25 de febrero de 2013

"ES MUY IMPORTANTE QUE LAS ASOCIACIONES SE MANTENGAN AJENAS A LOS INTERESES DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS"


Juan Carlos Castro Simón/@JimmyTurunen

Fotos: María Fernández Matínez/@MaríaSupertramp


Cafetería Universidad, de fondo, tras la cristalera un cielo lluvioso y la vetusta fachada de Facultad de Derecho. Sara Sanz, estudiante de 4º de Derecho y representante de Asociación Europea de Estudiantes de Derecho (ELSA) nos acompaña en la mesa. Ha pedido un café con leche, pero a penas toma un sorbo mientras habla. Nos explica qué es ELSA, nos cuenta la lucha de la organización para mejorar la legislación europea contra la violencia sexual infantil y, finalmente, nos habla de una de las últimas iniciativas de la asociación en Valladolid, El Periódico ELSA Valladolid, en el que invita a participar a todo el que quiera.



¿Qué es ELSA?

ELSA es una asociación europea de estudiantes de Derecho que está en 42 países de Europa y formada por alrededor de 30.000 estudiantes. Se dedica organizar diversas actividades sobre todo para promover la educación legal.

¿Cómo surgió? 

Surgió en un tren en una conversación de estudiantes de varios países que querían contactar con otros estudiantes y se les ocurrió para ello crear una asociación internacional.

¿Qué actividades, las que más destaquen, desarrolla ELSA para promover esa educación legal?

Seminarios y conferencias sobre todo tipo de temas como Mediación, Salidas profesionales, Coaching, Derecho a la Comunicación, Derecho a la Salud. Luego, también, actividades académicas como visitas a la cárcel, grupos de investigación legal, competiciones de juicios… Y prácticas en empresas que eso en estos tiempos viene genial.



Dentro de Valladolid, ¿Cuáles son las actividades que más éxito tienen entre los alumnos de Derecho?

La visita a la cárcel es una de las actividades que más éxito tiene entre los alumnos de Derecho y los seminarios y conferencias porque se dan créditos de libre configuración y eso viene muy bien. Sobre todo, tuvo mucho éxito un curso de inglés jurídico porque ahora el tema de los idiomas está a la orden del día. Organizamos muchas actividades, pero la visita a la cárcel y el curso de inglés jurídico han sido los más exitosos.

Dentro de ELSA has participado en ELSA for Children contra los abusos sexuales a menores. ¿Cuál ha sido el papel que realizó? 

Nuestra tarea ha sido investigar cómo la legislación española en el marco europeo protege a los menores que son víctimas de las diferentes formas de violencia sexual infantil, el informe que hemos elaborado se publicará en la web del Consejo de Europa próximamente.

¿Por qué este tema? ¿No está suficientemente regulado?

Porque, lo cierto, es que aunque la legislación sea de calidad, no todas las normas se aplican o se aplican adecuadamente. En España en relación a la infancia, falta coordinación entre el Estado y las Comunidades Autónomas, porque estas han asumido la competencia sobre infancia sin estar bien precisadas las políticas nacionales y esto ha dado lugar a la inexistencia de programas comunes de tratamiento de los menores abusados sexualmente ni de formación de profesionales en contacto con estos menores, que además no son obligatorios, lo que compromete el progreso en este ámbito.



¿Cómo se puede mejorar en esta materia?

Sobre todo, en que se hable realmente de la violencia sexual infantil, porque en estos momentos no hay un debate mediático ni una verdadera discusión política sobre infancia en España y es necesario para que la sociedad española esté más sensibilizada y tenga claro el concepto de la violencia sexual infantil y sepa cómo prevenir y reaccionar ante este tipo de abusos. Este tema se trata como si fuese tabú. Además, hay mucha desproporcionalidad entre las sanciones y los bienes jurídicos protegidos por la ley. Por ejemplo, matar a una persona conlleva una media de 10 años en prisión, los mismos que conlleva abusar de un niño y una cosa es atentar contra la vida de una persona y otra la de abusar sexualmente de un menor, que puede tener una gravedad variable en función de las circunstancias en que se produzca, conservando la vida en todo caso.

Sobre todo, creemos que las sanciones actuales no son lo suficientemente efectivas, puesto que el número de delitos sexuales contra menores no desciende y uno de cada cinco niños en Europa sufre algún tipo de violencia sexual.

ELSA es una organización apolítica, ¿en qué sentido debemos entender este término?

Apolítico es que es totalmente ajeno a la política, es decir, en lo que ELSA centra es en organizar actividades en las que los estudiantes desarrollen sus habilidades personales y profesionales. No se mete en partidos políticos ni está influenciada por ellos, además de que sus temas son siempre tratados desde un punto de vista jurídico y objetivo.

¿Puede sobrevivir una organización sin politizarse en el entorno universitario?

Sí, y desde nuestro punto de vista es muy importante que las asociaciones se mantengan ajenas a los intereses de los partidos políticos, porque te permite trabajar con mucha más libertad y las actividades que se desarrollan son mucho más útiles, ya que se centran mejor en desarrollar las aptitudes de los estudiantes y proporcionarles experiencias de gran relevancia de cara a su posterior inserción en el mundo laboral.



Pasemos a lo que es estrictamente el Periódico ELSA Valladolid. ¿En qué contexto surge esta iniciativa dentro de ELSA?

Con el Periódico ELSA Valladolid queremos dar un poco más a conocer las actividades que realizamos y fomentar la participación de los estudiantes  para que puedan contar sus experiencias, las cosas que les interesan… Y esto  tiene que venir de la mano de un periódico en el que todo el mundo pueda publicar, eso sí, siempre desde un punto de vista objetivo y ajeno a la política, para marcar una diferencia con respecto al panorama mediático actual.

Sobre todo, cosas que puedan ser útiles para otros estudiantes. Por ejemplo, que un estudiante que haya ido a hacer unas prácticas en el extranjero cuente su experiencia y dé consejos prácticos a otros estudiantes que también quieran realizar esas prácticas.

¿Dentro del periódico habría una tendencia europeísta?

Sí, claro, porque ELSA es una asociación europea y te permite estar en contacto con estudiantes de Derecho de otros países europeos y vivir experiencias internacionales, que van desde la participación en un grupo europeo de investigación jurídica a la participación en alguna de las sesiones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas como miembro observador. Lo más interesante es el intercambio cultural que se produce entre estudiantes europeos con los mismos intereses.



¿Dentro de la organización ELSA hay iniciativas de periódicos locales universitarios?

ELSA tiene una revista internacional que se llama Synergy y sale dos veces al año, y distribuye cerca de 20.000 ejemplares en 200 Facultades de Derecho de Europa. En ella se cuentan actividades de ELSA, como experiencias en Delegaciones a las Naciones Unidas o visitas al Parlamento Europeo y prácticas en empresas extranjeras.

A nivel local puede haber iniciativas parecidas, pero no están recogidas en ninguna lista y a nivel nacional existe la Revista Online Ibi Ius. Las organizaciones locales de ELSA deciden qué actividades realizan cada año y no tienen por qué coincidir, pero eso no quiere decir que sean independientes, la estructura de actividades y de miembros de las juntas directivas es la misma en toda ELSA.



El Periódico ELSA Valladolid es un medio apolítico, ¿qué función tiene el editorial en un medio de este estilo?

Sobre todo, mensajes que puedan ser útiles para los estudiantes sin entrar en la política, y que traten del Periódico de ELSA Valladolid.

¿Está vetada la participación en el periódico a estudiantes que no estudien Derecho?

No, aunque el público objetivo, en principio son los estudiantes de Derecho, porque la asociación es de estudiantes de derecho. Pero la verdad es que nos gustaría muchísimo que escribiesen también otros estudiantes de Valladolid o de cualquier parte del mundo, resultaría muy interesante. Todo el que quiera escribir cosas sobre la vida cotidiana. En El Periódico ELSA Valladolid han escrito incluso profesionales: abogados, profesores… Nos gustaría que escribieran más estudiantes porque ahora funcionamos mucho proponiendo temas a la gente, pero realmente escritores estables solo estamos seis, el equipo: Miguel Garrido, Álvaro Cordero, Andrea Pavón, Inés Cañibano, Carlos Lora y yo.



¿Por qué publicáis mensualmente una recopilación de artículos en un *.pdf, prácticamente, plano?

Bueno, eso lo suprimimos ya. Cuando el periódico nació surgió simplemente con un *.pdf que luego Fundación Lex Nova se ofreció a imprimir. Como vimos que esto era muy costoso y que lo que ahora se lleva son las redes sociales, lo que hemos hecho es publicar las tres primeras ediciones en *pdf y, ahora, ya hacerlo todo online.

¿A dónde crees que puede llegar El Periódico de ELSA Valladolid?

Hombre, por querer, pues que las noticias que sacamos a la luz y que, normalmente, no se publican en medios de comunicación con una relevancia social se incorporaran a ellos. Por ejemplo, que cualquier opinión, experiencia o inquietud de cualquier estudiante, se publicara en un medio de gran difusión. Que los contenidos se difundan mucho más y que la participación de los estudiantes sea mayor.

Muchas Gracias

Gracias

0 comentarios:

Publicar un comentario