se proclamaría presidenta.

La palabra 'tamayazo' viene de la fusión del nombre de uno de los socialistas que desertó, Eduardo Tamayo, y la palabra 'pucherazo'. El encargado de esta investigación fue Granados, un hombre que está acusado de llevarse pequeños porcentajes en las operaciones de construcción que realizaba, la mano derecha de Esperanza Aguirre, que si bien, en sus declaraciones, dice haber desconocido las actividades de su antiguo compañero. Con el perdón no le vale después de haberle asignado tareas tan importantes.

Granados presidente de la comisión que investigó el tamayazo no encontró ningún indicio de que el PP o cualquier otro interesado en alejar al PSOE del poder hubiera podido comprar las voluntades de los dos socialistas que en la votación de investidura rompieron con su formación pasaron a formar parte del Grupo Mixto. Así la única explicación viable al asunto fue la división interna en el PSOE, aunque posteriormente aparecieron datos que hacen sospechar que la gabardina y la pipa de Shelock Holmes no le sentaban tan bien a Granados como los negocios con los constructores.



A nadie le gusta replantearse una partida cuando vas ganando, pero cuando juegas al ajedrez hay que controlar todas las fichas, no solo las de tus rivales y la presencia de Granados como número dos de Esperanza Aguirre enturbia toda su mandato desde el inicio y hasta el final, cuando sonó como posible sucesor de la condesa. Por eso, cuando Aguirre como Presidenta de PP de Madrid se personó ante los medios, solo podía sentirse avergonzada. El perdón nunca será suficiente porque su mandato quedará ya siempre en cuestión, por haberse acompañado de un hombre al que la misma Suiza señaló.

27 de octubre de 2014

@bizarrenfant


Eva Hontoria Bautista cursa el último año de la carrera de Medicina y además este curso ha sido elegida decana de la rama femenina del Colegio Mayor de Santa Cruz, el colegio universitario más antiguo de Valladolid.

Fotos: Esther Fernández

¿En qué consiste tu cargo?
Como decana tengo el respaldo del Consejo, que son cuatro chicas, y la Coordinadora, Estela, que es en verdad quien prácticamente mueve todo. Lo que hacemos es organizar todas las comisiones, gracias a las cuales funciona el Colegio: comisión de comida, comisión de fiesta, de cultura... Además nosotras hacemos las reuniones con el director, si las colegialas tienen alguna queja de algo nosotras se lo comentamos al director... En verdad, no tenemos un cargo único porque el Colegio lo hacen todas las chicas, poco a poco cada una va haciendo algo.
 
 ¿Por qué decidiste presentarte a decana?
La verdad es que yo no me presenté. Es algo que se elige entre las finalistas de este año y el resto de colegialas vota. Este año éramos cinco chicas finalistas de Medicina, otra de Nutrición y otras dos más. Yo no me presentaba ni tenía idea de que iba a salir fue un poco sorpresa.
 
Y ¿te gustó la idea?
En un principio, no, porque sexto de Medicina es un curso en el que empiezas a prepararte el MIR, empiezas la academia, tenemos un parcial en noviembre... es un poco agobio que se me viene encima. Pero bueno, ahora ya parece que lo llevo de forma más relajada.

¿Cómo compaginas la responsabilidad con los estudios de la carrera?
Bueno, ahora en el Colegio no tenemos mucho que hacer. Tuvimos el otro día la fiesta del agua que para eso sí hemos tenido que organizar cosas pero, hasta la fiesta del Femenino, me imagino que no habrá mucho más follón.

Ahora lo compagino bien porque ni estoy muy ocupada con los estudios, ni con esto. El otro día tuve que organizar un café pero bueno, fue muy fácil, hablé con profesores míos que me ayudaron. Se lleva bien y más si tienes ayuda por detrás. Si hubiera tenido que hacerlo sola, hubiera dicho que no al cargo.
 
¿Y cuando pase el tiempo y tengas más cosas tanto en el Colegio como en la carrera, crees que lo llevarás bien?
Sí, me imagino que sí. Este año, para mí lo difícil es el primer cuatrimestre, el segundo es más relajado, son prácticas en el hospital y tengo las tardes libres, es más llevadero.
 
Hablemos del Colegio, ¿cómo es la vida de una colegiala, en qué se diferencia de la vida en piso o residencia?
Yo creo que en las amistades que se hacen aquí. Te llevas siempre con toda la gente pero haces más piña con un grupo determinado de gente y son personas con las que desayunas, comes, cenas o vas de viaje. Si algún día tienes un problema, vas a su habitación y puedes estar ahí las horas que quieras, llorarles, reírte con ellas, lo que quieras.
Creo que lo que nos diferencia de otras residencias es el espíritu colegial que tenemos aquí, implicarte con el Colegio. Facilitar todo lo que se hace, comisiones, actividades.
 
Últimamente ha habido mucha polémica con las novatadas. Se dice que en los colegios y residencias son más duras, ¿qué opinas?
Yo creo que no. Para nada. Nosotras aquí lo que hacemos son unas jornadas de integración. No obligamos a nadie a que venga. Es algo que yo recomendaría porque te ayuda a familiarizarte con las nuevas y con las veteranas. No son cosas fuertes, te hacen aprender algunas canciones, hacer juegos... Yo me lo pasé bien en las novatadas de mi año.

Las recomiendo pero claro, depende qué novatadas. Igual en otras residencias te dicen "si no haces esto, vas a beber por un tubo o te hacemos la vida imposible".
 
En el Santa Cruz viven separados los chicos de las chicas. ¿Por qué?
El primer colegio que se fundó fue el masculino. Cuando luego se empezó a introducir a la mujer en el mundo de los estudios, se fundó el femenino, en los años 80. Por eso, se ha quedado la rama masculina en el Palacio Santa Cruz que fue el primero que se fundó y el segundo, que era una antigua escuela de Enfermería, se dejó para las chicas.
 
¿Y no ha surgido la idea de juntarlos?
Que yo sepa, no. Como ya tenemos eventos que hacemos juntos...


¿Qué tal está la relación calidad-precio en el Colegio Santa Cruz Femenino?

Cuando entré, en mi primer año, yo creo que era buena. Igual ves las habitaciones y dices no tengo baño, es una habitación pequeña, solo tengo escritorio, cama y armario... pero es algo que te haces. Pero en los últimos años sí que es verdad que el precio ha ido subiendo. Subió unos 60 euros osea, de cuando yo entré en primero, al año pasado, subió y a mí me parecía caro, porque vas a otras residencias y ves el baño y por el mismo precio, que nosotras no tenemos.

Pero este año ha vuelto ha bajar el precio, otros 60 euros y yo lo veo bien porque tenemos desayuno, comida y cena, también los fines de semana, que en otras residencias no te dan. Y con la calidad de la comida estoy contenta.

Y ¿no crees que el precio puede echar para atrás a la gente?

Sí, y más en esta época. No hay más que ver que ya no se llena la residencia.
 
Para finalizar, ¿cómo esperas que sea tu experiencia como decana?

Hombre, yo espero que sea una época tranquila, que no me den mucha guerra, espero, y bueno; una nueva experiencia también para mí que cuando entré de nueva, para nada me hubiese esperado que llegase a ser en sexto decana. Ver cómo se van desarrollando las cosas y cómo todo se puede afrontar pero espero que salga todo bien.

24 de octubre de 2014

El cine tradicional e independiente de Valladolid parece que agoniza. Los Roxy cerraron definitivamente el año pasado, a favor de las salas que se abren en los centros comerciales. Y es que hoy en día es muy difícil poder ver películas no comerciales en Valladolid.
Marku1988
Sin embargo esto puede cambiar gracias a una iniciativa del Cine Casablanca que se hizo realidad el 30 de octubre: la fundación de un cineclub, que proyecte para sus socios una película de autor o que no se haya estrenado en Valladolid cada semana. Ahora que es seguro que su idea tiene seguidores (necesitaban al menos 80 asociados) y que el proyecto puede seguir adelante, el día 3 de noviembre será la primera de sus sesiones, el documental Dos metros sobre esta tierra.
Resulta curioso que una ciudad tan activa culturalmente como Valladolid (al menos en cuanto a iniciativas por parte de los ciudadanos) haya tardado tanto. Palencia cuenta con un cineclub desde hace más de medio siglo, en cuyo modelo se han inspirado los responsables de este proyecto, según explicaron a Último Cero.

Cineclub Calle Mayor

Desde hace 52 años existe en Palencia el Cine Club Calle Mayor, que tiene hoy en día 300 asociados, de diferentes franjas de edad, de 20 a 80 años aunque especialmente entre los 45 y los 60 explica Ricardo Adalia, presidente del club. “Los socios acuden todos los lunes al cine para ver cine de autor o películas que tienen una difícil distribución en salas comerciales. Gracias a su apoyo también hemos podido comenzar a organizar otras actividades que podríamos denominar paralelas a la proyección de estas películas”, explica.
El cine club palentino no solo proyecta películas. “Intentamos dar continuidad a 3 actividades que hemos puesto en marcha en los últimos años. Por una parte, tenemos los encuentros con los directores de los que proyectamos sus últimos trabajos. Por nuestra sala han pasado Mercedes Álvarez, Javier Rebollo o Jaime Rosales. Por otra parte editamos la revista El rayo verde de manera anual, en la que algunos de nuestros socios escriben sobre las películas que vemos. Y, finalmente, el año pasado pusimos el marcha el curso Aprender a ver cine impartido por el crítico del diario El País, Javier Ocaña”, cuenta Adalia.
El Calle Mayor proyecta todos los lunes del curso dos sesiones en los cines Avenida de Palencia
Los socios del Cine Club Calle Mayor pagan 99 euros al año, 33 al trimestre, para ver 36 películas a lo largo de todo un curso. El Casa Blanca, en Valladolid, comienza con una cuota de 25 euros para ver 6 películas, aunque la tarifa mensual definitiva será de 33. 

23 de octubre de 2014

@BeaSanzH

Algunos dicen que uno de los mayores miedos que tiene quien se dedica a escribir es el “pánico al folio en blanco”, pero hay otros (poetas, soñadores e ilusionistas) que hacen uso de cualquier espacio para plasmar lo que piensan y sienten, consiguiendo así una sonrisa en los rostros de los demás, una carcajada o incluso una reflexión.

Acción Poética comenzó en 1996 en México y al mando estuvo el poeta Armando Alanis Pulido. Este grupo que, se mantiene hasta el día de hoy, se dedica a escribir  mensajes en paredes , verjas y demás rincones mensajes, previamente autorizados, como: “Vale la pena luchar por lo que vale la pena tener”, “Ser un pequeño poeta de palabras claras”, o “Tan solo un minuto fue suficiente para quererte”. Entrañable ¿no? Su poesía ha llegado a quedar reflejada en las paredes de Valladolid, en los muros del ferrocarril en la zona de La Rubia, por ejemplo.
commons.wikimedia.org

Pero a este movimiento se lo ha unido otro más. Ellos son Boa Mistura y se definen como “un equipo multidisciplinar con raíces en el graffiti nacido a finales de 2001 en Madrid”. Estos han realizado ya proyectos por diversas partes de la geografía mundial entre las que se encuentra Brasil, EE.UU, Argelia, Noruega, Sudáfrica, Reino Unido o Serbia. Dicen entender su trabajo como “una herramienta para transformar la calle y crear vínculos entre las personas” y todo esto lo reflejan decorando pasos de cebra en las calles de Madrid con frases como: “Duerme más y sueña menos”, “Estás en mi lista de sueños cumplidos” o “Lo mejor no ha pasado ni está por venir, está pasando”.

Con todas estas frases de trazados limpios, que te hacen parar un momento de la rutina, y con frases que NO son despectivas tendríamos que plantearnos lo siguiente: ¿arte o vandalismo? Y si es vandalismo, ¿es el mismo tipo que aquellos que estampan una firma? Boa Mistura ya ha tenido que pagar una multa de 6.000 euros, de ahí su relativo anonimato. Pero es difícil pensar que sean unos “malhechores” aquellos que llevan a cabo proyectos como el de colorear las favelas de Brasil.

Concluyendo ya, en el mundo en el que estamos, en el que la gran mayoría de cosas que lees son malas noticias, no pasa nada por leer algo que te haga fantasear y sentirte parte de ello, porque como ya dijo Gustavo Adolfo Bécquer: "¿Qué es poesía? Dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¿Y tú me lo preguntas? POESÍA ERES TÚ."

22 de octubre de 2014

Berta Pontes / @BertaPontes
Todos conocemos a Malala, la colegiala paquistaní que en 2012 recibió un disparo en la cabeza por defender los derechos y educación de las niñas. Todo comenzó en 2009 cuando Malala empezó a escribir blog anónimo para la B.B.C. en el que expresaba su punto de vista sobre la educación y la vida bajo la amenaza Talibán en la que se encontraba su región. El simple hecho de escribir un blog le supuso a esta niña un disparo en la cabeza mientras iba en el autobús de su colegio el 9 de octubre de 2012. Tras muchas operaciones en Reino Unido logró sobrevivir y seguir luchando. La traumática experiencia no ha apartado a Malala de su objetivo: luchar por la libertad y los derechos de los niños.

wikipedia.org

En 2011 recibió el primer Premio Nacional Juvenil de Paz de Paquistán, convirtiéndose así en la abogada global de millones de niñas que tienen prohibida la educación por  factores sociales, económicos, legales y políticos. Y ahora ha conseguido el premio más importante que recibirá en toda su vida.
Hace unos días se daba a conocer la noticia: Malala recibiría el Premio Nobel de la Paz 2014. El hecho no ha sorprendido a nadie, ya que esta chica de 17 años ha arriesgado su vida para dar voz a todas las niñas que están siendo explotadas y se las niega el derecho a la educación. "Esto no es el final, es el principio. Quiero ver a todos los niños yendo al colegio y recibiendo educación", dijo la joven.

Malala comparte el Premio Nobel con el indio Kailash Satyarthi, que tiene 60 años y también lucha por los derechos de los niños. El premio les ha sido otorgado "por su lucha contra la opresión de los niños y los jóvenes y por el derecho de todos los niños a la educación", según ha anunciado el Comité Nobel Noruego. "Este premio es para todos los niños cuyas voces necesitan ser escuchadas. Tienen derechos: a recibir educación de calidad, a tener una vida feliz", añadió Malala.

wikipedia.org
Comenzó la ‘Fundación de Malala’ para concienciar sobre el impacto social y económico de la educación de las muchachas y motivarlas a levantar sus voces, abrir su potencial y exigir el cambio. En la India más de 12 millones de niños son obligados a trabajar, privándoseles de la educación. La sociedad de los países de esa zona del mundo está aún inmersa en un profundo retraso con respecto otros países, como si estuviesen en la Edad Media. La mujer está infravalorada y el hombre domina y controla todos los asuntos de la vida, tanto pública como privada. La mujer es despojada de sus derechos por el simple hecho de ser mujer. Se las maltrata o lapida si son adúlteras o hacen algo que no agrada a los hombres más cercanos a ellas. Los niños son obligados a trabajar desde pequeños y no se les da el derecho a la educación. Y Malala quiere cambiar todo esto. Quiere que poco a poco su país y los que se encuentran en situaciones parecidas vayan civilizándose y respetando los derechos de los niños y de las mujeres. Que se condene a todos los que atentan contra esos derechos. Que sean países y zonas seguras, normales, como pueden ser hoy los países europeos. Todos lo queremos.

Begoña Bernáldez

Actualmente, los medios tecnológicos son fundamentales para la gran mayoría de la población, lo cual crea el olvido de la lectura en papel. La sociedad actual prefiere deslizar el dedo sobre una pantalla a pasar páginas. Esto implica el uso excesivo de la tecnología, o en este caso, de la lectura digital o electrónica, por medio de aparatos como el e-Book, o directamente y quizás de manera más rápida, por medio de internet.
 
Flickr

Libros de gran relevancia histórica y cultural fueron creados años atrás cuando aún no existía la tecnología, por lo que la inmensa mayoría de éstos no se encuentran en la red ni permiten ser descargados. Lecturas así merecen estar presentes en nuestros días, por lo tanto, si en el siglo XXI la sociedad lectora se centra en la digitalización, muchos de estos libros de gran valor serán desterrados y olvidados.

La belleza de los libros en papel no se asemeja a la belleza digital de ningún modo, especialmente por la claridad y sencillez de la lectura, ya que, en los libros digitalizados, gran parte de la escritura presenta fallos ortográficos no introducidos por el autor original. He ahí el valor de la escritura en papel, ya que los fallos ortográficos pueden ser de un 0’001% de posibilidades, un dato bastante inferior al que puede darse por ejemplo, en un e-Book; según dice Agustín Torrijano en su Guía de la ortografía en español.
 
Esto no implica el menosprecio de la lectura digital, ni mucho menos la búsqueda de su eliminación, sencillamente porque gracias a ésta se produce un ahorro económico elevado, ya que en un mismo aparato tecnológico se pueden almacenar un número inmenso de libros, mientras que de la manera tradicional, la compra individual de cada libro produce un gasto algo más alto.

 
Recomendaciones para todo tipo de lector son obras como “La catedral” por César Mallorquí, novela que narra una historia en siglos atrás. Otras obras significativas más antiguas son las narradas por autores como Lorca o Pío Baroja. Actuales como, “La luz de Candela” por Mónica Carrillo y “El niño con el pijama de rayas” de John Boyne.
 
Muchas obras tienen la facilidad de llevar al lector más allá de un mundo actual y así abrir la mente y refugiarse en una esfera propia no sólo de entretenimiento, sino también de sabiduría, ya que muchas de estas obras presentan una riqueza cultural e histórica de carácter instructivo.