12 de marzo de 2012

LA ÚLTIMA PRUEBA ANTES DE LA HUELGA GENERAL

No llegaron a las 25000 personas que contabilizaron los sindicatos, pero la Policía tampoco acertó cifrándolas en 8500. El domingo una manifestación en contra de la Reforma Laboral  llenó la Plaza Mayor de Valladolid y la Calle Ferrari. Cerca 10000 personas, pocas menos que el pasado 29-F, se pronunciaron ayer en contra de la Reforma Laboral.

Inicio de la manifestación. Juan Carlos Castro Simón

La manifestación la habían convocado UGT y CCOO, pero a ella también acudieron banderas anarquistas (tanto de CGT como de CNT) y carteles del 15-M. Un sector de estos últimos, en vez de acabar en la Plaza Mayor  blandiendo sus insignias, a la una y media se reunió en Fuente Dorada en una concentración contra la Energía  Nuclear.

Con el mismo recorrido que la manifestación del pasado mes de febrero (Plaza Colón – Plaza Zorrilla – Plaza España – Plaza Mayor), la protesta transcurrió a un ritmo más pausado que la última vez. La cabeza de la marcha se paró varias veces para que los manifestantes se reagruparan, aunque no se consiguió que todos entraran juntos en la Plaza Mayor.

Vista desde los palcos que ya están preparados para Semana Santa. Juan Carlos Castro Simón


Petardos, pitos y megáfonos, la cola de la manifestación transcurrió más animada que la cabeza, donde una diana gigante animaba a tirar un dardo contra la Reforma. “Tengo un contrato basura que es lo que se lleva ahora/Tengo un contrato basura que es la última moda” vitoreaban los manifestantes con pancartas del 15M. Donde estaban los miembros de CCOO un coro de señoras cantaba en contra de la precarización del trabajo y un par de hombres tiraban petardos.

En la Plaza Mayor, Ángel Hernández, el líder regional de Comisiones, advertía a Rajoy que la Huelga General va a dañar mucho su imagen, aunque si quisiera evitarla solo se tendría que sentar a hablar con los sindicatos. Después, Agustín Prieto de UGT animó a los presentes a participar en la huelga del 29 de marzo y a asistir a la manifestación que se día está convocada  a las ocho de la tarde en la Plaza Colón.

Fotógrafos antes de que empezara el minuto de silencio en memoria del 11-M y de que hablaran los sindicatos. Juan Carlos Castro Simón

Óscar Puente y Manuel Saravia, líderes del PSOE e IU en el Ayuntamiento, no fueron los únicos políticos que acudieron a la manifestación. Ana Redondo, viceportavoz de los socialistas en las Cortes, y  José María González, concejal de Izquierda Unida, también protestaron en contra de la Reforman Laboral.

La última prueba antes de la Huelga General ya es pasado. Tras el fracaso sindical en la última protesta de este tipo, solo queda saber si la población está más indignada con la Reforma Laboral que con unos sindicatos que se preocupan más en alargar sus discursos que en explicar a los trabajadores en qué consiste la precarización del trabajo que impone la nueva legislación.

Bandera de Comisiones que alguien tiró tras la manifestación. Juan Carlos Castro Simón

1 comentarios:

Anónimo dijo...

los españoles estamos indignados con la reforma laboral , pero más con los sindicatos.Si ellos hubieran hecho su trabajo ,en lugar de llenarse..... (puf¡¡¡,).Si hubieran defendido objetivamente a los trabajadores no estariamos en esta situación.Ellos son tan culpables como el gobierno de esta nueva reforma laboral que si somos objetivos,es necesaria una reforma laboral pero sin aplastar al trabajador que es el que con su trabajo día a día sacara a este país del pozo en el que se encuentra.

Publicar un comentario