28 de noviembre de 2012

QUERIDOS CATALANES

Enrique Zamorano

Dirigiendo mi artículo de esta semana a la actualidad, me encuentro con las recientes elecciones catalanas celebradas el pasado domingo. Es por ello, que trasladando este hecho de noticia a la cultura, quiero presentaros tres grandes cantautores catalanes para que podáis disfrutar del pop en catalán. He intentado omitir a los más famosos, como Serrat o Loquillo.

Debate electoral entre los candidatos de los partidos mayoritarios


El primero en pasar al escenario, es sin duda mi favorito de los tres: Carlos Ann. Excelentes letras generacionales y malditas. Uso tonal de la voz con una marcada originalidad. Estilo de su repertorio variado. De todos sus discos, me quedó con Recuerdos y Fetiches (2012), recopilatorio de sus grandes éxitos desde 1999 hasta 2012. Ha colaborado con Loquillo, Nacho Vegas o el mismísimo Phil Manzanera, guitarra de Roxy Music. Su pop alternativo cantado en español no deja indiferente a nadie. O te gusta mucho o no te gusta nada. Letras pegadizas y melodías buenas e intensas. Os dejo con la crónica de una “Chica Underground” que se arrastra por las calles de Barcelona apurando las últimas rayas y whiskys del Barrio Latino.


El siguiente cantante que quiero presentaros es el más anterior: Pau Riba.  Nacido bajo el auspicio de los discos de Dylan, y el calor de la música francesa de cantautores de la chanson de Jacques Brel o Georges Brassens. Todo un polifacético, de familia humanista y poética. Cantante de folk en catalán, trabajó de director y presentador de un programa de la TV3 y cuenta con protagonismo en alguna que otra obra cinematográfica. Las letras de sus canciones son obras poéticas de gran calidad que han visto la luz en varias publicaciones.


Para terminar, el tercero en discordia es Adrià Puntí. Líder, cantante y cerebro del mítico grupo catalán Umpah-pah, disuelto en 1996. Sus canciones son tremendamente profundas, con un abundante lirismo y sus textos además de estar muy trabajados, forman un universo poético personal que solo lo podemos encontrar en sus versos. Su mejor disco, sin duda, María (2006), dedicado a su madre, donde encontramos sus mejores canciones. La canción “Sí” del disco Flamingos de Enrique Bunbury, es, por ejemplo, suya. Pero yo me quedo mejor con “Longui n.13”, una canción que puede dar muchas pistas sobre el personal estilo de este cantautor. Bohemia catalana por todos lados. Espero que os guste. Como en YouTube solo existe la versión que tiene con el músico Enrique Bunbury, no me queda más remedio que añadir esa.


Para cerrar, quiero hablar sobre el asunto independentista en Cataluña. Hemos escuchado tres canciones, dos de ellas en idioma catalán y una en español. Creo que ambas se compaginan. Igual de bella queda una canción cantada en catalán que en español. No podemos exigir nada. Yo, que soy alguien que no cree del todo en la política, creo que cada uno puede sentirse como le venga en gana. No tenemos porque crispar al de al lado. No tiene por qué haber conflictos. Ya sé que mi comentario no da lugar a muchas soluciones, pero muchas veces una solución no soluciona del todo el problema.

Mas encabezando la línea independentista catalana


Lo mejor de esta vida, sin duda, lo que nos hace verdaderamente felices, es ser libres. Por ello no hay que imponer nada. Ni decir a los catalanes que son españoles, ni que nos digan a nosotros que no lo son. Solo es un trozo de tierra. Solo son tres minutos de una canción. Qué más da que esté cantada en catalán o en español. Al fin y al cabo, es bonito y hermoso. En la unión no está la fuerza, y mucho menos en la desunión. Está en la comprensión y en la aceptación. Admiremos a los catalanes canten o no canten en español porque tienen muchas cosas que enseñarnos. No les vilipendiemos porque algunos de ellos, o la mayoría, rechazan la bandera de nuestro país. Al fin y al cabo, solo es una línea institucional y un trozo de tierra. Nada más.

0 comentarios:

Publicar un comentario