15 de febrero de 2013

LA CITTÀ DI BERGAMO COME DESTINAZIONE ERASMUS

César Ceinos/@Cesarc1991


Bérgamo es una ciudad, cuya universidad, llamada oficialmente Università degli Studi di Bergamo, tiene varios acuerdos con varias españolas, por lo que es un posible destino más para los españoles que en años venideros quieran estar cinco meses o el curso entero de Erasmus en Italia.

Ciudad Alta de Bérgamo desde la Plaza de la República. Lourdes Blanco
La ciudad, deudora de la historia, posee un rico patrimonio artístico, lo cual es agradable para la vista y para que los que acudan a verte se lleven una mejor impresión de tu lugar de estudio. Dividida en dos partes, ciudad alta y ciudad baja, la más bonita y turística es la primera, mientras que la segunda, más moderna, es donde se desarrolla una mayor actividad.

Como Bérgamo, su universidad, también está dividida, aunque en este caso en más partes. Los estudiantes del área económica y jurídica tienen su campus en la parte baja, los ingenieros, en una localidad a seis kilómetros, donde también se encuentra el centro deportivo, llamada Dalmine, y los de Letras, Magisterio y algunas Ciencias Sociales acuden a edificios de la ciudad alta. Los primeros tienen la Facultad dividida en tres inmuebles, por lo que verán los principales atractivos bergamascos mientras acuden a clase o entre clase y clase.

La Universidad de Bérgamo, hasta lo que yo sé -estudio Periodismo-, va más a día a día que la de Valladolid. Un mes antes de empezar el curso conocí los horarios de las asignaturas del primer cuatrimestre y en enero, las del segundo. Como muestra, he sabido la disposición de las clases de la última parte hace dos semanas escasas. Los exámenes finales en Valladolid estaban colgados en septiembre u octubre; en Bérgamo, casi en noviembre. Los horarios no están colocados por cursos, por asignaturas, por lo que lo tienes que ver y luego hacerte tu horario, y es normal que los primeros días o semanas no haya sitio ni en el suelo para sentarse, por lo que hay cambios de clase, a veces, casi continuos.



Porta Nuova, centro administrativo de la ciudad. César Ceinos
Al igual que otras universidades, el estudio de las asignaturas se hace con libros recomendados por el profesor y con los apuntes, que sirven solo como apoyo y explicación a la bibliografía. Una vez estudiado, la prueba puede ser escrita u oral, por lo menos en Letras. Eso depende como lo prefieran los profesores, incluso tengo alguno que me hará un examen oral y otro escrito.

Una cosa que me ha llamado la atención cuando llegué a Bérgamo fue el negocio que existe con el material útil para aprobar asignaturas. En las corcheras, las que normalmente en España están llenas de carteles ofreciendo pisos, aquí hay una barbaridad de anuncios con un elenco de material que ofrece a la estudiantina en general. No hace falta ni conocer al vendedor. Te deja el número de móvil, el correo electrónico e incluso el Facebook.

Como toda persona Erasmus, el que acuda a Bérgamo tendrá que pasarse por Relaciones Internacionales. Yo todavía no he tenido ningún problema allí, no me han puesto muchas pegas. También, idéntico al resto de las ciudades con estudiantes extranjeros, existen, en este caso, dos asociaciones de Erasmus, AEGEE y ESN, las cuales te ayudan a conocer a gente Erasmus, te enseñan la ciudad, te llevan de excursión, de fiesta, etc. Son parte de la vida Erasmus. Al haber dos puedes hay más variedad de actividades, por lo que puedes elegir entre más posibilidades. Aunque suelen ser ellos los que contactan contigo, en Facebook tienen perfiles y grupos donde puedes resolver tus dudas antes y durante tu estancia en la ciudad.



Plaza  Vieja y Biblioteca Angelo Maj, Ciudad Alta. César Ceinos
Para lograr alojamiento la Universidad tiene una página web en la que se ofrecen a los Erasmus habitaciones. El precio suele estar entre los 270 y 370 euros por mes. Casi todas, por lo decir todas, están en ciudad baja, por lo que los estudiantes que no estudien abajo tendrán que subir andando o coger el servicio público, llámese autobús o funicular, que une la città bassa con la alta.

La ciudad, situada en el centro de la Lombardía, está situada a unos 40 km de Milán y tiene a apenas 15 minutos, en autobús urbano, el Aeropuerto de Bérgamo, llamado también Milano-Bergamo, Orio -por el municipio donde se encuentra- o como pone en el rotulo de la instalación “Il Caravaggio International Airport”. Lo bueno, para los estudiantes Erasmus y demás personas que les gusten los viajes, es que es la base de cierta compañía de vuelo irlandesa, por lo que viajar desde y hacía aquí es barato. La mayoría de los estudiantes de Periodismo de la Universidad de Valladolid en Italia han pisado este aeropuerto. Teniendo Milán al lado es fácil también ir en tren a donde se te antoje, incluso a Siracusa (Sicilia) y si te gusta conducir, alquilar un coche no es muy caro en Italia. Asímismo, Bérgamo tiene trenes directos con destino Brescia, Verona o Venecia.

Bergamo, ciudad que aspira a ser Capital Europea de la Cultura en 2019, posee centros culturales, entre los que destaca el Teatro Gaetano Donizetti. Para las personas amantes de las compras y la ropa, está la calle Veinte de Septiembre y el Orio Center, un centro comercial situado enfrente del aeropuerto y para a las que les guste el fútbol, en Bérgamo tiene su sede el Atalanta, equipo de la Serie A italiana, al cual se puede ir a ver por unos 15 euros. De aquí también es la Foppa, uno de los conjuntos más laureados de voleibol femenino de Bérgamo. No hace falta decir que en Bérgamo hay una gran cantidad de pizzerías y kebabs donde poder comer y cenar, además de restaurantes y sitios caros.

Partido de Voley femenino, Pabellón de Bérgamo. César Ceinos
Por último, señalar que la fiesta bergamasca no es de las que sales a las once y vuelves a casa el día siguiente por la mañana, pero existen algunos locales, en Bérgamo, y discotecas, éstas en la zona metropolitana de la ciudad, donde puedes pasar una buena noche. Un pequeño problema, para ir a estos lugares, hay que ir en coche, lo de los buhos aquí no existe.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Cesar ya que pones palabras italianas podias por lo menos haberlas acentuado correctamente: Università y città. Ahi lo dejo! Y enhorabuena por lo demás.

Publicar un comentario