7 de abril de 2011

Baby, Baby, Baby, ooh, Baby

¡Ha llegado el gran día! Son miles, llevan más de una semana esperando a su gran ídolo. Una semana de tiendas de campaña, de comer bocadillos y todas esas cosas que suele hacer uno en vacaciones, en fin de semana, en la playa o en un camping. Pero en este caso el escenario no es otro que la calle, exactamente la puerta del palacio de deportes de Madrid. ¿Y la temporada? primaveral en pleno transcurso del periodo escolar. Pero fíjense ustedes que la ocasión merece la pena, todo esfuerzo es poco para ver a ese titán sobre los escenarios, esa leyenda viva capaz de movilizar masas, ese virtuoso genio de la canción… ¡No no! No ha resucitado John Lennon, no Freddie Mercury tampoco, ¡A que estuvisteis viendo a los Rolling Stones y a Bruce Springsteen y no se armaban colas de una semana! Pues fijaros del calibre del artistazo que ha tenido la deferencia con sus fans de pasarse por Madrid. Seguro que ya sabes de quien os estoy hablando ¡claro! no puede ser otro que el excelso ¡Justin Bieber! Sí, ese fenómeno que no le ha hecho falta sacar más que un disco para congregar más gente que Sabina después de haberse fumado varios estancos llenos de tabaco mientras componía canciones. Pero claro, este chico lo tuvo muy difícil en sus comienzos, al parecer cantaba y subía sus vídeos a Internet, de qué se quejaran esos roqueros trasnochados que se pasan la vida en la carretera, ¡apestosos borrachos melenudos!. Lo de Justin es un ejemplo para jóvenes como él de esfuerzo, sacrificio, constancia, talento. Así que conocidas las proezas del imberbe adolescente, todas conseguidas con el sudor de su frente, lo de menos es su imagen, su apabullante presencia en el escenario, su look rompedor, eso para Justin y sus fans es lo de menos, lo suyo es algo mucho más profundo que todo eso.

Por todo lo citado anteriormente es normal que se encuentren con que miles de jovencitas y jovencitos pasan una semana ausentes de sus cursos, y es que el motivo no crean que es baladí, el premio de tan ardua espera bajo las inclemencias del tiempo supone nada más y nada menos que situarse en el concierto en primera fila, si ahí, a solo metros de Justin, -¡Oh Justin! Si te diera por escupir quizás sería yo el afortunado de recibir tus adorables babas-. Pero bueno todavía pueden encontrar casos si caben más bonitos. Como esa madre que ha aparecido en todos los telediarios, que ha hecho la espera de una semana por su hija y así no tenga que perder toda la semana de clase. Valores como esos son los que se deben transmitir a una hija para que el día de mañana tenga bien claro los grandes sacrificios que hizo su mamá por ella. No es que los otros papás no quisieran, seguramente con esto de la crisis no podían abandonar sus trabajos, probablemente se pasarían después del trabajo para ver si sus hijitos estaban bien, ¡pobres! una semana tirados en la calle, ¿los deberes o exámenes? ¡ya los harán cuando acabe el concierto hombre! que ahora con los nervios es imposible que puedan concentrarse en esas cosas. Ya les pondrá al día sus compañeros los que no han ido, sí los de los padres carcas, pobrecitos no van a poder estar cerca de Justin, para una vez que viene en la vida solo por que hay clase y no les dejan faltar. ¡De verdad que falta de sensibilidad! Dicen que no les dejan porque las clases son obligatorias, que el estado se gasta miles de millones de euros con los impuestos que ellos tienen que pagar en darles una educación. ¡Que tonterías! dentro de unos años cuando sean más mayores y se den cuenta del trauma que les crearon por no dejarles ir ¡SOLO PORQUE HABÍA CLASE! Sin embargo dentro de unos años nosotros podremos agradecerles a nuestros padres su comprensión. ¡Qué buenos que nos dejaron perdernos más de una semana de clase, les estaremos eternamente agradecidos! Y es que la causa mereció la pena. Baby, baby, baby ooh baby…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Qfalta de sensibilidad con las gruppys o como se escriba....desde luego...esta de moda ser inculto, porque fomentas lo contrario?jaja. Un saludo palancanita

Justin Bieber dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=v7w-Dqq8maI

Anónimo dijo...

Viva la niña de Justin BiEEber!!

Publicar un comentario