19 de febrero de 2012

LAS CLAVES DEL REAL DECRETO-LEY 3/2012, DE MEDIDAS URGENTES PARA LA REFORMA DEL MERCADO LABORAL

Comencemos con las medidas más controvertidas, las que han provocado que los sindicatos se echen a la calle el 19 de febrero para protestar contra esta reforma. Están relacionadas con la mayor libertad y facilidad para despedir.

Manifestación 19F Valladolid. Juan Carlos Castro Simón
  1. Reducción de la dualidad en el mercado de trabajo
    • Objetivo: Reducir la dualidad laboral y hacer más atractiva la contratación indefinida. 
    • Medida:  
      • A partir de la reforma, se generaliza la indemnización por extinción del contrato indefinido será de 33 días por año trabajado en caso de despido improcedente, con un máximo de 24 mensualidades.
      •  Se respetarán los derechos adquiridos de los trabajadores.
      • La extinción del contrato indefinido será de 20 días por año trabajado en caso de despido procedente por causas objetivas, con un máximo de 12 mensualidades.
Es decir, de 45 días por año trabajado que se pagaba antes, ahora se pasa a 20 días por año y 33 si el despido es improcedente.

    2.  Extinción de la relación laboral por causas empresariales
    • Objetivo: Clarificar y racionalizar la extinción del contrato por causas empresariales.
    • Medida: 
      • Objetivación de las causas del despido.
      •  Se elimina la autorización administrativa previa, en línea con la práctica de los países europeos.
      •  Se regulan las extinciones de contratos de personal no funcionario en el sector público.
Mucha más libertad para la empresa a la hora de hacer un ERE. Será más fácil despedir con de forma “objetiva”, para lo que habrá que alegar 9 meses consecutivos de disminución de ventas, no ya pérdidas, como en la anterior legislación. Asimismo, no hay que conseguir una autorización del Ministerio de Trabajo o de la CCAA para poder realizar un ERE, ya que, según el propio ministerio, este deber solo era vigente en España y Grecia.
Y también muy interesante, los trabajadores de las empresas públicas podrán ser despedidos, no los funcionarios de carrera, pero sí el resto, casi un millón de las personas que trabajan para la Administración, que estarán en las mismas condiciones que los empleados de una empresa privada.

      3.  Movilidad y modificación de condiciones de trabajo
    • Objetivo: Que las empresas y los trabajadores superen juntos la crisis.
    • Medidas:
      • Se facilita la adaptación de las condiciones laborales a la realidad de la empresa: 
      •  Se podrán modificar las funciones de los empleados dependiendo de las necesidades de la empresa.
      • Se facilita la modificación de la jornada de trabajo, el horario, el salario y sistema de rendimiento, entre otros.
      •  Con el objetivo de evitar el despido, se simplifican los trámites y se establecen incentivos para la reducción de jornada laboral o la suspensión temporal del contrato, ante situaciones de disminución de la demanda.
Detrás de este objetivo tan ambiguo se encuentra otra de las medidas más criticadas por los sindicatos, puesto que las empresas tendrán una libertad casi total para reducir los salarios de sus empleados.
         3.  Más control.
    • Objetivo: Combatir el fraude, la economía sumergida y el absentismo laboral. 
    • Medidas: 
      • Cumplimiento estricto de la ley en el cobro de prestaciones por desempleo.
      •  Se impulsará que los desempleados que estén cobrando prestación realicen servicios de interés general en beneficio de la comunidad a través de convenios de colaboración con las Administraciones públicas.
      • Se elimina la vinculación del grado de absentismo del trabajador y la plantilla para justificar el absentismo como causa de despido. Sólo se tendrá en cuenta el absentismo del trabajador.
      • Mejorar la eficacia de la evaluación de la incapacidad temporal a través de las mutuas de accidentes de trabajo.
Lo más interesante de este epígrafe es el despido por absentismo, que será más libre. Antes, se tenía en cuenta el absentismo de todos los trabajadores de la empresa y se ponía en comparación con el empleado. Ahora se desvincula totalmente. Eso sí, las bajas por enfermedad o accidente no laboral de menos de 20 días también cuentan como absentismo. Se podrá despedir con faltar el 20% de las jornadas durante dos meses consecutivos o el 25% de las jornadas de cuatro meses no consecutivos de un mismo año.
Por otra parte, otra de las medidas de esta reforma laboral, lejos de las intenciones inciales del Gobierno de simplificar los tipos de contrato, ha sido crear otro tipo indefinido para los empleados de auntónomos y pymes.
  1. Contrato Indefinido de Apoyo a los Emprendedores
    • Objetivo 1: Fomentar la contratación indefinida por parte de autónomos y PYMES, que constituyen la base del tejido productivo.
    • Medida: Creación de un nuevo contrato indefinido:
      • Destinado a empresas de 50 o menos trabajadores.
      • Duración del periodo de prueba de hasta 1 año.
      • Deducción fiscal de 3.000 euros para estas empresas/autónomos que contraten a su primer trabajador si éste es menor de 30 años.
      • Deducción fiscal del 50% de la prestación por desempleo de los trabajadores contratados durante un año.
      • En éste último caso, el trabajador podrá percibir, si asílo desea, junto con su sueldo, el 25% de la prestación.
    • Objetivo 2: Fomentar la contratación indefinida por parte de autónomos y PYMES de hasta 50 trabajadores de determinados colectivos con mayores dificultades de acceso al empleo.
    • Bonificaciones: 
      • Para fomentar la contratación indefinida de los jóvenes, colectivo afectado por una tasa de paro cercana al 50%, se establece una bonificación de hasta 3.600 euros a la contratación de jóvenes parados de entre 16 y 30 años.
      • Para fomentar la contratación indefinida de parados de larga duración mayores de 45 años, se establece una bonificación de hasta 4.500 euros.

Así pues, se darán 3000 euros al empresario como incentivo para la contratación de un parado, así como una deducción fiscal si se hace fijo al trabajador. Del mismo modo, se aumenta el período de prueba de un máximo de seis meses a un año. Y otro aspecto curioso es que el trabajador podrá hacer compatible parte de lo que cobraba por el desempleo, un 25%, junto con su nuevo sueldo, pero está prestación se irá agotando sin derecho a otra nueva prestación por desempleo.

Otras medidas para el fomento de la contratación indefinida:
  •  Contrato para la formación y el aprendizaje: La edad máxima para acceder a este contrato será de 30 años hasta que la tasa de paro baje del 15%.
  •  Limitación del encadenamiento de contratos temporales: A partir de 31 de diciembre de 2012 se recupera la prohibición de encadenamiento de contratos temporales más allá de 24 meses.
  • Modificación del contrato a tiempo parcial: Impulso de la utilización del contrato a tiempo parcial que favorece que los trabajadores puedan compatibilizar mejor el empleo con los estudios y con su vida familiar y personal.
De esta manera, cambian los contratos de formación que también se podrán encadenar, incluso dentro de la misma empresa. Justo al contrario que con los contratos temporales, que se podían hacer sin limitación; ahora no se podrán firmar durante más de dos años. También hay cambios en los contratos a tiempo parcial, pues se permiten las horas extras para este tipo de trabajadores, lo cual antes estaba totalmente prohibido.

Otro dato a tener en cuenta es la intención que se ha comentado en el seno del Partido Popular de cambiar el derecho a huelga, un derecho constitucional, pero no se espera que llegue a prosperar.
Aunque no se tengan grandes nociones de economía, se puede hacer un balance de lo que supone esta reforma, valorar si realmente es necesario salir a manifestarse en su contra o apoyarla y esperar a ver si de veras mejora el mercado laboral y crea empleo, como nos han prometido, a cambio de recortar derechos.

Fuente: Página web de Moncloa y BOE 

1 comentarios:

silviaverstg dijo...

Muy bueno, Burón. La gente tiene que leerlo para entenderlo mejor.

Publicar un comentario