3 de mayo de 2013

PUNK FEMINISTA POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Bizarre Journaliste/@LestrangEnfant

Hay muchos modos de protestar contra la injusticia y uno de los más recurridos y populares es mediante la música.
Al decir injusticia englobaríamos también opresión, limitación de la libertad de expresión, discriminación de cualquier tipo y un largo etcétera. Y al referirnos a la música nos referiríamos a cualquier tipo pero, en este caso, más concretamente al Riot Grrrl, movimiento feminista de los 90 asociado al Do It Yourself, a la cultura punk y al grunge.

El movimiento musical feminista Riot Girrl surge en los años 90.

Tal vez os suene el nombre Pussy Riot. Se trata de una banda formada en 2011 por tres mujeres rusas cuyas canciones tratan sobre el sexismo, la opresión del gobierno y el mandato de Putin contra el cual apuestan por la Revolución.
"Revuelta en Rusia - la carisma de la protesta
  Revuelta en Rusia - meada por Putin
  Revuelta en Rusia - ¡Existimos!
  Revuelta en Rusia - ¡Revuelta, revuelta!" (Pussy Riot)

Pussy Riot es también un colectivo de unas 15 personas que llevan a cabo sus protestas contra el Gobierno de Putin en forma de actuaciones pacíficas para después subir los vídeos a internet. Se las reconoce porque suelen llevar ropa colorida y ajustada y mallas de lana con tres agujeros para cubrir su rostro.


Pussy Riot. Fotografía de Igor Mukhin (Wikipedia)
 Su fama llegó a los medios de la forma más polémica cuando fueron detenidas mientras llevaban a cabo una de sus “provocadoras” actuaciones en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú. El 21 de febrero de 2012 varias integrantes del grupo interpretaron en el altar de la iglesia la canción Punk Prayer hasta que la Seguridad Nacional las desalojó del lugar. Poco tiempo después, dos de las componentes de la banda fueron encarceladas, a lo que ellas respondieron haciendo huelga de hambre y guardando silencio. Su retención era ilegal por lo que fueron puestas en prisión preventiva. Más tarde, fue encarcelada una tercera miembro de Pussy Riot.



"Virgen María, Madre de Dios, expulsa a Putin,expulsa a Putin" (Pussy Riot)
La puesta en prisión de las mujeres desencadenaría un movimiento de apoyo en masa hacia la banda, personas de todos los países, organizaciones e incluso cantantes de la talla de Madonna pedían que fuesen liberadas. Aunque no todos los que opinaban al respecto en las redes lo hacían a su favor. La Iglesia (entre otros sectores de la población rusa) las acusó de vandalismo y de difundir mensajes de odio hacia la religión (aunque realmente solo estaban bailando, la canción se añadió después para el video que se subió a Youtube), sin olvidarse de algunos comentarios en el vídeo que las tildaban, cuando más amables, de putas.

Acto de solidaridad con el grupo Pussy Riot en Londres
Este suceso, que aún sigue desarrollándose a pesar de que una de las componentes de Pussy Riot fue puesta en libertad, puso de relieve la situación opresiva que vive Rusia, al menos en cuanto a la libertad de expresión y no ha dado buena imagen al país ni a sus dirigentes. ¿Dos años de cárcel por irrumpir en una catedral e interpretar una canción por muy “directas y polémicas” que sean sus letras? ¿Qué pasa con el derecho fundamental a la libertad de expresión en el Gobierno de Putin?
 "Las Pussy Riot son un grupo de jóvenes activistas que no dudaron en defender sus ideales al precio que fuese mediante la música" (Broken Lingerie)

0 comentarios:

Publicar un comentario