24 de noviembre de 2012

DOS PUEBLOS CONDENADOS A ENTENDERSE

Adrián Arias Marcos

Intentar condesar toda la problemática y el conflicto palestino-israelí en un artículo se antoja, cuanto menos difícil. Por ello es importante tomar como punto de referencia la actualidad para hacer un ejercicio de retrospección y comprender un conflicto que para muchos tiene difícil solución.



Este nuevo enfrentamiento en Gaza comenzó el pasado 14 de noviembre, tras el asesinato de Ahmed Jabari, jefe del brazo armado de Hamás. Jabari murió a causa de un bombardeo israelí sobre la Franja. Ese mismo día, Israel comenzó la ofensiva denominada Pilar Defensivo. Este acto desencadenó una espiral de violencia, que se prolongó durante ocho días y dejó un balance total de 163 muertos y 1225 heridos, según informó Ministerio de Sanidad del Gobierno de Hamas en la Franja.

El pasado miércoles se firmó un endeble alto el fuego, que fue vulnerado por las grupos armados israelíes al día siguiente de su proclamación, a pesar de que fuera el propio Primer Ministro Israelí Benkamin Netanyahu, quien dijera que si el alto el fuego fracasara, su Gobierno estudiaría una “acción militar más severa” sobre la Frontera de Gaza.



Detrás de estos dos actores principales, se encuentra un gran reparto. Estados Unidos, Europa, Turquía, Túnez, La Liga Árabe, la Autoridad Palestina, Hamás, etc.  Pero uno de los actores con más protagonismo en este conflicto es Egipto, uno de los pocos países árabes que reconoce y mantiene relaciones con el estado de Israel.

El joven gobierno Egipcio presidio por Morsi, ha dado muestras de su madurez diplomática, y a pesar de los problemas internos que ha mostrado tener el país, ha tomado las riendas diplómaticas en el conflicto de Gaza. Ambos pueblos, el israelí y el palestino, consideraban oportuna la intermediación de Egipto.

Con el alto el fuego firmado y en principio estabilizado. La siguiente pregunta es ¿ahora qué hay que hacer para no repetir lo acontecido? Israel y Palestina, palestinos e israelíes. Ambos sumidos en un conflicto eterno por demostrar quién estuvo allí primero y quién merece estar ahora.



Sin duda el conflicto no está cerca de arreglarse y menos desde que en 2007 llegara al poder palestino Hamás. Palestina se siente sola y desamparada, al contrario que Israel, apoyado desde sus inicios  por la primera potencia mundial que le proporciona cobijo y preparación militar. El ejército israelí es el mejor equipado y preparado de todo el mundo, con su grupo militar el Mossad al frente.

Está claro que este conflicto se ha enquistado durante mucho tiempo y no se ha hecho más que poner un parche sobre otro. Mientras, cientos de personas siguen muriendo, casi la mitad civiles, en un conflicto que no se sabe cuándo empezó ni cuándo se le pondrá una fecha final.

0 comentarios:

Publicar un comentario