8 de noviembre de 2011

SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

No se equivocan los viejos cuando dicen que los jóvenes hemos perdido los valores y  palabras como por favor y gracias se han quedado en el baúl de los recuerdos esperando ser olvidadas. La preocupación por el futuro es nula y lo único importante es el sexo, las drogas y el alcohol.

La política ha cedido terreno y ya da lo mismo que ETA deje las armas o haya 5 millones de parados. Lejos del sexo, las drogas y el alcohol los jóvenes han perdido el interés y viven pensando que el mañana les pertenece sin contar con los demás.

Pero ningún comportamiento surge sin un motivo y toda consecuencia tiene su causa. En este caso simplemente hay que analizar el debate a las elecciones generales. A la izquierda, Rubalcaba, el sucesor de Zapatero; a la derecha Rajoy, el candidato del PP. Los dos principales aspirantes cara a cara. Un socialista y un popular. Un químico y un registrador de la propiedad.

Los temas de por medio no podían ser más jugosos. Una crisis económica sin precedentes, la congelación de las pensiones, los recortes en Educación y Sanidad… Prometía, pero como se dice, todo quedó en agua de borrajas y de lo poco que se pudo extraer del debate fue la lección 4 del curso “Cómo decir poco en muchas palabras”, por cortesía del PPSOE.

Rubalcaba sabiéndoselas ya en la oposición se dedicó a preguntar a Rajoy sobre su programa electoral en una buena labor periodística. De propuestas, alguna mediada populista, rebelde y que suena tan falsa como todo lo que procede del PSOE. Eso sí, el candidato no se olvidó de hacer guiños al movimiento del 15-M, por eso de “río revuelto ganancia de pescadores”. Por su parte Rajoy que se sabía muy bien el guión, aplicó la conocida teoría del “ver, leer y callar”, no vaya a ser que alguna palabra moleste a un votante potencial y se quede sin la mayoría.

En resumen, a falta de propuestas buenas son  corbatas que al menos dan que hablar. Mañana los viejos volverán a decir que los jóvenes no tienen valores y que no les preocupa nada. El día de mañana tendrán que pagar sus pensiones y solo piensan en sexo, drogas y alcohol.

Pero lejos de esta situación están los criticados. Una sociedad concienciada y que sabe que el camino no es el correcto. Ya se han quejado. Sus protestas han abarcado todos los campos: sindicatos, bancos, Europa, Gobierno, oposición, democracia...

Se les tachó primero de porretas y después de perro-flautas, pero no, ellos hacían lo que los viejos dejaron de hacer hace mucho tiempo. Debates como el de hoy demuestran esto.  No se puede cambiar si  la política deriva en demagogia y la demagogia en la pelea del “y tú más”. No se puede luchar en contra de una sociedad cansada y que solo sabe despotricar. No se puede luchar si solo se piensa en la partida, el pasado y criticar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El alcohol es una droga

Juan Carlos Castro Simón dijo...

Tiene toda la razón el alcohol es una droga. Sin embargo la sociedad no la tiene como tal. Por lo cual creo que se puede considerar como punto y a parte. Aunque si Anónimo quiere puede sustituir "alcohol" por "botellón", "fiesta" o la palabra que más le guste.

Anónimo dijo...

Me gusta tu artículo .Pero ,( siempre hay un pero!,) los que pertenecemos a otras generaciones anteriores a las vuestras y que sí, hemos participado en el desarrollo de este país tanto políticamente como laboralmente, nos cuesta entender que nuestros "chicos-as" no se impliquen más y solo estén pensando en el botellón del jueves o el sábado , porque el futuro laboral, político ,económico, social .....de este país es de ellos y soy vosotros los que deberías hacer las entrevistas a nuestros políticos, los que tendrías que poner sobre la mesa lo que queréis , lo que haríais por este país, lo que..... pero lo que hacéis la mayoría es vivir cómodamente a costa de los padres y estar de fiestuqui.por eso me gusta este blog ,con él , nos abrís los ojos a los "viejos", y nos damos cuenta de que algunos de nuestros chicos-as si se implican .Eso nos da esperanza para poder dejar el mando en vuestras manos.
Seguid así

Publicar un comentario