6 de octubre de 2012

UN EN VIVO PASADO POR AGUA



Adrián Arias Marcos. 

Todo estaba listo para el gran espectáculo. La gente, más previsora que en ediciones anteriores, decidió acudir un día antes del inicio del festival para postrar sus tiendas de campaña en el lugar más óptimo. A simple vista el lugar de acampada no parecía más que un solar, cubierto en algunos tramos con lonas, con más agujeros que un colador,  en medio de un polígono industrial a las afueras de Rivas Vaciamadrid.



Algunos de los asistentes recordaban con nostalgia el polvorín, pero acogedor pinar de la pasada edición del festival, acontecida en el Cerro de los Ángeles, Getafe. Pero las ganas de Rock y buena música pronto devolvieron la confianza y el ánimo tras la primera impresión. Todo estaba dispuesto para el inicio del festival.

Era jueves 27, el inicio del festival,  a la cabeza del cartel de aquel día nombres como Mojinos Escozíos, Los Suaves, The Locos, Morodo o Duo Kie entre otros. A media tarde, la gente comenzaba a desplazarse al recinto donde los conciertos tenían lugar, en el moderno auditorio Miguel Ríos. Todo se desarrollaba con normalidad hasta que a las 3 de la madrugada hizo acto de presencia un artista nada deseado por ninguno de los asistentes: la lluvia. Pero la ocasión no podía ser interrumpida ni estropeada por el agua y la gente continuó pasándoselo en grande durante el concierto de Bombo Botrako. Así, la gente regresó al recinto de acampada a intentar descansar levemente con la mirada puesta en el cielo.



¿Quién iba a imaginar que semejante tormenta mediterránea iba a azotar Madrid los días del festival? Sin duda, los asistentes no se lo esperaban. Pero la dirección del En Vivo, más bien por miedo a perder visitantes, que por la honradez de informar, no detalló con precisión la climatología para los días del festival, ni habilitó el recinto para ello. Esperemos que como mínimo sirva de aviso para los años próximos.

El viernes amaneció lloviendo y anocheció lloviendo. Más de 24 horas de lluvia que empañaron la actuación de grandes artistas como Rosendo, Celtas Cortos, Boikot, Nach o los internacionales Bad Religion, unos de los grandes atractivos del festival.

Al fin el Sábado el cielo se abrió y todo parecía augurar un tiempo idóneo para el gran día del concierto. Y así fue, un cielo despejado y unas estrellas resplandecientes libraban una batalla con las otras estrellas terrenales, que en aquel momento hacían la delicia de todos los asistentes. El Drogas, anterior voz y bajo del mítico grupo Barricada, inició la tarde donde más tarde, ante un auditorio repleto de miles de personas, Extremoduro dio uno de los mejores conciertos que se les recuerda, y la gente lo supo apreciar. En más de dos horas de concierto, los extremeños repasaron sus grandes éxitos con un papel fundamental de los discos “La Ley Innata” y “Material Defectuoso”.



Pero no solo el Rock fue el gran protagonista del Sábado, el Hip Hop no se quedaba para nada atrás y miles de personas rapearon al ritmo de Violadores del Verso, SFDK, La Excepción y Rapsusklei entro otros.

De este modo concurrió la tercera edición del Macrofestival “En Vivo”, que en tan solo tres años se ha convertido en una cita casi obligatoria para los amantes del Rock y el Hip Hop en España. Por primera vez en tres años se colgó el cartel de: “no hay entradas”  y se completó el foro máximo de 55000 personas, sin duda un auténtico éxito para un joven festival con ambición, gran cartel, pero que aún tiene muchas cosas que mejorar.

_________________________________________________________________________________
Lo mejor: el cartel y el recito de los conciertos (nuevo y pavimentado).
Lo peor: el recinto de acampada y el servicio de limpieza del mismo.


0 comentarios:

Publicar un comentario