1 de octubre de 2014

Esther Fernández

Curso nuevo, novatos nuevos. Y son éstos últimos los que tienen que sufrir las duras consecuencias de ser los querubines de la carrera: las novatadas. A pesar de declararse prohibidas desde todos los ámbitos de la educación (aunque más específicamente desde el mundo universitario), los veteranos  no parecen dispuestos a renunciar a ellas.
Esther Fernández

¿Gamberradas o formas de integración? La mala fama de las novatadas viene de una serie de “pruebas” que por su brutalidad pueden resultar vejatorios. Las novatadas nunca deben suponer una situación humillante, molesta o dolorosa para el novato. Sin embargo, las novatadas de este nivel son escasas y no es común que se produzcan, al menos en Valladolid.

Dentro de la Universidad de Valladolid, las novatadas tan solo constan de juegos (muchos de ellos relacionados con el alcohol), los llamados “pringues”, donde los alumnos de nuevo ingreso sufren una lluvias de huevos y harina y pequeños retos que el novato debe cumplir como cantar, desfilar o vestirte de forma ridícula. Tan sólo en colegios  mayores y residencias universitarias, estas particulares forma de bienvenida pueden resultar un poco más duras y largas de lo normal.

Los novatos acceden a ellas porque son una manera de romper el hielo con los nuevos compañeros y con el resto de veteranos. En la mayoría de los casos, cumplen ese objetivo. Aunque la creencia  extendida de que las novatadas son sinónimo de humillación provoca que muchos alumnos no acudan a ellas.

 Las consecuencias de las novatadas

Son muchas las titulaciones que  las llevan a cabo (Medicina, Física, Periodismo, DADE entre otras). Tantas novatadas juntas suponen un destrozo para las instalaciones de la Universidad. Especialmente, en las inmediación de la Facultad de Filosofía y Letras, lugar por excelencia para la realización de las novatadas. Después de éstas, son los servicios de limpieza los que tienen que labrar con el rastro de papeles, bricks de vino, cáscaras de huevos y demás.
Esther Fernández
Si algún inconveniente tienen las novatadas en la Universidad de Valladolid son, precisamente, este tipo de deterioros y no tanto la crueldad de estas práctica supone. Hasta ahora, no se han dado a conocer casos extremadamente duros contra los alumnos, pero sí es evidente que implican un gran estropicio para las instalaciones universitarias. Por suerte para los servicios de limpieza, las novatadas son un acontecimiento anual.

Esperemos que sea éste el principal inconveniente de las novatadas y que no llegue a nuestros oídos ninguna noticia desagradable que degrade las novatadas, un acto de diversión, nunca de humillación.

30 de septiembre de 2014

@bizarrenfant

 
¿Eres universitario? ¿Estudias un grado? Si es así te resultarán familiares el término "prácticas externas". Las prácticas en empresa (curriculares) existen desde hace tiempo, pero con la aparición de los grados y los masters con el plan Bolonia se normalizaron y ahora son una asignatura más en la mayoría de ellos.

Wikipedia

Hablemos de un grado en concreto, el de Periodismo (que es lo que estudia la que firma). En esta carrera, las prácticas curriculares son de carácter obligatorio y están incluidas dentro del plan de estudios. Cada universidad lleva de forma diferente sus prácticas. En la UVa (Universidad de Valladolid) las prácticas convalidan seis créditos del plan de estudios, con lo que supone una asignatura. En la UEMC (Universidad Europea Miguel de Cervantes) los estudiantes de periodismo tienen que cursar dos veces las prácticas para cubrir los doce créditos.
 
Una vez eliges hacer las prácticas, tienes que escoger la empresa. Dejando de lado en qué ciudad quieras hacerlas, debes decantarte por un medio. Es el momento de decidir qué tipo de periodismo te apetece probar primero. Cada uno tiene sus propios horarios y dinámicas. También tienes la posibilidad de no trabajar en un medio de comunicación y hacer las prácticas en un gabinete de comunicación.
 
La gran pregunta que se plantean los estudiantes de Periodismo que todavía no han cursado las prácticas externas es “¿voy a tener que servir cafés?” y la respuesta es que no, que hoy en día ya no te mandan hacer las tareas de “secretario”  aunque es verdad que los quehaceres varían mucho según el sitio.

También depende de la época del año en la que tengas que hacer prácticas, no es lo mismo ir en verano a sustituir a todos los que se vayan de vacaciones a cubrir las fiestas de tu localidad mientras tus amigos están en la playa, que en invierno, cuando hay temas más serios y más trabajo que hacer (y te toca compaginar tus prácticas con las clases). Así que, en principio, no hay nada que temer si no sabes manejar una cafetera, aunque tus compañeros te agradecerán mucho que les ofrezcas un café a media mañana así que piensa que nunca es mal momento para aprender.
 
Juan J. Martínez
 
Y hablando de aprender, si hay algo seguro en las prácticas externas de periodismo, sobre todo las de los medios, es que adquieres conocimientos que no podrías obtener en ninguna otra asignatura del grado. Es el eterno debate con los profesores: ¿es tan necesaria la teoría en una carrera como esta?
La teoría es lo que marca la diferencia entre aquellos periodistas que se han formado y tienen estudios y los que no, pero es evidente que en un sentido más utilitario aprendemos mucho más trabajando en un medio de verdad que haciendo ejercicios para clase, no solo porque quien te va a corregir es un periodista que ejerce la profesión en ese mismo medio, sino también porque te acostumbrarás a la rutina profesional y a asumir las responsabilidades propias del oficio.
 
Y ya que en las prácticas aprendemos mucho más como periodistas, y que esto de conseguir trabajo pinta un poco mal, cuando terminemos la carrera nos queda la opción de las prácticas extra-curriculares, para seguir formándonos. Eso sí, para los ilusos, será mejor que no vayáis con grandes esperanzas de obtener remuneración por ellas. ¡Los tiempos ya no son lo que eran!

29 de septiembre de 2014

Un curso más, Periodistillas vuelve a las andadas. Mañana volvemos a publicar de forma regular.
Este año resultará algo diferente porque muchos redactores ya no escriben con nosotros, aunque tenemos nuevas personas que los sustituyen. Habrá algunas novedades más, que se irán desvelando en los días sucesivos.
 
Wikipedia

El horario de publicaciones también será diferente. Publicaremos de lunes a viernes y los fines de semana los reservaremos para colaboraciones puntuales o entrevistas.
Los interesados en colaborar con el blog, bien sea redactando artículos o de cualquier otra forma, pueden ponerse en contacto con nosotros mediante nuestro correo electrónico: periodistillasvalladolid@gmail.com
Esto es todo por ahora. Recordad que podéis seguirnos en las redes sociales: Facebook y Twitter.
 
¡Buen comienzo de curso!

12 de agosto de 2014

Primera parte del reportaje aquí

@JimmyTurunen, Víctor Parra/ @vparra89 y Alejandro Andrés/ @alexrubio92

Un reglamento problemático
Y es que es precisamente ese reglamento nacido en 2012 y que tiene como referencia la Ley de 1992 de las Escuelas de Música y Danza el que más disputas ha generado. Según explica Bustos, al quitar los órganos de dirección y de participación desaparecía la idea de escuela. Pero el resto del reglamento permanecía similar a lo que exigía la Ley de 1992, firmada por Rubalcaba cuando era secretario de Estado de Educación.
 
 
 Excepto dos puntos clave: el primero, en los objetivos, que, calcados a la Ley nacional, se olvidan del apartado f (“(…) es objeto de las Escuelas de Música y Danza desarrollar una oferta amplia y diversificada de educación musical, sin límite de edad”). En este punto de las edades hace especial hincapié la Federación Española de Municipios y Provincias que, colaborando con el Ministerio de Educación formalizó un documento de explicación y apoyo a las Escuelas Municipales.
 
“La experiencia nos está demostrando cómo las escuelas municipales de música pueden atender a cualquier usuario, sea de la edad que sea”, señalan en este dossier desde la FEMP. “No solo esto, sino que la actividad de los diversos conjuntos instrumentales de una escuela municipal de música permitirá crear más espacios intergeneracionales que otro tipo de actividades ofrecidas por equipamientos municipales (como por ejemplo las deportivas)”
 

Por otra parte, el nuevo reglamento también es criticado porque la formación instrumental (a partir de los ocho años de edad) se reduce a tres años, con lo que la vida musical queda limitada e incompleta. Para poner un ejemplo, en la Escuela de Música de la Victoria, que forma parte de las actividades culturales que lleva a cabo este barrio vallisoletano, los cursos con formación instrumental son entre seis y siete: primero un año de curso puente (que se hace entre los siete y ocho años) y después tres cursos de ‘Nivel inicial’ y otros tres de ‘Nivel Superior’, que pueden continuarse cuantos años sean requeridos.
 
Y todo esto, a la Escuela Municipal de Música Mariano de las Heras, que tradicionalmente tenía como sedes el colegio Cardenal Mendoza y el García Quintana (ambos en el entorno de la plaza España), le termina de hacer un daño irreversible. “El Ayuntamiento generó un caos intencionado, es decir plantea una reforma en una escuela que necesitaba una, pero no en esa medida, y genera desconfianza en profesores, empresa, alumnos…etc. Y la escuela tiene que cerrar”, explica Bustos.

En los días siguientes a la aprobación del reglamento, en septiembre de 2012, los grupos municipales y los miembros de la escuela se dispusieron a negociar con la Concejala de Participación, Domi Fernández, y León de la Riva. Varios de los asistentes a esas reuniones notifican una sensación de saber que ya estaba todo decidido. “Les hicimos una oferta para gestionar la escuela entre los profesores a modo de cooperativa, de forma que el coste de la Escuela fuese cero”, señala Mario, antiguo profesor, no hubo acuerdo y a la última de las reuniones con el personal de la escuela, recuerda que no se presentó un miembro del Ayuntamiento, en su lugar apareció un joven de Nuevas Generaciones.
 
 Además, una vez convocado el concurso, sin el nuevo reglamento aprobado y todo en el aire, se obligó a Músicos y Escuela a presentar un Plan Educativo, que posteriormente “se quedó en papel mojado”, según Puente. El concejal del PSOE relata también que al reunirse con los miembros de la escuela descubrió que se les había aprobado un Plan de Estudios totalmente distinto.

“Tenemos una academia”, denuncian todos los afectados. Tras el fin de la relación entre Músicos y Escuela y el Ayuntamiento, se convocó un nuevo pliego en octubre de 2013, pero esta vez cerrado y por debajo de los 18.000 euros, algo difícil. “Ante todo es dudoso”, señala Bustos. La invitación del Ayuntamiento fue enviada a siete empresas en el mes de agosto, único periodo en el que era posible presentar una oferta. Sólo cuatro pudieron optar a la herencia de Músicos y Escuela. La Concejalía aseguró que todos los participantes eran empresas de reconocido prestigio y experiencia, pero la resolución no dejó de sorprender. “No se aceptó la oferta más barata”, señala el grupo socialista.
 
El grupo del gobierno había denunciado haber llegado a esta situación debido a los altos costes que entrañaba la escuela, pero eso no es lo más llamativo. Impulso Musical, la ganadora y actual adjudicataria no tenía ni prestigio ni experiencia: cuando se realizó la concesión a la empresa aún le faltaban algunos trámites burocráticos para completar su registro como negocio en el registro mercantil. Más tarde, tal y como señaló la oposición, se demostró la afiliación al PP de los actuales gestores. “No voy a criticar la calidad en base a la ideología, ni decir que no puedan estar afiliados”, señala Bustos.

Al menos durante el último concurso de este verano, el futuro de la escuela no estaba en el aire y sí hubo una ventanilla para que los alumnos se pudieran matricular. Impulso Musical dice contar en la actualidad con 500 alumnos, pero todos los consultados destacan que este no es un dato “creíble”. Al parecer y con la confianza de que al final de curso se de una información más exhaustiva, el actual número se compone por los participantes en todas las actividades programadas por la escuela. Así, si un alumno participa en una actividad ‘extraescolar’ y además da clases, se le contabiliza como dos alumnos.

Porque al final, un hobby como la música, debería tener cabida en todas las sociedades de igual forma. La cultura musical entre los más pequeños y los más mayores es positivo para todo el país. Por eso, desde la Unión Europea de las Escuelas de Música, que da cabida a 26 países miembros, que se traducen en más de 6.000 escuelas de música, 4 millones de estudiantes y más de 150.000 profesores explican que estos entes “posibilitan a las personas participar en el hecho musical en cualquier nivel hasta llegar a la preparación para los estudios profesionales”.
 
 “Una escuela de música puede desarrollar proyectos que integren grupos sociales diferentes alrededor de la práctica musical colectiva, especialmente cuando esta práctica está liderada por profesionales que saben gestionar grupos, conocen repertorios diversos y trabajan con didácticas motivadoras”, explican en el documento sobre las escuelas desde la FEMP. 
Bajada de precios
En cuanto a precios, actualmente la nueva escuela ofrece una matrícula bastante más barata que otros años. Desde este año han conseguido crear una matrícula para los más pequeños de 100 euros al año, algo impensable hace dos años. Aunque, de momento, las cifras para los antiguos alumnos no están claras, ya que a pesar del precio hay ciertos aspectos que se desconocen. “El coste es menor, pero no sabemos todo porque es verdad que el contrato solo llegaba a los 18.000 euros, pero también es verdad que el Ayuntamiento ha asumido costes que no estaban en el contrato, como publicidad”, señala Óscar Puente.
 
 "Si hay que ahorrar no es en educación y si hay que ahorrar hay que hacerlo de la mano de los que saben, los que estaban ya en la empresa y sabían de dónde se podía quitar”, dice el líder de la oposición municipal. Además, en este sentido, las horas lectivas de los alumnos con formación instrumental se han reducido. El lenguaje musical ha pasado de dos a una hora semanal y las clases de instrumento han tenido el mismo recorte.  
Musicalia
Conciertos protesta para forzar negociaciones, grupos de música creados a partir de alumnos como puede ser Boxbite, que forman parte de la oferta cultural de la ciudad han sido fruto de la Escuela de Música Mariano de las Heras, que ha formado una comunidad dentro de la ciudad y así se ha reflejado en el flujo de alumnos de música que se ha creado.

En 2012 ante la confusa situación propiciada por el cambio de reglamento y el pliego, una oferta del Colegio La Enseñanza hizo que varios profesores formaran una empresa, Musicalia, y se trasladaran a este lugar. Con los profesores se fueron un total de 200 alumnos creándose así un centro privado que actualmente compite con la Escuela de Música.
La escisión en este proceso, protagonizada por Raquel Espeso, se produjo en la última reunión del curso 2011-2012. La situación por entonces ya era alarmante y muchos decidieron que esta era una opción con futuro. De momento, las cosas no están yendo mal, ya que según señalan los alumnos, el centro cuenta ya con lista de espera.
Hay quien aplaude la iniciativa y quien la mira con recelo, pero lo que está claro es que toda la culpa ha de recaer sobre la gestión del Ayuntamiento, que forzó una situación de la que poco se ha conseguido. Los costes en sentencias judiciales, la última de abril cuantificada en 50000 euros, han encarecido el coste de una escuela que el consistorio consideraba cara y que con la actual dirección ha aumentado en gastos promocionales ofrecidos por el Ayuntamiento (carteles y conferencias). “Lo que hemos conseguido ha sido un aborto de curso y una escuela de música privada”, sentencia Puente.

La escuela de música era uno de los múltiples recursos culturales que ofrecía Valladolid, pero Alberto Bustos no lo duda: “todo lo de la música es una anécdota porque no es lo más importante de la ciudad, pero es un ejemplo de la gestión municipal contra la cultura y quién está detrás de todas las empresas con concesiones”.

Puede que Bustos tenga razón y el tema de la Escuela no sea lo más importante para la ciudad. Pero al final lo único cierto es que, por insignificante que pueda parecer el caso en una España en la que si no estás imputado no eres nadie, una vez más el Consistorio demuestra que el dinero es más importante que todo lo demás, incluida por supuesto la Mariano de las Heras. La última palabra la tendrán los tribunales, aunque ya lo dijo Séneca: “Quien no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto”.

8 de agosto de 2014

Esther Fernández/ @18_Esther_

Más de 600 palestinos y 27 soldados israelíes han muerto en casi dos semanas de conflicto. Según informó la ONU el 31 de julio, un 80% de las víctimas en Gaza son civiles, entre ellos, más de 100 eran niños.
Foto: Wikipedia
 
La situación entre Israel y Palestina es probablemente el conflicto internacional que más ha dado que hablar desde la desaparición y asesinato de tres estudiantes judíos en Cisjordania, a principios del mes de julio. Las muertes que han sido atribuidas al grupo islamista Hamás, pues dos de los presuntos autores eran miembros de Hamás.
 
Israel no tardó en destruir las casas de los dos palestinos a los que acusaron de haber cometido los asesinatos. Más tarde, unos ultraderechistas judíos quemaron vivo a un joven palestino en represalia por el triple asesinato. El propio Benjamín Netanyahu condenó este acto. Todo esto en pleno mes del Ramadán.
 
Sin embargo, esto hechos no son la razón en cuestión del conflicto, más bien es la gota que colmó el vaso. Algo que solo ha hecho estallar una situación que ya era tensa entre ambos países desde que se creó el Estado de Israel.
 
El principal objetivo de Israel es acabar con Hamás y con todo su poder político y armamentístico. Sin embargo, como ya fue señalado por los periodistas israelíes Gideon Levi y Ron Ben-Yishai en una entrevista para la CNN, cada vez que Israel lleva a cabo una operación militar contra el grupo de Hamás éste vuelve con más fuerza y armamento.
 
En 2008, Israel emprendió la operación Plomo Fundido. Después vino en 2012 la operación Pilar de Defensa, en la que Hamás volvió con más fuerza y nuevas armas. Cuando finalice la operación Filo Protector (la actual), posiblemente, a largo plazo tenga la misma consecuencia.
 
Foto: Wikipedia
Se han ofrecido y discutido muchas treguas. Una de ellas es la propuesta por el Secretario de Estado norteamericano John Kerry en El Cairo, cuyas condiciones finalmente no fueron aceptadas por Israel. Hamás reivindica el fin del bloqueo económico y el asedio militar que Israel impone a la Franja de Gaza, mientras que Israel exige el desarme de Hamás. Algo que según ha remarcado el líder del grupo, Jaled Meshal , no se hará hasta que Israel se desarme también.
 
En una ocasión, Benjamin Netanyahu afirmó que si Israel se desarmara, ya no habría Israel. Israel tiene la mala suerte de estar situada geográficamente entrono a numerosos enemigos (Siria, Líbano, Egipto…).Si se desarmara, sería un blanco fácil para todos ellos.
 
¿Qué pasa con Hamás?
 
Los medios de comunicación mencionan a menudo la crueldad del Estado de Israel contra el pueblo palestino. Pero ¿y qué pasa con Hamás? ¿Por qué no protege a sus ciudadanos como es obligación de cualquier gobierno? Porque cuantos más cadáveres haya, más simpatía internacional ganan ellos. Hablamos de un grupo considerado terrorista (incluso por la propia ONU) que utiliza a los palestinos como escudos humanos y cualquier lugar público como resguardo de sus armas. Un grupo cuya filosofía es: cuantas más muertes graben las cámaras, mejor.
 
Puede que la operación militar de Israel cuente con una estrategia poco estudiada, a veces parece casi improvisada, pero no se puede negar que al menos ellos cuidan y curan a sus heridos como es debido. Al fin de al cabo, son los civiles, tanto palestinos como israelíes las auténticas víctimas de este conflicto.