3 de noviembre de 2011

SEÑALANDO CON EL DEDO

Perroflauta. Piojoso. Hippies fumadores de porros. Solo nombro alguno de los adjetivos que multitud de personas dirigen hacia las personas que se encuentran en la Plaza Fuente Dorada, bastión vallisoletano del Movimiento 15-M.
"NUESTRA JUVENTUD, EN LA QUE EL BORREGUISMO GANA ENTEROS DÍA A DÍA, ES UN REBAÑO DÓCIL HACIA UN PASTOR QUE PREFIERE QUE NO PIENSEN"
Esta es la causa por la que la buena parte de la sociedad muestra un sentimiento de animadversión e incluso temor a los integrantes del 15-M, pues se alejan del redil y de su homogénea forma de pensar. Como su estilo de vida es completamente distinto y están emitiendo una verdad que los causantes de la situación actual no quieren que sea divulgada, éstos hacen gala de su poder movilizando a su rebaño en contra del peligro empleando como medio para hacerlo el que son diferentes, que no merecen ser respetados y por consiguiente, su forma de pensar es equivocada y antisistema. El malo es el diferente.

Lo que estas ovejitas no saben es que el pastor les ha ocultado un par de matices, el 15-M es una unión principalmente de jóvenes (Sin olvidar los adultos que simpatizan con ello) que se han aliado para luchar por sus derechos, por su futuro, lo cual afecta directamente al presente, pues la situación actual coarta cualquier posibilidad de que los jóvenes tengamos un porvenir halagüeño. Pero claro, eso no interesa.
"AÚN NO ES DEMASIADO TARDE PARA AQUELLAS OVEJAS QUE PIENSEN DISTINTO Y APROVECHEN LA OCASIÓN PARA SALTAR EL REDIL"
El propósito del 15-M es mejorar la situación de todos los jóvenes, sin olvidar a aquellos detractores que miran mal desde sus camisas y vestiditos. Estos no piensan personalmente nada sobre el movimiento, solo se les ha inculcado un rechazo y lo siguen al pie de la letra. Astuto pastor.

Con el espíritu actual, es muy probable que la plataforma se mantenga y se siga luchando, aún no es demasiado tarde para aquellas ovejas que piensen distinto y aprovechen la ocasión para saltar el redil. Cuantos más seamos, más fuertes seremos.

Mientras tanto, las críticas persistirán para desestabilizar, pero nuestras mentes son capaces de abstraerse de ello y seguir dando guerra. Por nosotros. Por todos. Por ti.



0 comentarios:

Publicar un comentario