19 de junio de 2012

EL NORTE DE PALENCIA TAMBIÉN REZA A SANTA BÁRBARA

Texto: Juan Carlos Castro SimónFotos: Juan Carlos Castro Simón


Dos mil personas concentradas en una población de apenas siete mil habitantes y todos esperaron a que llegaran los mineros para comenzar la lectura del manifiesto que les había llevado hasta aquella carpa sobre la que caía la lluvia.  La jornada de Huelga General en las Cuencas Mineras tuvo un seguimiento del 100% en Guardo y Velilla del Río Carrión, en el Norte de Palencia. Pocos fueron los negocios que abrieron por la mañana y los que abrieron cerraron al paso de los piquetes informativos que no provocaron ningún altercado grave.

Los piquetes mineros evitan la salida de un camión cargado de ceniza en la Central Térmica de Velilla del Río Carrión


 “La minería no puede sobrevivir con las ayudas al carbón, dado que es un complemento de lo que cuesta producir el carbón y lo que se paga”. Sentencia Carlos Mesa, Secretario Comarcal de UGT en Guardo. No obstante, también señala que “lo que contribuye la minería con la Seguridad Social, el empleo, tanto directo como indirecto, a parte del canon energético que se cobra a las centrales, es el triple de lo que el Estado Español da de subvención”. Por esta razón se reunieron ayer las familias de las cuencas mineras en la Plaza de la Constitución de Guardo, bajo la carpa que la semana pasada acogió varias de las actividades programadas para las fiestas de la localidad.

Entrada de los mineros en la concentración


Pese a haber recibido subvenciones desde hace décadas,  las ayudas no han repercutido como deberían y la economía de la comarca no se ha dinamizado. Carlos Mesa  denuncia que esto ha sido porque muchas de las carreteras financiadas con dinero MINER no están en cuencas mineras y deberían haber sido sufragadas únicamente con recursos de la Junta de Castilla y León, así pone como ejemplo la carretera de la Ruta de los Pantanos y la de Almanza – Sagún. Además, ya sea por “celo o ineptitud política” el dinero invertido para la creación de empresas no ha dado sus frutos y la zona minera de Palencia ha sido la región que menos ayudas ha recibido.

Lectura del manifiesto


“Si mañana en el Senado no se echa atrás el recorte, protestaremos ante el Congreso; si, después en el Congreso, se aplica el recorte; iremos ante Juan Vicente Herrera, a ver si tiene huevos a quitar las ayudas”. Los aplausos en la concentración fueron unánimes ante las palabras de uno de los líderes sindicales, detrás de ellos, los alcaldes, la mayoría del PP, y que participaron también en el acto. “Este no es un proyecto de banderas, es el proyecto de una comarca”, así explicó su apoyo a la lucha contra los recortes emprendidos desde su propio partido, Juan Jesús Blanco, alcalde de Guardo.

Los manifestantes aplauden durante la lectura del manifiesto


“Hablamos de una zona donde el 85% de la economía gira en torno al carbón, si se retiran las ayudas supondría un palo muy grande, que las empresas serían incapaces de asumir y las abocaría a la perdición”, pronostica Gonzalo Ibáñez, alcalde de Velilla del Río Carrión, la única localidad que tiene pozos mineros activos en la provincia de Palencia.

Los mineros escuchan el manifiesto


Dos niños, hijos de mineros fueron los encargados de leer el manifiesto ante la multitud que apoyaba sus palabras, así como sus errores en la lectura, con aplausos. “Es muy difícil hablar ante tanta gente”  dijo más de uno entre los asistentes. En el texto se pedía todo el apoyo a los mineros que se han encerrado en protesta por el recorte, con especial mención a los tres que continúan protestando en la Junta de Castilla y León en Palencia. “Sabemos que los senadores de las provincias mineras van a votar que no al recorte, pero necesitamos más votos, necesitamos los votos de todos los senadores de Castilla y León, porque el recorte no afectará solo a las provincias, afectará a toda la región”.

Un sindicalista puño en alto canta Santa Bárbara Bendita


Tras corear puño en alto el “Santa Bárbara Bendita”  los mineros y las 2000 personas que se dieron cita en la protesta se marcharon contentos porque saben que cuentan con el apoyo de sus vecinos, pero a la vez consternados por el negro futuro de la profesión y el saber que la lucha aún no ha acabado, porque tal y como reza el dicho: “Un minero siempre llega hasta el final”

Los mineros cantan su himno ante uno de los alcaldes que decidió ponerse en segunda fila en ese momento



0 comentarios:

Publicar un comentario