20 de febrero de 2013

MÉXICO, ¿FUTURO DEL TURISMO?

Juan Carlos Castro Simón/@JimmyTurunen

El 3 de febrero El País publicaba en sus páginas una entrevista a la Secretaria de Turismo de México, Claudia Ruiz Massieu. La entrevista era un reflejo del interés de México por convertirse en una potencia turística de primer orden.

Turinews

Actualmente, España es el cuarto país en cuanto al número de turistas, siempre según la Organización Mundial de Turismo, solo le superan EEUU, Francia y China. La crisis mundial ha supuesto un freno al tráfico de turistas para las potencias del sector, aunque ahora poco a poco se están recuperando. México como antes lo intentaron Túnez, Turquía o Croacia quiere tratar de tú a tú en esta disciplina a las grandes potencias.

De momento, en 2012 el país americano se situaba en el décimo puesto, con 23 400 000 visitantes, sin embargo si nos referimos a los ingresos, México obtiene 11 869 000 €. Lejos de los 27 millones de euros que obtiene Hong Kong por el turismo, décima potencia en el ranking de las regiones que más ingresos obtienen del turismo. Según  Claudia Ruiz Massieu, el Sector Terciario o Servicios supone un 8,4% de la economía mexicana, dentro del sector, el turismo ya es la principal actividad en número de ingresos.

Logo de la Organización Mundial de Turismo


México, que  recibe la mayoría de visitas de Canadá y EEUU, no es el país favorito a la hora de viajar para los europeos. Cambiar esta premisa es la meta de la Secretaría de Massieu. Con las divisas que se ganen con esta actividad se podrá invertir en industria “sin chimeneas” debido a que es la que menos estropearía los recursos naturales con los que cuentan.

Así México quiere vender su imagen como un país con playas limpias y paradisiacas. Donde la fiesta está asegurada y, a la vez, el confort que se obtiene es merecedor de los mismos dioses. El Turismo emplea directamente a 2,4 millones de mexicanos, además es el principal destino de las trabajadoras mexicanas, un primer paso para el desarrollo social del país. Todo es de color rosa y solo una pregunta en el horizonte, ¿dejarán las potencias turísticas a México competir contra ellas?

Los Zetas un cártel que apareció en los medios debido a una guerra entre sus cabecillas

El principal problema del país Azteca para el desarrollo del turismo es la Seguridad. Cada vez que México aparece en las noticias de un medio de comunicación es debido al narcotráfico y la lucha de cárteles. Los documentales hablan de prostitución infantil, periodistas decapitados, mala adaptación de los inmigrantes y drogas, siempre drogas. Lo único positivo sobre México que llega a nuestros oídos o entra por nuestros ojos son sus playas y su variada y sorprendente historia: Mayas, Aztecas y España Colonial.

México es ese país sin ley al que huyen los proscritos estadounidenses en busca de playas de postal en las que todo el mundo bebe tequila y habla español. Donde el protagonista de la peli es un superhombre con suerte que mata a diestro y siniestro malvados narcos y pobres ladronzuelos en cantinas de tercera y mansiones de jeques.  Como se afirma desde el Gobierno: “Tener atractivos no es lo mismo que tener un producto turístico”.

Un ejemplo claro del producto turístico mexicano lo tenemos con una noticia aparecida todos los telediarios y boletines informativos tres días después de que se publicara la mencionada entrevista a la Secretaria de Turismo del país latino americano.  “Agresión sexual en México a 5 Turistas Españoles”.


El ataque del grupo de hombres armados se produjo en Acapulco, una ciudad que pierde turistas, según RTVE, debido a la violencia en sus calles. Tras el incidente se la ha catalogado como una de las ciudades más peligrosas del mundo.

Sólo hay que analizar las noticias que se publican cuando un país quiere abrirse terreno en el Turismo a nivel mundial para saber si les interesa o no a las potencias turísticas tener nuevos competidores.

En los 50-60 cuando España empezó a plantar cara a países como Francia (tradicional potencia mundial en Turismo), el país galo no respondió con ninguna campaña más allá de mencionar la dictadura en la que nos encontrábamos. Las organizaciones internacionales por entonces situaban a España como un destino turístico de moda, pero de una “moda pasajera”. Nadie debía preocuparse y España se estableció como potencia gracias en parte a los planes para mejorar la calidad de los destinos turísticos.

Mirador de Acapulco
La aparición de China como destino turístico en los últimos años viene precedida también de una moda y se impone ante la fuerza del gigante de oriente. Ahora bien desde que el Turismo empezó a ser una actividad económica, los rankings siempre han estado ocupados por los mismos países.

Hace unos años, a principios de siglo el Sector Turístico en España y las demás potencias del sector sufrió una pequeña crisis con la recuperación de los países de Europa del Este y sus playas en el Adriático; la apertura a este mercado de la cultura y playas tunecinas; y  las potencialidades ofrecidas por Turquía el país musulmán más acogedor para los occidentales.

Las comparaciones son odiosas, pero España, EEUU y Francia no podían competir, o eso parecía, con estas nuevas potencias, con atractivos comparables y mucho más baratas. Si analizamos las campañas publicitarias de turismo españolas en esos momentos nos encontramos con los eslóganes “Bravo España” y “España Marca” (campañas en las que el Estado aumentó la inversión), ninguna de ellas resultó efectiva, una de las causas estos nuevos competidores. Países más baratos con sol, playa y monumentos dignos de ver. El problema para estos países, al igual que lo es ahora en México, era la seguridad.


Cartel de publicidad de Turismo en España en 2004.
Hoy día, en el último informe de la Organización Mundial de Turismo (2012), de los tres países citados solo Turquía está en el Top 10 de países más visitados.  Con 29 millones de turistas, lejos de los 56 millones de visitantes que acumuló España, 4º país en la lista.

Analizando la evolución del número de turistas en España y Turquía vemos que a partir de 2004 el crecimiento del número de visitas de ambos países se equipara. Grupos terroristas habían atentado en Ankara y Estambul, la Seguridad de Turquía no era buena para el turismo, hasta la fecha no se habían producido atentados de tales proporciones en las dos ciudades más importantes, pero ese dato no se hizo saber. De momento, entre la Guerra de Narcos y la agresión de las 6 españolas  en Acapulco yo no me sentiría seguro en la Nueva España.

0 comentarios:

Publicar un comentario