16 de mayo de 2015

Yolanda Rodríguez

La corrupción, los escándalos fiscales, los "robos" millonarios, blanqueo de capitales, y otro tipo de indecencias- porque no tiene otro nombre- están a la orden del día.  Pero no son muchos los que realmente conocen la cifra verdadera que la agencia tributaria pierde aproximadamente en un año. Por desgracia esta cifra no es baja, sino que asciende a los 88.000 millones de euros (dato del año 2012), por causa de evasión y elusión fiscal. Para ser más claro esta cantidad equivale a 38 veces  más el presupuesto del ministerio de Sanidad y 58 veces el destinado a la AOD (Ayuda Oficial al Desarrollo).
blog.cristianismeijusticia.net
Pero, ¿Cómo ha de sentirse una persona de clase media y trabajadora? ¿Cómo han de sentirse los 4.333.016 parados que viven actualmente hoy en España?  Sin hacer hincapié en las desgracias y calamidades que viven muchas personas de nuestro país, España intenta responder al concepto de Estado de Bienestar, que en muchos casos deja bastante que desear. Pero este término hace referencia a la atención de las necesidades de los ciudadanos de un país, pero no se mantiene solo. Los impuestos – a los que ha muchos pasan verdaderos apuros para pagarlos-  son la base de la convivencia social organizada siendo así  la contraprestación de los gastos realizados por el Estado para  los servicios comunes que necesitamos y recibimos.
Pero cuando la recaudación por impuestos no es suficiente,  hay déficit y se pide crédito, es decir se emite deuda para equilibrar las cuentas estatales. En España, con la crisis, se han reducido los ingresos por lo que, como ya sabemos, se ha subido el IVA y  se han reducido las prestaciones sociales junto  las inversiones. Para el colmo de la situación, la Unión Europea  es la encargada poner el  limite a la  emisión de deuda por lo que nuca podremos equilibrar el déficit.
Duele pensar como muchas familias españolas son ahogadas casi literalmente por Hacienda cuando no han podido hacer frente de un pago ínfimo en comparación con las cantidades millonarias que otros defraudan - y con esto no justifico los casos de morosidad intencionada- al tiempo que las altas esferas de nuestro país, que son justo la mayoría los que nos prometen un futuro mejor a base de nuestro esfuerzo y paciencia, y si no, consulten la lista Falciani.


A  parte de personas físicas como tal también existen empresas como el BBVA o el Santander que desvían sus fondos a los famosos paraísos fiscales. Como ya hemos podido comprobar esta defraudación va en aumento, cuando en el año 2009  ya eran el 80% de las empresas del Ibex 35 las que contaban con gran cantidad de capital desviado a otros países.  Y como sin saberlo, cada contribuyente español  tuvo que pagar 830 euros de más de promedio para compensar la evasión final que otros habían realizado en el año 2011. Cada euro que el contribuyente no paga por evadirlo a un paraíso fiscal es un euro que un contribuyente honesto ha de pagar por él para que el Estado continúe con las inversiones y no reduzca aun más las prestaciones sociales.

Pero tranquilos, España no es la única. La evasión fiscal que producen las grandes multinacionales alcanzan sumas de 100.000.000.000 de dólares al año en países en vías de desarrollo. Ante estas multimillonarias cantidades de dinero, solo se nos puede venir una pregunta a la cabeza: ¿Por qué siempre pagamos los mismos?

5 de mayo de 2015

Begoña Bernáldez

El pasado 27 de abril se celebró en Valladolid la presentación de ‘La lengua de los secretos’. El autor del libro, Martín Abrisketa, presentó su primera novela en la librería ‘Ole TVM’, donde firmó la edición y respondió a la entrevista del director del periódico ‘El Norte de Castilla’, Carlos Aganzo, y a las inesperadas preguntas del público. ‘La lengua de los secretos’ es una intrépida novela basada en la vida de Martintxo, su padre, durante la guerra civil. Una historia real que ha dejado impresionado a los lectores, tal y como demostraron con un sinfín de emociones durante la celebración. Tras una presentación inicial, comenzó la entrevista entre ambos.


Carlos Aganzo a la izquierda, Martín Abrisketa a la derecha

¿Cómo ha sido esta aventura de ponerte a escribir y luego interpretar la novela en dos tonos diferentes, desde el punto de vista de un niño en la guerra civil a un punto de vista diferente por ti?
Mi objetivo era conocer bien a mi padre, lo que había sufrido durante la Guerra Civil, ya que eso para mí era muy importante e interesante, ya que parece una fantasía pero es pura realidad. A pesar de estar a punto de morir de hambre, superó la situación con sufrimiento pero salió adelante, para mí mi padre es un héroe. La razón fundamental por la que escribo no es para contar la vida de mi padre, que también, sino para decirle que le quiero. La lengua de los secretos es el canal que he usado para demostrarle a mi padre ese sentimiento, porque no me atrevo a decirle a la cara que le quiero.

Para que luego digan que la literatura no es útil, para ti ha sido un medio necesario para acercarte a tu padre y demostrar esa idolatría, ¿verdad?
Sí, pienso que el amor entre padres e hijos es nupcial. Mi padre si superó la etapa de la guerra es porque la vivió con fantasía, se pensó que no le podían matar porque era niño, y esa realidad me ha mostrado a mí. Ese amor es fundamental, con el paso del tiempo las nuevas generaciones se muestran más el amor, es más natural. El amor es poesía.

Seguro que también para tu padre le habrá servido de alguna manera la novela para descubrir lo que él también sentía hacia su padre, esos dos grandes personajes de la historia. ¿Habrá descubierto ese encaje hacia atrás, no?
Claro. Mi padre me explicó el verdadero sufrimiento en las guerras y cómo vivió él esa perspectiva respecto a su padre, porque claro, un hijo puede superar la muerte de un padre porque es ley de vida, tiene que ocurrir, de ahí surgió esta novela. Pero la muerte de un hijo es mucho más dolorosa.

Estamos cansados de ver en el cine y en la literatura una visión de la Guerra Civil que siempre es la misma, pero tú tienes una visión muy piadosa de la guerra, en todos los sentidos. Eso quizás te lo haya prestado la cruda realidad de los ojos de un niño, ¿verdad?
Sí, es así. Mi padre es Peter Pan, vivió la guerra así. Él era un niño que creía no poder morir, y no sabía cómo eran los “malos” en el exterior. Se pensaba que eran diablos con cuernos y rabo. Me contó una anécdota acerca de esos “diablos”, volvieron de su exilio en Francia y al llegar a la frontera, le tocó el culo a un guardia civil para comprobar si tenía rabo. Esta novela, al tener un punto de vista infantil, elimina el drama de la guerra.

¿Qué te impulsó a publicar la novela?
Hablé con mi hermana, y decidí que el sentimiento que yo había generado con este libro podría ser el mismo para muchas más personas. Muchos lectores me han dado las gracias por esta novela, por una realidad escrita que no sólo mi padre vivió, sino  todas esas personas  que me están agradeciendo ser como soy y haber hecho esto posible.


1 de mayo de 2015

Yolanda Rodríguez

 
¿Quién no ha salido de fiesta alguna  vez y se ha metido entre pecho y espalda uno o dos cubatas, si no son más? Sin embargo, hemos ser conscientes de que esto engorda. El alcohol contiene calorías, y las bebidas que le acompañan en las mezclas aún más. Algunos se refieren a ellas como las calorías invisibles puesto que no proporcionan ningún tipo de macro nutriente o vitamina.
 
Al beber una copa de alcohol, que aproximadamente son unos 53 gramos, (cada gramo de alcohol supone 7 kilocalorías) estamos ingiriendo alrededor de 125,6 calorías, a las que hemos de sumar las de la mezcla, que si se trata de un refresco sumariamos alrededor de 140 calorías más. Total: 265,5 Kcal  son las que consumimos por cada copa que nos bebemos. Eso sí, luego las intentaremos quemar a base de gimnasio.
 

www.tunewsfeed.com

La dieta estándar son alrededor de son 2.000 kilocalorías en los hombres y 1.800 en mujeres, dependiendo de la persona, por lo que si esta noche nos bebemos unas tres copas, estaremos consumiendo un total de 796,8 Kcal, casi el 50% de las calorías de la dieta.


           BEBIDA
              Kcal.
 Una caña (200 cc) de cerveza
70 Kcal.
Una lata de cerveza
105 Kcal.
Un vaso pequeño de vino (100 cc)
70 Kcal.
Un carajillo (25 ml)
70 Kcal.
Un vermut (100 ml)
140 Kcal.
Una copa de coñac (50ml)
 140 Kcal.

Un combinado (50 ml)
140 Kcal. No se incluyen las calorías del refresco.
Un whisky (50 ml)
140 Kcal.
Fuente: Guía de etiquetado nutricional de la FDA y Guía de referencia básica para abordar el abuso del alcohol de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria.

Pero, ¿por qué no se indica en botellas y envases lo que nos estamos metiendo en el cuerpo?  Fiona Sim,  presidenta de la Royal Society for Public Health, plantea  en un artículo que publicado en el British Medical Journal que “no hay ninguna razón por la que las calorías del alcohol merezcan un tratamiento diferente a las de la comida. Las bebidas alcohólicas contribuyen a la obesidad y deberían incluir un cómputo de calorías obligatorias”. Los alimentos envasados deben llevar claramente indicado su contenido en calorías en el envase, pero irónicamente  no sucede lo mismo con las bebidas alcohólicas. La normativa europea, aprobada en 2011, eximió a las botellas de cerveza, vino o licores de reflejar esta información hasta que la Comisión tome una decisión definitiva, que debería manifestar antes del año 2016.

Con el problema que actualmente presenta la obesidad, tanto a nivel europeo como a nivel internacional, la ausencia de  información calórica en las bebidas alcohólicas favorece un aumento del sobrepeso en la mayoría de la población.  Es justo que la ciudadanía sea informada de lo que realmente consume, ya no por razones de estética sino simplemente por motivos de salud pública.

26 de abril de 2015

J.C.Castro
 
El absurdo es una clase de humor que, entre otros, desarrollaron los populares Monty Python. La hilaridad se produce al llevar una situación surrealista hasta las últimas consecuencias, es por eso que muchas veces los gags absurdos son conocidos como superrealistas. En España esta clase de humor tiene por emblema al dúo de Faemino y Cansado, y también se ha prodigado bastante en las divagaciones de Ilustres Ignorantes.
Fotografía: La Sexta
 
Después de esta definición que bien podríais haber leído en la Wikipedia, es la hora de hablar de hablar del uso que se hace de esta clase de humor por parte de la clase política, que en algunos casos, como la actual retirada de la Medalla de Oro de la Ciudad de Valencia a Francisco Franco, resulta más gracioso que un chiste de Eugenio.
 
A mediados de mayo, el grupo popular, que tiene la mayoría en el ayuntamiento de la ciudad levantina, presentó una propuesta acorde a la Ley de Memoria Histórica para retirar los reconocimientos expedidos por la ciudad al dictador español más conocido del siglo XX. Todo el mundo parecía de acuerdo con esta medida, ya que tampoco suponía ningún gasto extra para el ayuntamiento, solo se trataba de quitar reconocimientos a una persona en cuya memoria constan varios asesinatos.
 
Sin embargo en un país que ha sido capaz de hacer tecnología a partir de un palo – escoba, fregona, autogiro, Chupa Chups, futbolín – no es raro que las cosas se alarguen hasta el absurdo y aún así se estiren más que un sketch de los hermanos Marx.
 
Lo que parecía cosa de un solo pleno, con todos los grupos de gobierno a favor, se ha transformado en una batalla con tintes electoralistas que tienen como objetivo restar apoyos a los partidos políticos de izquierdas en las municipales de mayo. Junto a la retirada del reconocimiento al dictador se ha añadido una condena al régimen venezolano y a la existencia de presos políticos en ese país.
 
Sí, dicho así no tiene gracia y lo cierto es que no debería tenerla, ya que se trata de la administración de una de las ciudades más importantes de España y más conocidas por la corrupción. Pero los españoles somos así, no nos tomamos el tiempo para mirar las cosas desde la distancia. Y lo que iba a ser una medida simbólica acorde con la historia de nuestro país se ha convertido en un debate sobre el  y tú más, algo de lo que todos nosotros estamos casados.
 
Desde Fraga y la firma de sentencias de muerte a Carrillo y su mano en los fusilamientos de Paracuellos del Jarama, hemos sido una nación que no ha olvidado por el simple hecho de verse obligada a perdonar en los pactos que se dieron durante la Transición. Cuarenta años después así seguimos con el tú más, involucrando a otros países en nuestra miseria, la de una clase política que hace de cada medida una decisión con fines electoralistas.

23 de abril de 2015

Cristina Palacio


Desde fuera cualquiera podría ser periodista. Me he encontrado con todo tipo de personas: los que aborrecen la profesión y no se verían capaces de ejecutarla; los que la aborrecen pero la podrían llevar a cabo, sin problemas según ellos, porque es bien “sencilla”; los que les apasiona pero nunca lo harían (por las razones que sean) o aquellos que, en efecto, les entusiasma la idea de ser periodistas y van a por todas. 
wikimedia

Sin embargo, en mi corta pero, por qué no, intensa trayectoria periodística, me he dado cuenta de que por mucho que unos y otros despotriquen acerca de nuestra carrera o de nuestro trabajo en general, el periodismo es crucial en el día a día de todos y cada uno de nosotros. Y creo que no pienso esto solo por mi deseo de dedicación. 

Pero no es fácil vivir del periodismo. No solo son periodistas Pilar Rubio o Sara Carbonero. Detrás de ellas, y de mil famosos más, hay editores, redactores, guionistas o  cámaras. Muchas, muchas personas; muchos, muchos cargos que mantienen familias con un sueldo de periodista real, que no se aproxima ni un poco al que tienen las personas que estamos acostumbrados a ver en pantalla o a oír en la radio. 

Incluso aquellas personas con grandes sueldos deben andar con pies de plomo…Esto no es una tontería si tenemos en cuenta la cruda realidad de Rob Kuznia. Ganador del premio Pulitzer este mismo año junto a Rebecca Kimitch y Frank Suraci, Kuznia ha tenido que dejar su trabajo de periodista por la imposibilidad económica de poder pagar su apartamento en Los Ángeles.
Kuznia trabajaba en el diario L.A. Observed, que incluso llegó a proponerle un aumento de sueldo, no obstante, “simplemente no era suficiente”, según sus propias palabras al diario “The New York Times”.
Rob Kuznia, twitter

Los premios Pulitzer conceden 10.000 dólares a su ganador, pero Kuznia ya había dejado su trabajo una vez recibido el premio. Declaró sentirse realmente apenado por tener que hacer algo que no era ser periodista. Aun así, con suerte, al menos puede trabajar, y actualmente cuenta con un puesto de publicista en el departamento de comunicación de la fundación USC Shoah.

El ejemplo de Kuznia es tan solo uno de los tantos existentes en la profesión periodística, puesto que, recientemente, pude escuchar la opinión de una periodista que actualmente trabaja en Alemania, y comentó en una charla que no se podía vivir siendo únicamente periodista, aconsejando buscar otro puesto adicional que ofreciese compatibilidad.

Pero también comentó que debíamos trabajar para ser felices. Si bien es cierto que la profesión cuenta con desventajas económicas, todos los que lo estudiamos o tienen la suerte de trabajar en ello sacan, o sacamos, la conclusión de que ¡qué suerte pertenecer al grupo de los que, en efecto, les entusiasma la idea de ser periodistas y van a por todas!

16 de abril de 2015

 

Yolanda Rodríguez 


Sí, si ya lo decía  Sara Montiel en su tradicional "Bésame mucho", que hay que besar siempre, como si fuera la última vez. El  pasado lunes 13 de abril se celebraba el Día Internacional del Beso que conmemora el día en el que se registró el beso más largo de la historia con una duración de nada menos que de 46 horas, 24 minutos y 9segundos.
A pesar de haber sido superado, este beso apasionado marcó desde la década de los noventa la fecha para rendir homenajes a los besos- desde el más apasionado por amor hasta el más sincero por amistad.  Una encuesta realizada por Lastminute revela que hasta el 51% de los españoles prefieren los besos inesperados y espontáneos, no obstante el 48% restante se deciden por los besos apasionados. Es más, nosotros los españoles, somos los que mejores besamos situados sólo por detrás de los franceses. Pero si no eres un buen besador, actualmente existen  una serie de apps como Kiss me y French Kiss , que son capaces de analizar la calidad de tu beso sobre la pantalla táctil del teléfono.

Famoso beso entre los niños de la película "My girl"

Con el auge de las redes sociales,  la gente las ha utilizado para celebrar este día.  Desde compartir imágenes de los más famosos besos del  cine, hasta las dedicatorias de multitud de personas hacia sus parejas, amigos o familiares han sido lo más visto del día. A pesar de ser uno de los gestos de cariño más utilizado, ¿sabemos realmente lo qué significa un beso? Además de ser un bonito  símbolo cariño e intimidad, besar mejora tu salud, desde ayudar a mejorar  tus problemas  cardiovasculares o mitigar el dolor  hasta  ayudar a  bajar de peso.
Sea como sea; beses como beses; español, francés o chino,  el Día Internacional del Beso es una oportunidad única para recordar- sobre todo a los más tímidos- que hay que besar mucho más, y no ser reacios  a mostrar sentimientos en público.


13 de abril de 2015

Begoña Bernáldez 

Este fin de semana Valladolid ha podido disfrutar de la gran ópera Carmina Burana compuesta por Carl Orff e interpretada por la compañía catalana La fura dels Baus. El público ha quedado impactado tras esta magnífica obra en el auditorio Miguel Delibes. Han participado la orquesta sinfónica de Castilla y León y varios coros de Valladolid, sin olvidar la colaboración y esfuerzo de los alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático. Eider Badiola, estudiante de primer curso, cuenta su experiencia.

¿Cómo recibiste esta oportunidad ofrecida por la escuela y propuesta por La Fura?
Nos comentó la idea nuestro profesor de expresión corporal y principios musicales y yo ya tenía conocimiento sobre La Fura, así que me hizo mucha ilusión saber que íbamos a compartir escenario tan solo llevando 6 meses estudiando.


Eider Badiola

¿Tuvisteis que dedicar mucho tiempo a ensayar esta actuación?
Aprovechamos la Semana Santa para poder ensayar, fue todo muy rápido. Fueron dos días intensivos durante las vacaciones aprendiendo movimientos, conociendo la música y preparándonos para dejar con buen sabor de boca al público. Tuvimos más ensayos con la orquesta cuando ya teníamos hecha toda la organización.

¿Quién ha sido vuestro instructor durante los ensayos?
La ayudante de dirección de La Fura dels Baus, Zamira Pasceri. Es una gran profesional que nos ayudó no solo al proceso de aprendizaje, sino a poder disfrutar al máximo haciendo lo que verdaderamente nos gusta.

Carmina Burana
¿Cómo fue la sensación de ver el auditorio lleno?¿Sentiste miedo al público?
No hay que tenerle miedo al público sino respeto, ya que se merecen ver algo espectacular, por ello trabajamos. Cuando entramos al escenario y vi que el auditorio estaba lleno, me sentí nerviosa pero muy emocionada a la vez. Nunca antes había actuado para tanta gente como hemos hecho estos días.

¿Cuál fue el papel que interpretaste?
Mis compañeras y yo hicimos el papel de solistinas. Hacíamos diferentes actividades en cada canción, como echar colonia o bailar alrededor de los protagonistas.

¿Te gustaría repetir recientemente un espectáculo del mismo estilo?
Claramente sí. Ha sido una experiencia inolvidable que espero poder repetir. No olvidaré la sensación de poder actuar junto a la orquesta y el coro tan cerca, y escuchar O fortuna en primera línea. Pocas veces se me han puesto los pelos de punta como en esta ocasión.


24 de marzo de 2015


El sábado 21 de marzo se celebraba el Día Europeo de la Creatividad Artísticadonde una red de 13 ciudades europeas pusieron en marcha distintas iniciativas para promover la participación ciudadana. Tras tres años consecutivos, Valladolid ha vuelto a ser elegida como embajadora para impulsar el proyecto CreArt. 


Esta iniciativa tiene el objetivo de instaurar un día al año para fomentar la creatividad artística entre la ciudadanía a nivel internacional. Durante los cuatros días que duraron las jornadas, museos, centros, salas de exposición,  galerías, y colegios han acogido a numerosos artistas- nacidos o residentes en las ciudades embajadoras- que han expuesto su obra con el objetivo de hacer al publico protagonista del lenguaje del arte y de la creatividad. CreArt fue impulsada por la Comisión Europea para recibir financiación comunitaria a lo largo de cinco años- 2012 a 2017-   dentro su mismo Programa Cultura 2007-2013.
Obra de Isabel Menéndez expuesta en Plaza España
Nuestra ciudad, pionera en el proyecto, viene  organizando desde  años atrás convocatorias para que los artistas participen del proyecto. Por lo tanto, los trabajos mejor valorados han  formado  parte de otras exposiciones europeas organizadas por CreArt.
 
El Museo Patio Herreriano, los concursos de «Yo soy un creador» y «Letras con arte» en Plaza España o la sala de exposición de la calle Pasión han sido los protagonistas de estos días. En la lluviosa tarde de este sábado nos acercamos hasta la Sala Municipal de Exposiciones de Las Francesas que recogía  la exposición «Creadores inquietos».

Allí se reunían las obras de alrededor de 15 jóvenes artistas, que vinculados con la ciudad, están comprometidos con una nueva visión del arte contemporáneo. Al mismo tiempo, en el Museo Patio Herreriano, el vallisoletano Julio Falagán y el austriaco Kurt Lackner presentaron 'Warum ist mir nichts eingefallen?'; formada por una serie de recortes de anuncios encontrados en las calles y antiguas fotografías de distintas ciudades

 Por último, los vallisoletanos pudimos resguardamos de la lluvia bajo la marquesina de Plaza España. Las meninas de Raquel de Bocos, los bodegones de Ángel Espeso, los retratos de Liane Ruiz o el reflejo de nuestra ciudad de Isabel Menéndez fueron capaces de amenizar a los números transeúntes que se acercaron a disfrutar de la exposición de estos once artistas.
Este día reúne a todos aquellos que, a nivel europeo, quieren disfrutar del arte, y que, a través de esta iniciativa, tienen la oportunidad de poder compartir.

20 de marzo de 2015

Sí, cuando se pensaba que la impertinencia política no podía llegar más lejos. Hacienda tras la presión política del PSOE presentó un informe al juez Ruz sobre la fiscalidad del PP en 2008. En dicho informe en el que se dice que el partido del Gobierno recibió más dinero del debido en donaciones privadas, pero la noticia no ha sido esa, sino que en un escrito que acompaña al informe se dice que si el dinero que recibió el PP era dinero negro, esto no supone que haya incumplido ninguna ley. En dicho escrito se compara al partido político con Cáritas, algo que puede parecer un insulto y se alza con el Premio al Mal Gusto de los insultos que las instituciones han lanzado sobre la población española.

Las respuestas desde la prensa no se han hecho esperar. Desde señalar las diferencias entre el PP y una ONG, hasta supuestos contratos de colaboración en los que el partido de Montoro crearía a los pobres para que Cáritas tuviera trabajo. Pese a la críticas vertidas desde medios de comunicación de todas las ideologías, tres días después, el ministro de Hacienda defendió a sus subordinados, señalando que las críticas van contra la honorabilidad de los funcionarios.No podemos negar que la comparación en términos legales del aspecto señalado puede tenerse por cierta, aunque habrá que dejar que el criterio del juez decida en el caso. Para ayudarle en su labor y amenizarle un rato aquí os dejamos algunas semejanzas entre el PP y Cáritas.



Está claro que no es fácil buscar parecidos entre el PP y Cáritas. No hay duda que el informe de Hacienda cita una realidad, que es bastante discutible, pero en fin las comparaciones son odiosas y más cuando los dos objetos tienen lo mismo en común que "un elefante y una pistola".