26 de marzo de 2013

VISTO Y NO VISTO

Jorge Hierro/@Shajaolana


Llegó, tardó, pero besó el santo. Justo ahora, sin embargo, pide descanso. Estamos acostumbrados a que las grandes figuras del mundo del cine exploten al máximo su potencial probando en numerosos proyectos e interpretando diferentes y extraños papeles para demostrar su evidente talento. No es el caso de Ryan Gosling, puesto que el romántico por excelencia del celuloide (con todos los respetos al obsoleto Dicaprio de Titanic) que se hizo famoso gracias a un diario que firmaba como Noa, se ha vaciado en un período de tiempo en el que actuaba hasta para ir al baño. Se ha explotado mucho y demasiado rápido.

‘’Ya he perdido la perspectiva sobre lo que estoy haciendo. Creo que me irá bien tomarme un descanso y reflexionar sobre lo que hago y cómo lo hago’’
Por el momento, el joven actor londinense (aunque no inglés, su ciudad natal es el Londres de Ontario, Canadá) ha participado en más películas que años ha vivido (35 títulos en 32 años), por lo que no es muy descabellado pensar que ha pasado más tiempo siendo cualquier otra persona que él mismo, y eso, a su edad, cansa.

 A pesar de la gran cantidad de filmes en los que ha trabajado su talento, éste sólo se empezó a reconocer cuando Ryan llevaba casi una década paseándose sin pena ni gloria entre camerinos y sets de rodaje. Su explosión en 2004 interpretando al joven adolescente enamorado en El diario de Noa que se convirtió en la ópera prima de su ahora dilatada fama. Pocos años después, volvió a las salas de cine interpretando una gran variedad de personajes de muy diverso calado.



Desde que se estrenara en el mundo del cine con Frankestein y Yo en 1997, Ryan trabajó a una media de película por año hasta una década después, momento en el que pulverizaría su bagaje estrenando entre los años 2010 y 2013 hasta 10 películas, algunas con las que obtuvo nominaciones al Oscar a mejor actor, como Drive. La gran diferencia entre las películas estrenadas entre 2010 y ahora y las anteriores al año en el que "La Roja" se convirtió en campeona del mundo es el papel del joven actor: Ha sido papel protagonista en las últimas 15 películas en las que ha participado, incluyendo las 10 de los últimos 4 años.

No sólo es cine todo lo que Gosling hace, sino que, además, el nuevo reclamo del sector femenino del público en el cine también goza de buenas cuerdas vocales para cantar, y las aprovecha en su banda Dead Man’s Bones, grupo con el que lanzó su primer álbum en 2009. Desde luego, si alguien busca trabajo en Hollywood éste es su momento, puesto que quizás cuando vuelva Ryan no quedarán papeles para nadie más.

¿Cuándo volverá?

La pregunta del millón. Lógicamente, no hay fecha exacta. Sin embargo, aún nos queda munición que gastar de su trabajo, ya que aún están por estrenarse 3 películas más del actor canadiense (Cruce de Caminos, Only God Forgives y una obra de Terrence Malick que, a pesar de encontrarse en fase de post-producción, aún no tiene título) y además hay anunciada una ópera prima suya (en fase de pre-producción): How to Catch a Monster. Tal y como leen, a sus 33 años, el actor y cantante londinense decide tomarse un descanso para volver con su primera dirección. En el reparto contará con la participación de su mujer, Eva Mendes, con quien compartirá cartel en la ya mencionada Cruce de Caminos, y también con Saoirse Ronan, quien acaba de explotar en el mundo del cine tras periplos como The Lovely Bones o Hannah y que actualmente cuenta con 6 proyectos en marcha para el próximo año. Además, justo el viernes pasado estrenó en España The Host.


Quizás sea demasiado prematuro para que Gosling trabaje detrás de las cámaras, pero casos como el de Ben Affleck dan fe de que la edad tan sólo añade experiencia al talento. Si se tiene talento, sólo hará falta tiempo para saber si el guerrero ha merecido su descanso.

0 comentarios:

Publicar un comentario