28 de abril de 2011

El Silencio

El silencio es algo que no se llega a apreciar fácilmente. De hecho muy pocos saben de su valor y lo utilizan como se debe. Un silencio a tiempo, dice más que mil palabras, que toda la obra de Shakespeare y las novelas influidas por ella. ¿Quién se atreve a cortar con una burda palabra las tiernas caricias que se hacen con las miradas los enamorados?
Esto es tan cierto como que el tiempo corre, que el viento es aire, que el sol es una estrella y que los políticos españoles han aprendido de las virtudes de esta característica ambiental tan poco valorada. El primero fue Rubalcaba, que decidió dar comunicados en ruedas de prensa sin conceder tiempo a las preguntas que proceden, como uno lee más allá de los ojos de su amada, los periodistas leerían más allá de los ojos de ese amante de la Política. Un enamorado.
“Pasó un ángel” así se explica, no hay otra forma posible, nadie dijo nada, medios, periodistas y en última instancia la población, no pidieron explicaciones, estaban deslumbrados, ante los ángeles no se puede hacer nada. El ministro se levantó de la silla, sin arrastrarla, para no hacer ruido y se marchó. Todo fue en absoluto silencio, ni siquiera cuando el vicepresidente abandonó el lugar se oyeron los flashes de las cámaras de fotos.
El PP, vistos dichos efectos, y la atracción que sienten los ángeles por estas ruedas de prensa y con la necesidad de milagros divinos para solventar su crisis interna, copió la medida, entre los aplausos callados de los redactores de cada medio que se vieron con menos información y más facilidad a la hora de sintetizar los mensajes de nuestros dirigentes. ¿Quién puede decir que no a una medida que atrae a los ángeles, y seguramente a otros seres divinos?
Y es que el silencio es la canción más hermosa que se puede escuchar. Sus no sonidos concuerdan en cualquier espacio, en todas las circunstancias. Un segundo de no sonido en una conversación es tan necesario como lo es el respirar a lo largo de la vida. Ante tal situación nadie se puede quejar. La mirada profunda de nuestros políticos nos dice el resto, aquellas cosas que en su boca no se pueden expresar porque no son explicables o no merece la pena conocer.
Incluso se puede decir que la medida es mejor, los que antes insultaban a la población con sus palabras y contradicciones ya no lo hacen, mejor dicho, cuentan, porque hacer lo siguen haciendo desde el momento que se comparan con Churchill o Brant, falta a los difuntos y a  todos los que sabemos diferenciar una labor pública de un pirata, que busca el voto con el mismo empeño con el que se busca el cofre del Tío Joe, en una pantomima que tiene como escenario principal el Congreso y como bastidores las grandes empresas de comunicación.

3 comentarios:

J.B. dijo...

¿Has oído lo del boicot que van a hacer, no? A ver si es verdad...

Juan Carlos Castro Simón dijo...

No lo creo, hay cosas que no se pueden mezclar y ahora están mezcladas, Rosseau ya separó tres poderes que aun siguen juntos, hoy día hay otro poder más, pero la cosa será lo mismo

Anónimo dijo...

Bravo

EMP.

Publicar un comentario