10 de mayo de 2012

DESDE ENTONCES YA CASTILLA NO SE HA VUELTO A LEVANTAR


Como escuché una vez, Castilla tiene el complejo de la madre patria, pero de madre tonta que quiere dar de comer a sus hijos que ganan como para ir de restaurante. Ahora mismo ni siquiera se sabe qué es Castilla. ¿Es Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid, Cantabria, La Rioja, es todo eso, no es nada? Es todo eso, históricamente, pero en realidad no es nada. Ya no queda nada de ese imperio, de esa patria castellana que sostenía con sus impuestos las guerras europeas de sus reyes extranjeros.



A día de hoy lo que hay son las comunidades autónomas en las que fue dividida. Pero ese espíritu de madrecita sigue ahí. Odia, confunde, mezcla los términos independentismo, nacionalismo y regionalismo. Castilla y León lleva con el mismo gobierno 25 años, y con él ha conseguido tener una sanidad bien saneada (aunque no ha evitado que haya que poner el centimazo a la gasolina y demás recortes que vengan), y una de las mejores educaciones en comparación con el resto de España (pero que tampoco se librará de la tijera de Wert). Bien. Pero si se mira con perspectiva, también lleva con el mismo gobierno 25 años a pesar de verse arrastrada cada vez más a la ruina, a la despoblación, al desempleo, al envejecimiento y a la falta de oportunidades. Nadie defiende esta tierra por el complejo de Castilla=España y lo que es bueno para España es bueno para Castilla, lo cual muchas veces no es así, sobre todo cuando a esta comunidad le dan muchas menos oportunidades que a otras que sí que reivindican y tienen el amor propio por su patria chica y por su región. Y ahí es donde hace falta un poco de lo que les sobra a los otros. Un poco de regionalismo, de defender tu tierra, porque si no lo hacemos nosotros, no lo va a hacer nadie. Y así pasa lo que pasa, que está muriendo poco a poco, porque todo el mundo se va, ya sea a Madrid, a Cataluña, fuera de España ahora con la crisis.



Todo se resume en realidad con el himno de los comuneros, el Canto de Esperanza que dice eso de “desde entonces ya Castilla no se ha vuelto a levantar.” Esta comunidad se queda a la cola de todo, y es la que menos reivindica, mientras parece que solo se quedan los viejos o los fracasados. La gente se va porque no hay oportunidades. Y no hay oportunidades porque no hay gente, y porque no hay empresas, y porque no hay industria, y porque no hay inversión, ni se fomenta nada de nada. Y si preguntas por ahí, ni los jóvenes creen que van a poder vivir aquí, ni los viejos te animan a hacerlo. Y seguirá así y algún día tocará fondo, pero siempre saldrán los mismos políticos que han vendido a su región y a todo el mundo le parecerá bien.

1 comentarios:

Publicar un comentario