3 de abril de 2013

LA MENTIRA COMUNISTA

Juan Navarro García/@Juan13Navarro

Corea del Norte es uno de los escasos legados que quedan del comunismo que no hace tanto tiempo ocupó buena parte del mundo e influyó total y absolutamente en la toma de decisiones que desembarcaron en el día de hoy tal y como lo conocemos.

Todos sabemos más o menos en qué consistía el comunismo y los ideales por los que luchaban Marx, Engels y compañía. Un ligero vistazo a las sugerencias de estas personalidades para lograr una sociedad más igualitaria muestran que, en cierto modo, eran buenas. Igualdad plena para todos. Suena bien, ¿verdad? Sin embargo, esto no fue así.


En lugar de desarrollar estas ideas y beneficiar de este modo a la sociedad, todo fue tergiversado y dio lugar a lo que ya sabemos todos: cayó el comunismo salvo en algún punto concreto del planeta. Uno de ellos es Cuba y otro es Corea del Norte, que hoy copa las portadas de los periódicos. 

Curioso el caso de los coreanos. Bajo un modelo supuestamente comunista, muy cercano a un sistema estalinista con todo lo que esto conlleva, el país norcoreano se encuentra muy por debajo del nivel de sus vecinos del sur, con capital en Seúl. No seré yo quien defienda el capitalismo salvaje, pues ya han quedado claras las negativas consecuencias que este tiene, pero los datos están ahí. El pueblo norcoreano se encuentra sometido a los designios de Kim Jon-un, dictador comunista que ha heredado el trono de su padre Kim Jon-il sin cambiar un ápice la situación de la sociedad.


Corea del Norte es un país a no imitar. Sometido a una dictadura, el estado (si se puede utilizar este término para el régimen de Pyongyang) norcoreano está bajo mínimos, ya que los recursos económicos disponibles no se emplean en ayudar a la sociedad, como todo buen sistema comunista debería hacer, no. En efecto, no tratan de solventar desigualdades y alcanzar el Socialismo Real, sino que invierten este dinero en materia armamentística, creando armamento a la vanguardia de la técnica. Mientras en las factorías norcoreanas se producen misiles que llegarían hasta Estados Unidos, a la salida de ellas hay gente (y no poca) que pasa hambre.

La situación de tensión en la península de Corea, en la que conviven ambos enemigos y vecinos, es extraordinariamente tensa desde los 50, cuando se produjo la guerra entre ambas, cómo no, con EEUU y la URSS metiendo el hocico. Las heridas no cerraron bien y de vez en cuando uno de los dos, sobre todo el país comunista, amenaza al otro.


Corea del Norte y su dictador de rigor ha mostrado en los últimos días un movimiento especial, amenazando públicamente tanto a Seúl como a Estados Unidos, que de inmediato se ha posicionado de lado de sus aliados surcoreanos. Desde aquí y sin apenas información comparado con la que disponen ambos estados implicados, me atrevería a decir que esto tiene pinta de bravata norcoreana en busca de disimular en medida de lo posible lo precario de su sociedad y centrar el ojo mediático en su inmenso poderío logístico. Mientras tanto, el pueblo pasa hambre y no lo puede decir. Es lo que tiene la censura.

Todo esto va en contra de lo que ''El Capital'' de Karl Marx relataba y lo que en primeros momentos trató de ponerse en marcha en la URSS. Estas palabras bonitas, difíciles de conseguir pero deseables pese a utópicas, han quedado en agua de borrajas cuando auténticos dictadores comunistas han dejado de lado el bienestar común en busca de un objetivo que no tiene ni pies ni cabeza.

Mientras tanto, el pueblo pasa hambre.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Documentación:
- La Guerra de Corea no tuvo lugar en 1955, ya que en 1953 se firmó un armisticio en Panmunjon, estableciéndose el paralelo 38 como frontera (custodiada por 30.000 soldados estadounidenses que se renuevan cada cierto tiempo entre las tropas surcoreanas) entre Corea del Norte y Corea del Sur.

- ¿Sólo cuba y Corea del Norte son comunistas? ¿Cuando se extinguió el comunismo chino de Mao?

Trata de informarte mejor para no perder credibilidad.

Anónimo dijo...

¿La URSS metiendo el hocico? ¿Sabes que fue Stalin quien habló con Mao para que éste convenciera a Kim-il-Sung de retirar las tropas de Corea del Sur en la última internada para evitar otra guerra atómica?

Anónimo dijo...

No tienes ni idea de socialismo, ni de comunismo, así como tampoco tienes idea de Marxismo-Leninismo.

Poco rigor periodistico atacando sin cesara a la Republica Democratica Popular de Corea.

Vergüenza de articulo

Anónimo dijo...

Es una mierda de articulo que no para de atacar al glorioso, heroico y ejemplar pueblo de la RPDC.

y tu estudiaste periodismo ?? te regalaron el titulo

Publicar un comentario