22 de mayo de 2011

Miente y Gana

Alguien se ha preguntado alguna vez: << ¿Qué pasaría si al “Mentiroso” - el mítico juego de cartas – le mezclamos con las normas del “Monopoli”, el “¿Quién es quién?”, el “Cluedo” y todo esto lo regulamos con la internacional norma de la “Oca”: “¡Es que en mi casa jugamos así!”?>>.
No, ahora, 36 años después no podéis robar la idea y patentarla vosotros. El juego en cuestión se llama “Democracia”, en su versión larga, “¡Miente y Gana!”.
Parece mentira que hayamos llegado a este punto pero la verdad es la verdad y otra cosa sería política. El juego en el poder del Partido Liberal, recientemente se ha descubierto que su fundador fue Sagasta y no Pablo Iglesias como hasta ahora se suponía, y el Partido Conservador, que más que con Fraga tiene que ver con Cánovas, ha llevado a esta invención, república, dictadura y transición por medio.
El juego es simple, como el “Mentiroso” consiste en engañar a más gente, valiéndose de comprar Ayuntamientos y políticos por un módico precio como en el “Monopoli”. Además puedes eliminar a tu rival acusándole de un crimen que tú mismo has cometido - “El Cluedo” - y desvelando su verdadera identidad, siempre y cuando, como en el “¿Quién es quién?”, no te descubran a ti antes.
El juego se empieza con un presidente y otro que intenta quitarle el poder, para ello pacta con los demás jugadores, que están en la casilla como la del Pozo de la “Oca” con dejarles avanzar unas tiradas de dados o medidas legislativas más. Pero el presidente, no se deja ganar así como así y acusa al otro concursante de robar de la Banca en el “Monopoli” y hacen que sean juzgados por una Justicia, que ante las presiones de los medios, ha perdido la Balanza.
Mientras para dar ambiente al juego las voces de los que están en la casilla del Pozo se mezclan con las mentiras del presidente para mantenerse en el poder, como por ejemplo: “No hay crisis” o “Obtendremos el pleno empleo”.
¿Cómo acaba el juego? No se sabe, solo que si pierdes después de haber comprado los sindicatos, el París del “Monopoli”, evitar que los condenados al Pozo salgan de él impidiendo el acceso a páginas web con motivo de la piratería, vendiendo los logros deportivos como propios y prohibiendo el tabaco para no gastar en la Seguridad Social, gasto que también se ahorran con las pensiones, puedes justificar tu derrota por haber tomado “Medidas Impopulares” que no te hacen mejor, pero sí peor al otro. 
Por medio y como grandes damnificados quedarán, como siempre, los que están en el Pozo, una gran acampada en la Puerta del Sol y sus voces a las dos fichas participantes que compiten en el tablero y se niegan a escuchar a los demás.

3 comentarios:

D M K dijo...

Juan Carlos, este es un gran artículo! Buen trabajo!

Anónimo dijo...

Hey !! soy el "camello de las pelis" jejeje
me ha gustado mucho la comparación con los juegos de mesa, pero la Democracia es algo más que eso y nos ha costado muchos años conseguirla. No confundas a los políticos con la Democracia.

El yonki de las pelis dijo...

Los políticos son los máximos representantes de la democracia y por lo tanto si ellos están corrompidos la imagen de la democracia lo está del mismo modo. Aquí tiene que cambiar algo, lo que no puede ser es tener en los medios a dos personas insultándose en una pelea de novios tipo: "Te quiero""No yo te quiero más".
La democracia es el sistema que más libertades da al individuo, sin embargo el actual sistema no solo nos resta libertades a la hora del voto, sino que nos insulta con total impunidad.

Publicar un comentario