8 de marzo de 2013

LA MUERTE DE UN DIOS

Juan Carlos Castro Simón/@JimmyTurunen

Cuando se muere un dios, todo es silencio, o mucho ruido carente de sentido, al fin y al cabo silencio. Los dioses no están hechos para morirse y cuando el trágico final ocurre, por muy predecible que sea nadie sabe qué pasará.

Foto de Silvia Andrea Moreno
Chávez era un dios, era un dios porque no estaba hecho para morirse. Ya había resucitado una vez cuando salió de la cárcel e hizo un amago final, como el canto de un cisne, algunos dirán urraca, cuando parecía que por milagro había ganado la partida al cáncer. Hay demonios a los que los mismos dioses, esos que ponen y disponen a su antojo, nunca vencerán.

Hablar de lo socialista que era Chávez sería un error, todo el mundo sabe que era socialista, incluso Anguita reticente a admitirlo, en una entrevista de Jordi Évole para Salvados, tuvo que ceder su voz a la verdad. Por cierto, que a alguno le puede llevar al equívoco, cuando se dice de Chávez y Morales que son socialistas, nadie debe pensar en una especie de Zapateros con planes progresistas en el bolsillo. La socio-democracia es una cosa; el socialismo es un sistema, como mínimo distinto, el que quiera profundizar en el tema que consulte la Wikipedia.

Pocos líderes de un país pueden hacer al Rey Juan Carlos I, mal que nos pese algunos, buen diplomático, saltar de su silla y del protocolo para lanzar como un dardo fallido el famoso: “¡¿Por qué no te callas?!”. De hecho, solo aquellos líderes/dioses son capaces de recalcar el error y activar iras y burlas utilizando la misma frase con la que se le atacó y alguna que otra canción con dedicación exclusiva:



Chávez era un dios, aunque no escribió una biblia, demostró con arrojo divino que lo que él no otorgaba no era válido y si él prefería a Maduro como sucesor, último ejemplo, aunque una carta magna lo prohibiera, nadie podía contradecirle. Para qué enfrentarse al Olimpo si todos sabemos cómo acabó Prometeo.

“Aquí unos felices y otros tristes, en algunos sitos alborotos, pero en general todo tranquilo”, afirma @SifredoS,uno de los venezolanos no afines a Chávez, al preguntarle sobre la situación en su país. Cuándo se muere esa especie de líderes como el venezolano siempre pasa lo mismo. EEUU tiende la mano para mejorar las relaciones, Cuba llora la muerte de un hombre que les ha estado manteniendo en parte, gracias a las divisas del petróleo. Como toda Iglesia, Chávez convoca desde su ataúd a creyentes y hostiles herejes, nunca hay término medio.

Mantener arrodillado a un pueblo no es fácil y pocos son los que lo pueden lograr. El control del Legislativo, Ejecutivo, Judicial y de los medios de comunicación es quizá la forma más efectiva; el carisma la fórmula secreta que diferencia la Coca Cola de la Pepsi. “En 30 días debería haber elecciones, bueno… sino se burlan de la Constitución como siempre… Los poderes están arrodillados. Maduro asumirá el control por ahora”, continúa Sifredo Santana vía Twitter con las limitaciones que supone escribir en 140 caracteres.



Muerto el mismo día que Stalin, las coincidencias son cosas que siempre deben mencionarse, Chávez perdió la inmortalidad ante el escepticismo de todos los que averiguaron que su traslado desde Cuba a Venezuela solo podía indicar la tragedia.

¿Dejó  todo “atado y bien atado” el venezolano? Muchos prevén una futura batalla por el poder en su partido, el PSUV (Partido Socialista Unido Venzolano). El nombramiento de Maduro por delante del que la Constitución nombraba como sustituto, Diosdado Cabello, Presidente de la Asamblea Nacional, ha debido levantar ampollas. Aunque visto de un modo ligeramente diferente, con ambos el sistema seguirá siendo el mismo. Socialista, sí, pero de ese socialismo que controla los poderes principales de la democracia y los medios de comunicación, como algunos aquí se quejan que hace Berlusconi en Italia, diferencias ideológicas a parte. En palabras de Santana: “Ambos son la misma mierda”.



La muerte de Chávez dará que hablar para largo en las tertulias de los cafés y los platós de televisión. Unos dirán que el socialismo es malo, otros, quizá los mismos, que la democracia debe prevalecer ante cualquier figura. Se destacarán aquellos actos en los que difunto dio muestras de su carisma, algún avanzado mencionará las reformas que ha hecho en Venezuela y el crecimiento de este país durante su mandato y, ya, los que ganarán a todos los demás en la lucha por el share se dedicarán a investigar las frases que Chávez dijo y hoy resultan más irrefutables que las Profecías de Nostradamus, que en estos casos siempre salen a relucir.

"Hasta el 10 de enero de 2013... Ya... Más allá no...No, no, no". Hugo Chávez.

Mucho ruido y poco sentido, lo que al fin y al cabo es igual que el silencio. Lo único que nos quedará claro a todos es que en Venezuela ha muerto un dios y cuando los dioses mueren nadie sabe qué ha pasado, y lo que es mucho peor, ¿qué pasará? Tal y como contesta Santana: “Esperar que el Consejo Nacional Electoral sea transparente”.

3 comentarios:

Javier dijo...

Hacer deídad un hombre que nadie trata como Dios, nadie sensato, pues esa es la imagen de trato "borrego" que quiere dar los medios masivos sobre qué era Chávez. Una burla a la inteligencia del pueblo venezolano. Si el nombre del comandante será eterno es porque quienes se preocupan por el pueblo, como dijo ya Martí sobre Marx, merecen respeto. Por todo esto, el título y las diversas referencias me parecen un insulto, supongo que sin intención alguna, a la inteligencia de la gente.

¿Qué pasa si nos informamos de la situación internacional solo con la prensa que se dedica a reproducir el mensaje institucional? Pues pasa eso.

"Cuba llora la muerte de un hombre que les ha estado manteniendo en parte, gracias a las divisas del petróleo"

Los Mass Media reproducen constantemente que Cuba es mantenida por Venezuela o que Venezuela es una colonia cubana... Todavía no sé que argumentos se esgrimen para defender semejante burrada que escapa de todo sentido, pero bueno... Si cuela, cuela.

"Mantener arrodillado a un pueblo no es fácil y pocos son los que lo pueden lograr"

¿? La referencia, si se es malintencionado, se puede intepretar como que Chávez sometía, cosa que me parece absurda tras ganar, si no me falla la memoria, 13 ó 14 consultas populares. No creo que sea el caso. Pero aún así, el trato de Chávez y los ciudadanos venezolano era entre iguales. Luego nadie se arrodilla para despedir a los suyos, luego la referencia es errónea en todo caso.

"El control del Legislativo, Ejecutivo, Judicial y de los medios de comunicación es quizá la forma más efectiva; el carisma la fórmula secreta que diferencia la Coca Cola de la Pepsi"

Otra reproducción del imperio medíatico: El caudillo populista. La referencia a las instituciones públicas carece de sentido en un país que se caracteriza por la transparencia de sus instituciones, así lo dijo el señor J. Carter, ex presidente de EEUU. Y la afirmación el dominio de los medios de comunicación por parte del gobierno chavista pone de manifiesto que no te has preocupado de contrastar esa gran mentira mediática, como periodista en formación te insto a investigar cuantos medios de comunicación (prensa, radio, televisión...) están en manos públicas y manos privadas en Venezuela.

"Muerto el mismo día que Stalin"

Sin palabras. Bueno si, con palabras, la ideología de Stalin era comunista, Chávez no era comunista, era un progresista con tintes socialistas. Luego la comparación es equívoca.

"Muchos prevén una futura batalla por el poder en su partido, el PSUV"

Si, aquí no te equivocas. Muchos preeven y difunden una batalla, todos de derechas.

"como algunos aquí se quejan que hace Berlusconi"

Wow, comparaciones que gozan de imparcialidad... Y claro, paralelismos que no dejan duda alguna, copias calcadas.

"En palabras de Santana"

¿? Como sabemos, el tuitero SifredoS es una referencia clara en lo que análisis sociopolítico se refiere. Su caracter científico y la solidez de sus análisis lo hacen digno de ser ejemplo de argumento de autoridad.

"Unos dirán que el socialismo es malo, otros, quizá los mismos, que la democracia debe prevalecer ante cualquier figura"

Bueno, esto muestra una clara desinformación sobre qué significa socialismo. ¿Es que el Socialismo es incompatible con la libertad?
¿Qué tiene que ver la imagen? ¿Referencias a un culto a la personalidad que no se sostiene? Creo que hay que ir más lejos de la Wikipedia para informase sobre el significado de la terminología. De nada.


En fin, ha estado bien dedicarle un tiempillo al artículo. Esperemos estes en disposición de aceptar mi crítica constructiva, pues la construcción del periodismo no debe ser ajena a los lectores, y para nada es cuestión particular de los que se preparan para ejercer la difícil tarea de informar, pues el que no informa bien, al fin y al cabo, miente.

Un abrazo y mucha suerte.

Juan Carlos Castro Simón dijo...

Javier me parecen muy interesantes tus reflexiones y que te dignes a decir lo que no te gusta, aquí estamos para aprender. Te explico algunos de los motivos de los términos que utilizo en el artículo.Aunque tus cuestiones van más a la validez de argumentos que a las ideas.
Lo primero que quisiera decir es que Sifredo Santana no lo cito como una referencia política, sino como un chico de Venezuela que no es afín a Chávez.
Para informarse sobre las diferencias entre el socialismo y sus diversas variantes desde luego que hay que ir más allá de la wikipedia y leerse más de un libro. Pero me parece un buen punto para comenzar.
Las relaciones entre Venezuela y Cuba son muy buenas, no digo que Venezuela mantenga totalmente a Cuba, ahí esta es (en parte). Tampoco acuso a Cuba de controlar Venezuela. Chávez en un primer momento, 1ª elecciones que ganó se desmarcó de los Castro, luego se acercó. No creo que Chávez diera algo a Cuba por simple solidaridad, la política internacional no admite esos términos y menos que dejara a Cuba meter mano en Venezuela. De todas formas para un mercado tan aislado como el de Cuba, cualquier negocio es un buen negocio.
Culto a la persona no, pero demasiado amor a veces mitifica. Citado está que Chávez hizo que su país creciera,internacionalmente situó a Venezuela como un país y no un sitio a dónde ir a robar petróleo, eso es mucho. A esta mitificación del personaje (se le va a embalsamar como a Lenin) se le suma su populismo, Chávez era populista. Un país que mitifica a sus gobernantes nunca puede ser democrático.
Chávez de saltó varias veces lo marcado en su Constitución para hacer lo que él creía pertinenete y adecuado. Saltarse la Constitución es doblegar un poder que está ahí para que no te excedas en tus competencias. El programa de Aló Presidente es otro ejemplo del control, en este caso tu que estudias periodismo Cuarto Poder, no creo que Chávez utilizara las televisiones públicas para criticar su gestión. ¿A caso Canal Nou habla sobre el Gurtel? El 80% de las televisiones en Venezuela son privadas, pero el gobierno cambió las leyes de concesión de canales arguyendo que EEUU controlaba a los periodistas, cosa que me creo. ¿Qué más te da tener televisiones privadas si por ejemplo, caso de España, puedes negarte a dar cobertura a HipanTV?
A esto le sumamos que Chávez jugó con este poder varias veces a lo largo de su carrera amenazando de no renovar licencias, eso a cualquier medio le impone. La comparación con Berlusconi viene al cuento debido a que dentro de la política europea, más comprensible para nosotros, este es el personaje político que más juega con el control de los medio y el populismo.

Javier dijo...

Muchas gracias por responder. Siempre es bueno sentir que alguien le dedica atención a lo que uno hace. Un abrazo.

Publicar un comentario