21 de abril de 2013

PARAGUAS Y BANQUEROS


Juan Carlos Castro Simón/@JimmyTurunen

“Como dijo Mark Twaint, banquero es aquel tipo que te presta el paraguas cuando hace sol y te lo quita cuando empieza a llover”. Así respondió Rafael Correa a Ana Ibáñez en una entrevista para TVE 24h.  Podría acusarse a la definición de maniquéista e incluso, ahora que está tan de moda la palabra para criticar las medidas sociales de Andalucía, demagógica; sin embargo  más de la mitad de los lectores de este artículo habrá sonreído al leer la frasecilla y habrá pensado: “¡Coño! como la nueva Ley Antidesahucios”.



El Proyecto de Ley de Medidas Urgentes Para Reforzar la Protección a los Deudores Hipotecarios, fija dos años de moratoria para la ejecución de un desahucio en determinados supuestos. Estos supuestos van más allá de recibir menos de 19000€ anuales. Estar en paro, ser familia numerosa, convivir con familiares con una discapacidad con más del 30% o unidades monoparentales son motivos suficientes para gozar de los prodigios de esta nueva ley.

Los beneficiarios de esta nueva medida podrán habitar sus casas por dos años más aunque continúe el impago. Además los bancos están obligados a renegociar la deuda y en algunos supuestos tendrá que rebajarla hasta el 30%.

Ahora bien vayamos más allá de la ley y viajemos dos años en el tiempo. Para eso no necesitamos un Delorean, con las previsiones que dan las diferentes empresas e instituciones nos vale.
Dos años después de que se apruebe la nueva ley (aún tiene que pasar por el Senado) a China según los cálculos del FMI le quedará un año para convertirse en primera potencia mundial y, según declaraciones del Ministro de Economía, De Guindos,  comenzará la recuperación, el BBVA respalda esta tesis.



La recuperación de una crisis no es de un día para otro y cuando en 2014 se diga: “Ya no estamos en crisis” el español medio de a pié seguirá notando los efectos de los recortes sociales producidos, pero seguidamente y muy poco a poco el paro empezará a bajar, aunque muy poco, en 2016 se prevé que la tasa de desempleados supere aún el 20% (FMI).

A comienzos del verano de 2015, si todo sale según lo planeado los bancos empezarán a ejecutar hipotecas masivamente, debido a la acumulación de los impagos, ya que muchos de los que se acojan a la nueva ley, la cual espera que los hipotecados recuperen en 2 años su nivel previo a la crisis, aún no tengan empleo o simplemente su sueldo no supere los 19000€ anuales.

En la actualidad hay 3,4 millones de viviendas vacías en España. La mayoría de ellos consisten en pisos, millonarios de procedencia europea (rusos mayoritariamente) han aprovechado la bajada de precios en España para comprarse su chalet en el Mediterráneo. Primero el lujo y después la clase media, se prevé que en 2015 las economías más potentes de Europa vuelvan a tener una clase media potente de los niveles anteriores a 2008. Hay compradores de pisos.

La venta de pisos este año está siendo problemática. Los bancos ejecutan hipotecas pero tienen problemas para venderlos. Con una mejora en la situación económica los problemas se reducirían. A parte de las mejoras en las concesiones del suelo y los lugares para construir que recuperarán a las constructoras, si de alguna forma se puede conseguir un milagro como este.

La situación hace que actualmente al ejecutar una hipoteca sin un mercado donde colocar los pisos de los desahuciados no sea de provecho para ninguna de las dos partes. Más cuando el precio pagado antes de 2008 es muy superior al valor actual del piso.

Para solventar este problema se suspende la ejecución de la hipoteca a dos años. Si hay recuperación económica de la familia se renegocia la deuda, si no en 2015, cuando haya un mercado dispuesto a comprar los pisos cuya hipoteca se ha incumplido el banco ejecuta la orden de desahucio  y de esta forma el hasta entonces propietario de la casa pierde, pero el banco gana. Mejor un beneficiario que ninguno.


“Banquero es aquel tipo que te presta un paraguas cuando hace sol y te lo quita cuando empieza a llover”. Mark Twaint  tenía una visión muy negativa de los abuelos de los actuales Botín, González; Safra o Kellner, si nos vamos al plano internacional. La economía dirige a nuestros políticos y la Ley Antidesahucios es prueba de ello. Si los que gobiernan dan también paraguas, las definiciones se sobreponen y los dos oficios acaban siendo sinónimos, algo poco rentable desde que se descubrieron los beneficios de la especialización en los oficios.

0 comentarios:

Publicar un comentario