2 de marzo de 2013

¿Y AHORA QUÉ? (Italia Tiene Que Decidir)



Fotos y texto: César Céinos/@Cesarc1991

Las elecciones generales en Italia han dejado un panorama bastante dividido. Pocos votos han separado a las dos coaliciones principales (normalmente los principales partidos de Italia se presentan junto a otras formaciones en torno a un líder). La ganadora, la de centroizquierda, liderada por Pier Luigi Bersani y su formación, el Partido Democrático (PD); y la de centroderecha, comandanda por Silvio Berlusconi y su partido El Pueblo de la Libertad (PdL) y con el apoyo de la Liga Norte (LN).



A estas dos listas se suma una tercera, Movimiento 5 Estrellas (M5S), el partido de Beppe Grillo, otrora un cómico profesional que ahora ha estado denunciando la corrupción y la políticas italianas y que se ha hecho con un 25 % de los votos a la Cámara de los Diputados y un 23 % al Senado. Más atrás se sitúa, con un 10 %, el tecnócrata Mario Monti, que junto a los partidos de centro probó suerte para repetir mandato y ha visto como el pueblo italiano no le ha apoyado. Probablemente ha tenido en Europa más apoyo real que el que ha tenido en Italia.


Con Monti fuera del juego, tres son las fuerzas sobre las que pesa el futuro político del país transalpino. El Presidente de la República, Giorgio Napolitano, debe de señalar a una persona como presidente del consejo de ministros, pero este debe de ser apoyado por el Parlamento (ambas asambleas). Esto es lo difícil. Bersani ha intentado obtener el favor de Grillo, pero este no está por la labor. Con esta negativa al líder de centroizquierda solo le queda llamar a la puerta de Berlusconi. Difícil papeleta para Bersani ya que el apoyo que buscó,M5S ,le ha dado calabazas y el del centroderecha, según miembros de su partido, es muy peligroso.


Lo que empezó con una retirada de apoyo del PdL, el partido de Berlusconi, (en dos cuestiones económicas) a Monti, continuó con la dimisión de este y con la convocatoria de unas elecciones que han dado lugar a esto. No es que el coche este en punto muerto... es que no tiene ni el contacto dado. ¿Y ahora qué? ¿Vuelta a votar? ¿Candidato de consenso? Solo ellos lo saben y el pueblo italiano, es de suponer, quiere saberlo pronto.

En Italia se vota con papeleta común, se tacha al partido que votas.
Cartel de propaganda de Mario Monti
Lo único claro que las urnas han dejado es el no a “il professore”. Pero en una Europa en la que el dinero ha pasado a un primerísimo plano, totalmente hegemónico, el tiempo pasa muy deprisa. Ya hay políticos opinando (todo el mundo puede hacerlo) sobre la situación del país, y el presidente Napolitano ya ha tenido que salir a la defensiva. El futuro de Italia pende de las cabezas de Bersani, de Berlusconi y de Grillo. La solución tiene que venir de Italia, a Europa la han apartado, por lo menos por ahora. Sobre sus actuaciones está el mañana de los italianos.




0 comentarios:

Publicar un comentario