11 de abril de 2013

EL TELÓN DE PLASMA


Juan Navarro García/@Juan13Navarro

El Jefe de Gobierno de un país es la persona que, entre múltiples atribuciones más, representa a sus ciudadanos para obtener lo mejor para ellos. Una manera de mejorar la relación con la plebe consiste en saber acercarse apropiadamente al individuo, aunque sin caer en el populismo del que muchas veces abusa la clase política. Tampoco debe esconderse de sus paisanos.

Mariano Rajoy. Fuente: Wikipedia

En España esta figura no es otra que Mariano Rajoy Brey, que salió democráticamente elegido por las urnas, como debe ser. Cuando el popular llegó a Zarzuela se encontró con una de las situaciones más complejas y difíciles de superar por parte de nuestro país desde la liberación del régimen franquista.
No hay más que echar un vistazo a la hemeroteca para ver que no se han podido solucionar y que muchas de estas realidades se están agravando. Sin embargo, pese a la multitud de críticas que pueden hacerse al Gobierno por su ineficacia para solventarlas, hoy no voy a hablar de ello. Me importa un pito la herencia recibida, paso de Suárez, González, Zapatero, Fernando VII o Pepe Botella.

Hablo de la vergüenza. Vergüenza. Es patético que a la hora de dar la cara y afrontar ante el ciudadano la responsabilidad de ser presidente del gobierno se esconda la cabeza bajo el ala. No es tolerable que en lugar de recibir a los medios de comunicación y responder a las preguntas que estos tienen que hacer, que no hacen sino llevar la voz de cada persona a la palestra, se esconda detrás de una pantalla de televisión.



El telón que ejerce la pantalla sirve para soltar la parrafada y las palabras adornadas afirmando que el futuro será mejor y se avecinan brotes verdes sin tener que recibir incómodas cuestiones. Para evitar ese marrón, mejor escabullirse y no solo una vez, ya van dos veces que Mariano Rajoy recurre a la televisión para dar el parte, como hace varias décadas, y protegerse.

Es lamentable. Cualquier persona de mentalidad abierta por mucha vinculación ideológica a la derecha o a la izquierda debe darse cuenta de lo bochornoso de esta cobarde acción. Ha de quedar claro que las críticas vertidas hacia ello no dependen de la postura política de Rajoy. Socialista, de UPyD o de IU, cualquiera merecería esta crítica.

Foto flickr Rubalcaba

Es posible que en un futuro próximo esto vuelva a suceder, que se corra un tupido velo sobre la figura del Presidente del Gobierno para seguir eludiendo responsabilidades. Es nuestro deber darnos cuenta de que esto no puede seguir y que es una muestra más de la mofa política que recibe el ciudadano por parte de los políticos.

Basta ya de encubrir las barbaridades cometidas por la clase política simplemente porque sean de nuestro ala ideológico. En ningún caso debe perderse la objetividad a la hora de ver que socialistas, populares y demás ralea se están riendo a mandíbula batiente de los ciudadanos y sus derechos.
Pero no les podemos decir nada, porque están detrás de un plasma.

0 comentarios:

Publicar un comentario