25 de noviembre de 2012

JORNADA DE REFLEXIÓN Y TWITTEAR


Juan Carlos Castro Simón

Hoy es día electoral en Catalunya y acaba una campaña en la que las palabras nacionalismo e independentismo han estado en la boca de todos los políticos españoles en sus más variopintas y diferentes acepciones. Todos los días de la campaña electoral hemos visto un total en el telediario sobre los discursos de los candidatos a President de la Generalitat.



Una campaña electoral da para hacer mil y un análisis sobre la comunicación política. Además en ésta, donde la amenaza de secesión ha sido utilizada en los discursos de CIU, no en su programa, la investigación podría ser aún más interesante. Mientras Artur Mas buscaba un apoyo en Europa para la independencia, el Gobierno de Mariano Rajoy se centraba en la crisis como un tema mucho más importante que las aspiraciones independentistas de una región. ¿Quién ganará? Esta tarde lo podremos averiguar.

Uno de los aspectos que se están volviendo importantes a la hora de analizar una campaña son el uso que le dan a las nuevas tecnologías los partidos políticos y sus candidatos. En palabras de Salomé Berrocal, experta en comunicación política: “La comunicación política en el futuro pasa por la buena utilización de las nuevas herramientas, que no significa utilizar todas”.



Se supone que en las venideras campañas electorales Internet será el gran aliado de los políticos e igual que sus discursos cambiaron con el advenimiento de la televisión lo harán con la llegada de la red y sus posibilidades dentro de la participación. “Lo que aporta Internet es interactividad y no se han enterado” analiza Berrocal.

Según la experta en comunicación, en el futuro los políticos podrían usar la red para saber qué es lo que la gente quiere de ellos y ser de esta forma unas figuras más cercanas a la ciudadanía. De hecho, la llegada de la televisión en España ha provocado que los políticos se distancien del ciudadano y se vuelquen excesivamente en sus campañas mediáticas.

Al igual que en Galicia, en esta campaña electoral el uso de Internet se ha limitado a desempeñar un papel secundario y poco importante dentro del debate entre nacionalismos (catalán y español) que se ha creado. Una de las cosas por las que podríamos decir que Internet no es aún utilizado en las campañas como una herramienta imprescindible se puede ver en lo que pasó ayer, día de reflexión, en las redes sociales y el acto ilegalizado de la manifestación favorable a Mas en Barcelona.



Si algo ha hecho Internet en las campañas políticas es que la jornada de reflexión sea un día al que se le llame así vestigio de tiempos anteriores dónde la interactividad entre los políticos y los ciudadanos era irrealizable. Ayer Mas apareció por sorpresa en una manifestación a su favor en Barcelona, aunque en los días de reflexión todas las manifestaciones con motivos políticos estén prohibidas, eso mismo pensó Delegación cuando impidió que se celebrara la protesta contra la violencia machista que se quiso convocar.

El hecho de que Mas apoyara una manifestación ilegal fue portada en los medios de comunicación que hicieron que la jornada de reflexión se fuera al traste en cuestión de segundos o eso pensaron ellos, en la red no hay jornada de reflexión.

No fue raro encontrarse ayer mensajes y viñetas con motivo del secesionismo en Cataluña en los muros Facebook o tweets que eran políticamente más clarificadores que esa mano levantada de Mas saludando a los manifestantes ilegales.



Obviamente ningún político de primera línea publicó mensajes en apoyo a algún partido político presente en las elecciones catalanas. ¿Qué hubiera pasado si lo hubiera hecho? Nadie lo sabe, pero no sería un altercado muy grave teniendo en cuenta que algunos de los principales orientadores de la opinión pública, medios de comunicación incluido sí lo hicieron. Que levante la mano aquel que ayer en su timeline no encontró algún tweet que de alguna forma violara la jornada de reflexión.



“Diu Más `Catalunya tiene la gente como ejército, la democracia como bandera y la libertad como himno´”, twiteó @mariasesca a sus 953 seguidores. Por su parte, @jmgoig, 2724 seguidores, escribió: “¿Así que muchos quieren que en Catalunya gobierne La Caixa sin injerencias del Banco Santander? Inde inde indefensión ante el chantaje”.



¿Para qué sirvió la jornada de reflexión ayer si la red no entiende de censuras en cuanto a opinión? Quizá como dijo Salomé Berrocal en una entrevista a este medio: “Las nuevas tecnologías son utilizadas por una minoría en nuestro país”. A lo mejor es que esperamos que el mundo cambie para admitir que hemos cambiado, el 15M o el 25S fueron respuesta a la poca cercanía que muestran los políticos con la sociedad, algo que se podría subsanar con el uso de la red. La jornada de reflexión es el ejemplo perfecto para decir que aunque son muchos los que utilizan las nuevas tecnologías, nuestras leyes y nuestros gobernantes no saben que existen y si lo saben no les importa.

0 comentarios:

Publicar un comentario