16 de octubre de 2011

El Ejército del Bienestar

Nunca dejará de sorprenderme el amor del Homo Sapiens hacia muerte y la violencia. No sé si es algo heredado de nuestro primo hermano el mono o es un factor que hemos ido explotando a lo largo de nuestro desarrollo como seres “inteligentes”.

Año tras año, como buenos ciudadanos, es nuestro deber acudir al desfile nacional de las Fuerzas Armadas, para recordar aquel glorioso día en el que Colón descubrió un continente, que para nadie era una sorpresa, y también para recordar con cierta nostalgia a los espectadores aquel mes de marzo del 39. Pero señores, ¿es que estamos desvirtuando la realidad? Las armas están concebidas para matar y nunca para llevar la paz y la prosperidad a un país. En Afganistán no hacen falta fusiles, en Iraq no hacen falta carros de combate. En estos lugares hace falta que les ayudemos a salir del pozo en el que en su día les metimos.

La desmilitarización debería ser un derecho constitucional y en cambio el Estado no deja de malgastar dinero en chatarra para guerrear. Porque cuando un Estado congela algo tan básico como las pensiones y se gasta 1500 millones de euros en 24 helicópteros, algo falla. Cuando un estado laico debe pagar  600 millones de euros en fondos a la iglesia par el pago de los profesores de religión, en vez invertirlo en beneficio de las personas con algún tipo de minusvalía, algo falla.

Y es que las rebajas del Corte Español han llegado a lo más básico, al bienestar de las personas. Las tijeras sujetadas por la mano izquierda con el terrible beneplácito de la derecha están haciendo mella en una sociedad harta de sentirse títeres. El problema no radica en que se haya gastado mucho dinero, o que nos hayamos acostumbrado a un nivel de vida por encima de nuestras necesidades. Miren, el problema es más que obvio, y es que mientras unos sufren por llegar a fin de mes, otros son indemnizados con 23,6 millones de euros por llevar a la quiebra a los primeros. ¡Qué no puede pagar los mismos impuestos el panadero de mi barrio que el señor Fraga con un patrimonio de un millón de euros y un plan de pensiones de 200.000 euros, hombre!

Pero está visto que aquí nosotros no pintamos nada y que seguramente, como casi siempre, cuando el pueblo pida pan, el Estado no dará mas que leña.

12 comentarios:

Juan Cruz Peña dijo...

Curiosos los publicistas, mientras chigry habla de las bondades del ejercito, la publicidad que hay en el recuadro de la derecha, al lado de su artículo, es para anunciar un master del propio ejercito...

ADRIÁN dijo...

puff... estos no saben ni donde ponen la publicidad jajaj.

Arehuuucas dijo...

El ejército es necesario, pero solo lo concibo para la defensa -una cosa es no querer guerra y otra muy diferente es decirle al otro que te mate directamente-, solo atacar cuando se es atacado.
Soy ateo y te digo que la Iglesia ahorra mucho dinero al Estado, con sus colegios y sus obras sociales -que también las hay, no es solo sermón-.

Vicen dijo...

¿Que la Iglesia ahorra dinero al Estado? Por favor, esas obras sociales están financiadas por el Estado, eso no es ahorrar! Podrían hacerse igualmente sin un intermediario como la Iglesia. Además, están utilizando dinero público para dogmatizarnos desde pequeños con la asignatura de Religión. Ninguna religión debe ser subvencionada en un Estado laico, a ver si nos aclaramos. Aunque fuera cierto lo del ahorro. No todo es dinero.
Respecto al ejército algo muy sencillo: todos loa países esgrimen tu mismo argumento, "es para defendernos". Si nadie lo quiere para atacar el argumento pierde fuerza, ¿no?

Arehuuucas dijo...

Cierto, no todo es dinero y sería mucho más ético que el Estado se hiciera cargo, pero que salga más barato en algunos aspectos no es mentira. Estuve en Religión toda mi vida y nunca me intentaron inculcar ningún dogma y me sirvió mucho más que las clases del pinta y colorea de Alternativa, será que tuve suerte.
Si que pierde fuerza, pero yo no me fiaría tampoco, prefiero tener las espaldas cubiertas y no autoinmolarme. Los humanos por desgracia no somos buenos y prefiero defenderme cuando me quieran matar. ¿Tú no lucharías por tu vida?
Cuando España se mete en Irak, Afganistán o Libia soy el primero en ponerse en contra y criticar, pero lo que no querría es que si viniera mañana Francia, por poner un ejemplo, a tirarme bombas, quedarme de brazos cruzados y esperar a que me maten.

Gadafi dijo...

Jaja Arehuuucas, esa es la actitud, "y si vienen los gabachos a atacarme?" Vamos hombre... Siempre habrá ejercitos y siempre habrá guerras porque el hombre es un hijoputa para el hombre

Vicen dijo...

Lo de las bombas ya no se lleva en los países avanzados, os lo digo yo :D. Si algún día nos ataca alguien será con un petardo nuclear que nos barrerá del mapa, o con algún arma química. Pero eso de ir con fusiles ejército contra ejército para derrotar a un país... No sé, para misiones humanitarias es para lo único que lo veo útil.

Juan Carlos Castro Simón dijo...

Sobre lo de la religión, también ante la solicitud por parte de los alumnos se puede contratar a un profesor de islam, lo que no quiere decir que ahí te enseñen a autoinmolarse (tal y como creo que en una actitud mas que criticable, dice Arehucas). Sobre lo del ejército, simplemente cito a Vegetius: "Si quieres la paz prepara la guerra

Bulma dijo...

Yo soy más de Son Gokius

Arehuuucas dijo...

En ningún momento me refería al Islam, Juan Carlos, no te equivoques. Era una metáfora referida a no tener ejército, nada que ver con la religión.

Vicen dijo...

Ya decía yo que no había entendido nada de lo que decía Jimmy...

ADRIÁN dijo...

a ver visto lo visto, y puestos a recortar que es mejor o que preferiria la sociedad: un ejéecito armado y a la última moda norteamericana o una edcación libre y pública de calidad... no sé yo creo q la respuesta es mas que obvia

Publicar un comentario