26 de noviembre de 2011

MUERTO EL PERRO...ACABEMOS CON LA RABIA

Rodrigo Mediavilla Pérez
El pasado 20 de noviembre la ciudadanía española en una sabia decisión, propia de un pueblo que se ha visto estrangulado durante los últimos años por sus gobernantes, supo votar por el cambio y expulsó de la administración general a aquellos manirrotos que han despilfarrado el dinero que en las familias escaseaba, y es que según los últimos datos un millón y medio de familias tienen a todos sus miembros en paro.
Pero el legado socialista va más allá de los cinco millones de parados o más del 50% de paro juvenil, traspasa también el aumento de la población que se encuentra bajo el umbral de la pobreza, atendida en su mayoría por la Iglesia Católica, institución a la que el ilustre gobierno saliente se ha cebado en atacar. Lo peor de la herencia socialista y lo más difícil de extirpar está en el plano de lo moral. Multitud de analistas, sociólogos y también políticos han reconocido que la crisis económica que sufrimos viene precedida de una crisis de valores.
Esta crisis moral se ha visto reflejada en nuestro país en el sectarismo que ha practicado el PSOE durante ocho años, reflejado en leyes como la de la eufemísticamente llamada interrupción voluntaria del embarazo, es decir, aborto; los primeros pasos en lo que a eutanasia se refiere; la introducción de Educación para la Ciudadanía y el adoctrinamiento de la infancia; o la Ley de Memoria Histórica que ha reabierto infinidad de disputas que ya habían sido cerradas en la ejemplar transición a la democracia; sin olvidarnos de la entrada de Bildu en el Parlamento Vasco o la de Amaiur en el Congreso. Son tan solo una retahíla de las numerosas semillas de discordia que ha sembrado el Partido Socialista en estas dos largas legislaturas.
Hemos acabado con el perro, pero la rabia que ha propagado será más difícil de extinguir. En ese sentido Mariano Rajoy tiene una ardua tarea, la de recuperar la concordia entre los españoles, clave para trabajar en unidad por el futuro de España, nación que no se rinde y prueba de ello ha sido el castigo que ha dado en las urnas a aquellos que la han tratado de doblegar con su mala gestión.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

A ver si te enteras, Zapatero ha tenido parte de culpa, pero también Aznar, que a ese ni le nombras. Y punto.

Anónimo dijo...

Madre mía, cuánto cliché derechista y qué panfletista.

Sandra dijo...

¿De verdad eres tan ingenuo de pensar que la situación actual de España es debido a las malas maniobras del PSOE? ¿Por qué no hablas de las de tu amor Aznar? A lo mejor así entiendes por qué estamos como estamos...
Periodistas como tú son los que necesita la nueva Dictadura de Rajoy... profesionales que se basan en la verdad, en contrastar información, en el respeto de las opiniones, en el interés por el resto de la sociedad...

"Acabado el perro se acabó la rabia"...acabada la campaña electoral y una vez ganadas las elecciones se terminó con los buenos propósitos para ese millón de familias en paro, ahora sólo importa una cosa, que los bancos estén contentos y felices. De hipócritas como tú está el Gobierno lleno.

Vicen dijo...

Enhorabuena, Intereconomía te está esperando con las puertas abiertas.

Alejandro Andrés dijo...

Hola Rodrigo, gracias por haber vuelto a escribir en Periodistillas pero quisiera contrastar algunos hechos que tu das por ciertos en tu artículo.
El principal problema de la deuda español se refiere a la deuda privada: empresas y familias. Por eso viene esta crisis financiera, las familias no pueden pagar y los bancos caen.
Los ataques a la Iglesia católica durante estos años no son tales. Yo preferiría llamarlos réplicas. Réplicas a los que se han quitado el hábito para vestirse de oposición. Si los obispos no quieren ser politicos, que no salgan a la calle como los que si lo son. El personaje público que sale a proponer su idea tiene que tener claro que no tiene por qué gustar a todos, entre ellos al Gobierno. ¿No dice la Biblia no juzguéis si no queréis ser juzgados?
Por cierto, fántastico movimiento de muleta que entrelaza la pobreza que ha dejado Zapatero con la que debe cuidar la Iglesia Católica. Primero, está claro que eso lo debiera realizar el Estado pero nunca se debe desestimar la labor que hace la Iglesia Católica. Y segundo, que lo haga la Iglesia no debe suponer un cheque en blanco para que el Estado cambie de laico a católico.
Con lo que dices de que la ley del aborto ha
"dividido" la sociedad estoy en parte de acuerdo. Pero es una parte de la sociedad la que se ha querido apartar porque no tolera que algunos no sigan su modelo de vida. La ley del aborto es un derecho más, nunca una obligación, así que no nos lo cuenten como si se estuviese obligando a abortar.
Lo que dices de la asignatura necesaria de Educación para la Ciudadanía es la primera gran mentira que soltó el PP como oposición. Fue el PP el que quiso dividir a la población y salió a la calle contra una materia que no conocía nadie de los manifestantes por aquel entonces. Y es que todo alumno debe reconocer que hasta Matemáticas puede ser adoctrinante políticamente. Todo depende del profesor. Por cierto, digo necesaria porque durante la Educación Secundaria Obligatoria no podíamos escuchar nada sobre la filosofía de vida y personajes tan importantes como Platón, Aristóteles y demás hasta 4º (Ética). ¿Cuántos de los alumnos que abandonan las aulas no llegan a ese curso? ¿cuántos, por tanto, no sabrían decir nada sobre se debe actuar en sociedad?
Sobre la Ley de la Memoria Histórica, sí, reabre heridas cerradas hace tiempo para algunos, para otros nunca cerradas
A mí no me cuentes milongas de que en España el Franquismo acabó en 1978, en 1981, o en 1996, donde des por terminada tu la Transición, pero
aquí sigue habiendo gente que ordenó matar y familiares de personas que murieron. Y como dijo ayer Jordi Évole en Salvados, "en Alemania
no hay ninguna calle que lleve el nombre de Goebbels". En el buscador de mapas aparece una, en Luxemburgo, glorificando a otro Goebbels.
Y bueno, puesto que siempre acudes al caso de Bildu y Amaiur te voy a recomendar que leas la sentencia del tribunal constitucional
sobre ese partido: http://www.aelpa.org/actualidad/mayo2011/tcsentenciabildu.pdf
Gracias por artículos como este que me obligan a repasar informaciones que ya había olvidado.

Vicen dijo...

Bravo Alejandro. Es necesaria una información fresca, meridiana y honesta. No se trata de ser panfletos andantes de un partido u otro sino de intentar ser honestos con la realidad y de colocar a cada uno en el lugar que merece en función de sus méritos.
No puedo añadir mucho más, veo el reflejo de mi pensamiento reflexivo en tus palabras.

Publicar un comentario