6 de febrero de 2011

Hay que despertar


El mundo árabe despierta, cansados de décadas viviendo en manos de corruptos dictadores, han decidido adueñarse de sus vidas y plantar cara a su destino.
Sí, esos árabes que solo creíamos capaces de tirar bombas y matar están dando una lección al mundo de como se debe luchar por nuestros derechos, nos están dando una lección derrumbando las barreras de la hipocresía al poner en tela de juicio un mundo gobernado por desaprensivos. Está claro que la civilización degrada a muchos para exaltar a unos pocos, pero cuando esos muchos se rebelan contra esos pocos ocurren casos como los de Túnez y Egipto.
Mientas todo esto ocurre, es cierto que los países europeos y Estados Unidos se han pronunciado en favor de la liberación de dichos países, pero claro qué bonito es hacerlo desde el burladero, desde donde no poder ser alcanzado. ¡Qué bonito es hablar y criticar cuando otros han hecho su trabajo antes que usted, señor Obama! ¿Cree usted qué les interesó su opinión a los tunecinos, cree que les interesa su opinión a los egipcios? ¿A quién intenta engañar con esos aires de libertad, tachados de patriotismo americano?. ¿Dónde ha estado su país y el mundo durante los 24 años de dictadura en Túnez y los 30 de Egipto?
Créanme mientras que cada uno no sea su propio líder, la humanidad está condenada a la disidencia, la sumisión o peor aun, la ignorancia consentida que no es entendida como inocencia, sino como pecado.
La verdad es que estos actos están teniendo una repercusión enorme, en gran medida gracias a los medios de comunicación, que aun cuando no se los permite hacer su trabajo, en el mejor de los casos, en muchas otras son apaleados. Y son estos actos los que nos hacen recordar quien realmente posee el poder, por mucho que se empeñen en silenciarlo.
Porque fueron somos, porque somos serán.

5 comentarios:

J.B. dijo...

Ya te digo, ya era hora de que esta gente se echara a la calle!
Y lo de Estados Unidos es demagogia barata, macho. Llevan siendo aliados de Mubarak y apoyando su régimen treinta años y ahora que todo el mundo se pone en su contra ya le dicen que se vaya. Tiene cojones.

Juan Carlos Castro Simón dijo...

la situación tampoco es tan bonita como la pintan. Si EEUU ahora da el apoyo a la salida de Mubarak es porque, en una democracia, aunque la gente quiera, si el partido que gana ante unas elecciones libres es anti occidental y, más aún, islamista, se ven dañados los intereses de la principales potencias del mundo en ese territorio hasta entonces explotado apoyando a dictadores. En esta situación y ante poder del partido Hermanos Musulmanes lo lógico es que Obama, como líder del mundo, no quiera permitir su legalización y por tanto, aunque apoye la salida de mubarak, para evitar que en la revuelta el islamismo se refuerce,no apoya una democratización del sistema sino un simple cambio de mandos, porque no hay democracia sino se permiten algunas ideas, por radicales que sean.
Analizando esto, o el estado del Partido Comunista en EEUU, ¿existe la democracia?

Juan Cruz Peña dijo...

Mucha incertidumbre amigo por los movimientos que se están produciendo en el magreb. Esperemos que estas revueltas populares acaben en trancsiciones democráticas de verdad. Lo dudo. Y lo que es peor; el avance del integrismo islámico. Esperemos que no salgamos de Málaga y nos metamos en Malagón. Pero sinceramente no tengo mucha espereanza de que estos países acaben en democracias verdaderas. Tanto por presión del mundo integrista como por omisión del mundo occidental... consecuencias de una, no tan lejana, guerra fría y tal vez algo de "wikiespabila-wikileaks".

Juan Carlos Castro Simón dijo...

Solo decirte Juan, que quizá el integrismo es lo que los egipcios se merezcan si a través de las urnas el pueblo vota mayoritariamente a los Hermanos Musulmanes. Egipto es un país musulmán y los integristas es uno de los grupos más presentes en la lucha contra Mubarak. Puede que Alá sea peor que Málaga (y mira que ahí hay más corrupción que en el antiguo Gobierno de Ben Alí en Túnez), pero no es a occidente al que le toca decidir eso. Puede que tengamos intereses en esas zonas y que esos grupos sean antioccidentales, pero si lo son, es en parte a la inestimable colaboración de los países desarrollados. Lo que no podemos es venderles la democracia como la libertad si colocamos en el poder una persona aliada de EEUU y apoyada más en ese país que en el Estado africano, cosa que parece probable que suceda. Sino, por qué Obama ha deslegitimado el propio Gobierno reformista que él junto al dictador árabe designó.
El integrismo no le veo como una opción buena en la mayoría de los aspectos, pero sí propia.

adrián dijo...

hombre de momento, es cierto que no han empezado demasiado bien admitiendo que quieren hacer una democratización a la "turca". visto lo visto en este país... de democracia tiene más bien poco. el primer paso es establecer un país laico (tratándose de movimientos islamistas), que de momento parecen estar dispuestos a asumir. en qué acabarán estas manifestaciones... está por ver. pero sin duda derrocar a un dictaror es el primer paso.

Publicar un comentario