19 de octubre de 2012

BRNO, REPÚBLICA CHECA


Javier Burón Rivas

Es una decisión bastante jodida decidir adónde te vas a ir a pasar el que te han contado que va a ser el mejor año de tu vida. Preguntarse cómo será el lugar, la gente, la universidad, la noche, antes de comenzar la odisea burocrática de papeleos, firmas y emails. No se trata de vender Brno (República Checa) y que os peleéis por una de las cuatro plazas que la Universidad de Valladolid oferta para este destino, sino simplemente contar qué es lo que hay aquí de verdad. Lo que no puedo contar, porque ni los mandamases de la UE lo saben, es el dinero de beca que se recibirá. En las previsiones más optimistas se dice que rondaran los 200 euros al mes para nosotros, los erasmus procedentes de una universidad de Castilla y León. Tal vez sea menos, y aún peor será el año que viene.



Bien, para comenzar la descripción, un poco de contexto wikipédico. "Brno es la capital de la históricamente agitada región de Moravia, que junto con Bohemia y la baja Silesia forman la República Checa. A 200 km de Praga, y 130 de Viena y Bratislava, la ciudad es la base industrial del país y uno de los centros tecnológicos y de investigación y desarrollo más importantes de Centro Europa". Por tanto, es también una ciudad dedicada a la formación de los jóvenes, sede de cinco universidades y escuelas de educación superior, hogar de 89.000 estudiantes, lo es ya, en sí, un buen aliciente.

El convenio que tiene Periodismo es con la Universidad Masaryk, la segunda más grande del país. A diferencia de la mayor parte de los destinos erasmus, especialmente en los países mediterráneos, la universidad está pendiente de ti desde el primer día y, esto es especialmente importante, ofrece por unos 120 euros al mes plaza en una de sus dos residencias universitarias, Vinarská y Komarov, en las cuales apelotona a cientos de estudiantes erasmus que tratan de vivir como si no existiera un mañana.

La residencia en la que me ubico, la Vinarská, se caracteriza por sus interminables fiestas en las habitaciones, donde puede reunirse gente de todas las partes del globo con el fin de mejorar su inglés e intercambiar culturas y fluidos. Aunque, como suele ser habitual, nuestra dificultad para los idiomas hace que en ocasiones se formen guetos españoles algo cerrados para con la gente de otros lugares.



Tras el precalentamiento en la residencia, lo habitual es ir al centro a disfrutar de algunas de las fiestas temáticas que los garitos ofrecen semanalmente a los erasmus, donde estos tienen la oportunidad de exhibir sus bailes de electrolatino para conquistar al sexo opuesto. Aquí un buen aliciente sería el precio de la bebida; mientras que estamos acostumbrados a escuchar que en Europa la bebida es más cara que en España, aquí nos llevaremos una grata sorpresa al pagar en una discoteca entre un euro y uno treinta por una caña de medio litro. Los cubalibres también son más económicos que en España, pero no suele ser mejor que una copa servida en nuestra tierra natal, ya sea por tamaño y por calidad.

Por tanto, aquí se puede salir todos los días, ya que sus miles de estudiantes se aseguran de ello, y también muy importante, ya que el bolsillo lo permite. Sin embargo, el precio de la vida en general se ha aproximado en los últimos años al de España y ya no dista mucho del que podamos tener nosotros, por lo que hacer la compra en el supermercado, salvo algunas diferencias, será muy similar, y lo mismo sucederá en el campo textil.

Pasando al tema de los estudios en este país, aparte de que aquí estudiar es totalmente gratis durante toda la carrera, otra cosa muy europea y muy buena es que apenas hay clases presenciales: en vez de las clásicas cuatro o cinco horas semanales de cada asignatura sentado delante de una pizarra y un profesor, solo hay una hora y media semanal. Si a eso le sumas que prácticamente tú eliges las asignaturas que te plazcan siempre que tengas por seguro que puedan ser convalidadas y que sean en inglés, puedes hacerte un horario semanal muy reducido, quizás con siete horas de clase a la semana, repartidas mejor o peor.



Por contra, uno de los aspectos que suele echar para atrás en cuanto a esta zona de Europa es, por supuesto, el clima. Lo cierto es que ya, aún en octubre, el frío gélido empieza a calar hasta los huesos y se hace necesario adquirir un buen abrigo y unas botas que permitan pasar todo el duro invierno pisando nieve.

Otro de los puntos fuertes de esta ciudad es la red de tranvías, trolebuses y autobuses que, por un precio razonable, desplazan a la población de forma rápida y sencilla de día y también de noche. El transporte público es necesario prácticamente para todo, y se utiliza varias veces al día, ya que la ciudad está construida de forma muy extensa, con todo bastante lejos, por lo que recomiendo pagar, ya que muy de vez en cuando puede pasar uno de los hercúleos revisores en nómina y hacer que acumules alguna multa.

En resumen, este es un año que nos regala la vida para hacer lo que siempre quisimos, y por tanto cualquier lugar será bueno para disfrutarlo, y todo el mundo siempre termina encantado con su lugar de destino en cuanto a experiencias personales, crecimiento como persona, maduración, aprender a sacarse uno las castañas del fuego, y demás aspectos que se le presuponen a la experiencia erasmus. Pero yo, por lo que he vivido aquí, podría considerar a Brno como una ciudad ideal para vivir este año, tanto por motivos económicos, nocturnos, académicos, facilidades al estudiante y proximidad con otros destinos turísticos europeos.

7 comentarios:

LGCarretero dijo...

Por favor, vuelve sano y salvo. El ChurroToday te espera.

Arehucas dijo...

Sífilis, gonorrea, sida, fustas...

Haridian dijo...

Como te lo curras Burón !!! mis felicitaciones aunque en cuanto a lo de que el precio del " textil" es similar al de España, discrepo y además, tienen muy mal gusto los checos... pero por lo demás, me ha encantado :)

Anónimo dijo...

Cuenta que se te está cayendo la picha a trozos...

J.B. dijo...

Jajaja gracias por esos ánimos y esas referencias a mis ETS

Alejandro Andrés dijo...

es un copia y pega de wikipedia perro

J.B. dijo...

Si, o de frikipedia más bien

Publicar un comentario