16 de diciembre de 2012

MATANZA (Ley Absurda e Intolerable)


Adrián Arias Marcos/@Adri_Chygry

El reloj de la casa en Newtown (Connecticut) de Adam Lanza marcaba las 9 de la mañana del viernes 14 de diciembre. Impasible, comenzó su matanza disparando a su madre con las armas que ella misma había adquirido con el único fin de proteger a su familia; ironías de la vida. Tras consumar el parricidio, Adam se dirigió al colegio elemental de Newtown y tras acceder por la fuerza, como sostienen las últimas versiones de los hechos, se hizo paso hasta un aula acabando con todo el que se cruzaba en su camino. Dentro, la masacre se consumó, aunque no satisfecho con su gesta, accedió a otra clase y continuó su faena hasta disparar su última bala: la que le perforaría el cráneo y terminara con su propia vida. Un total de 28 personas perdieron la vida a manos de Adam Lanza. Hoy todo Estados Unidos se pregunta ¿qué está sucediendo en nuestro país para que este tipo de masacres ya no sean una excepción?



Ahora más que nunca EEUU se debate si la Segunda Enmienda a su Constitución, aprobada en 1791 y que da derecho al pueblo a poseer y a portar armas, tiene sentido. La Enmienda dice así:

A well regulated militia being necessary to the security of a free State, the right of the People to keep and bear arms shall not be infringed.

Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, el derecho del Pueblo a poseer y portar armas no será infringido.


En pleno siglo XXI, que el país más militarizado del mundo, con el presupuesto en defensa más alto de los países desarrollados y con el armamento más puntero, es difícil de creer que necesite una “milicia bien ordenada” y se base en esta anacrónica afirmación para armar a su pueblo y, en cierta medida, ser responsable de estas masacres, que se han convertido lamentablemente en un acto de insurrección personal y muy susceptible a ser imitado.
La tenencia de armas por parte de la población ha causado más muertes en Estados Unidos, que ninguna de las guerras en las que hasta ahora se ha visto envuelto, según especifica El País. Hoy, en uno de cada dos hogares de Estados Unidos poseen un arma de fuego. Y es que poseer un arma es hacer uso de la mayor libertad y responsabilidad de todas: decidir sobre la vida de otras personas. Esta es una libertad que no todas las personas están capacitadas para salvaguardar.

"Esta mañana un loco atacó a 22 niños en una escuela primaria en China. Pero el loco solo tenía un cuchillo. ¿Número de muertos? Cero"


Estas masacres se han repetido “demasiadas veces”. Estas son las palabras que pronunciaba un emocionado Obama a escasas horas de conocerse la masacre. Hay que actuar rápido y de manera conjunta, continuaba el presidente estadounidense. Es intolerable que en algunos estados del país sea más fácil adquirir un arma, que tomarse una cerveza. 



Obama tiene razón, estas masacres se han repetido demasiadas veces. Desde Columbine, donde 12 niños y un maestro fueron asesinados en 1999. 18 han  sido los tiroteos con trágicos resultados ocurridos en EEUU. Cuatro más que en todo el resto del mundo. El más conocido de todos, el ocurrido en la Universidad de Virginia Tech en 2007, donde murieron 34 jóvenes.

Después de cada una de estas masacres miles de voces se aclamaron una reforma a la Segunda Enmienda y un cambio en la tenencia de armas, pero siempre estás réplicas caían en saco roto y a los pocos días se diluían en el día a día de los estadounidenses. Hoy, el país más importante del mundo y el galante de la libertad, se debate si hay que poner ciertos límites a esta para así poder evitar o prevenir masacres como la que ha acabado con la vida de 20 niños en Newtown.

0 comentarios:

Publicar un comentario