20 de abril de 2013

LEY ANTIDESAHUCIOS MADE IN PP


Adrián Arias Marcos/@Adry_Chygry

En menos de dos meses la ley de desahucios aprobada este viernes 18 de abril por el Partido Popular entrará en vigor. La norma empieza ahora su tramitación en el Senado después de recibir 23 votos a favor, todos ellos del PP y 21 en contra, de PSOE, PNV, Izquierda Plural, CiU, Amaiur y BNG, los partidos presentes en la Comisión de Economía dónde ha sido tratada la norma.



El 12 de febrero de este año el Congreso de los Diputados decidió por unanimidad tomar en consideración la ILP presentada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en la que se trataban puntos tan controvertidos como la dación en pago (entregar la vivienda para saldar la deuda hipotecaria), el alquiler social y la paralización inmediata de los desahucios. La ILP fue presentada ante el Congreso con cerca de un millón y medio de firmas, muy por encima, casi tres veces más de las necesarias, para que estas iniciativas sean tomadas en consideración (50.000). Hoy, de esa Iniciativa Legislativa Popular queda bien poco.

El Gobierno ha aplicado el “tijeretazo” a la iniciativa de la PAH y ha desestimado los puntos principales de la ILP. Así, propuestas tan importantes como la dación en pago se quedarán en el tintero. El principal punto de la nueva ley del PP es la suspensión de los desahucios durante el periodo de dos años para las familias que cumplan una serie de requisitos económicos muy duros.

En cuestión, para paralizar un desahucio, los ingresos de los miembros de la familia no deben superar los 19.000 euros anuales. Otra de los puntos que recoge la nueva ley es la obligación de los bancos a negociar o renegociar la deuda hipotecaria que contrajeron los afectados en su día y aceptar rebajas o quitas del 35% si se paga la deuda en cinco años y del 20% si se tardan 10. Según explicaba el diario El País el viernes.



Ante los cambios que el PP ha realizado a la propuesta, la PAH ha querido retirar inmediatamente la propuesta de ley y se ha querido desvincular totalmente de esta. “Que aprueben lo que tengan que aprobar, pero no en nuestro nombre” dijo Ada Colau, de la PAH. Los miembros de esta plataforma no han podido ocultar su desilusión y enfado en la concentración convocada junto al Congreso de los Diputados. A grito de “Volveremos a las calles” cientos de personas, muchas de ellas afectadas por los desahucios, recriminaban al Gobierno el tijeretazo que habían realizado a su propuesta y insistían en desvincularse de la nueva ley.

El problema es que una vez que una propuesta es tomada en consideración por el Congreso de los Diputados, ésta pasa a ser propiedad de la Cámara y si la PAH quiere desvincularse de ella tendría que seguir el cauce legal, para ello mediante una petición formal y su posterior voto en el Congreso.

La noticia de la nueva ley de desahucios coincide con el informe del Instituto Nacional de Estadística que revela que en España hay un total de 3,4 millones de viviendas vacías. Es decir, que la gente se está quedando sin casas por culpa de los desahucios y esas casas se están desocupando y quedando vacías, pues los bancos y las inmobiliarias son incapaces de encontrar nuevos compradores o inquilinos.



Visto lo visto hay algo que no funciona y es, sin duda, el sentido común. A los bancos les sale más rentable tener una casa vacía en propiedad, que negociar una hipoteca a la baja con los propietarios. Y es que los bancos ya tienen la jugada pensada. Todas estas casas que están recibiendo de familias desahuciadas ahora tienen poco valor, debido a la grave crisis inmobiliaria. Pero estos bancos ya están especulando que en unos años todas estas viviendas se revalorizarán y podrán pegar de nuevo su “pelotazo” y así volveremos a construir los cimientos de una nueva burbuja económica. El capitalismo no se rinde. Pero los ciudadanos tampoco y aunque sean tachados de nazis, “ojalá hubieran sido así los nazis” pensará un judío, por María Dolores de Cospedal, la gente seguirá protestando. Porque los tenemos calados, sabemos a lo que juegan y todavía y con eso pretenden hacer trampas delante de nuestras narices.

0 comentarios:

Publicar un comentario