21 de junio de 2013

EL SINDICATO DEL CRIMEN EN EL CINE

Juan Carlos Castro Simón/@JimmyTururnen

“¿Vienes a mi casa, el día de la boda de mi hija, a pedirme que mate por dinero?” . Muchos al leer esta frase habréis interpretado la voz ronca de Don Vito Corleone. La mafia en el cine y las series de televisión es un tema recurrente y que cosecha éxitos entre la crítica y el público. Hay tramas sobre todo tipo de personajes, desde el líder de una banda hasta los matones, los principiantes o incluso aquellos que nunca se mezclaron en los asuntos de las grandes familias.

Al Capone llegó a fundar un sindicato del crimen.

Entre todos esos personajes, dada su complejidad destacan los líderes de las bandas criminales con su doble sentido de la moralidad. Dentro del gremio, si nos especializamos aún más podemos distinguir cinco grandes figuras de ficción cada uno con su estilo propio y personal. Estos días tras la muerte de James Gandolfini, actor que interpretó Toni Soprano, es un buen momento para recordarlos:

Nucky Thomson

Nucky Thomson en una imagen promocional de la HBO

Estamos acostumbrados a ver hombres fuertes y duros al volante de grandes organizaciones criminales; Steve Buscemi, a priori, con su aspecto más enfermizo no da el perfil para interpretar este papel. James Gandolfini fue propuesto para el papel por tener un aspecto bastante más parecido al de un gran capo de la mafia.

Boardwalk Empire es la historia de un hombre débil, pero cruel. Se dice que en el guerra no se han de tener escrúpulos y Buscemi no muestra tenerlos. Mario Puzzo cuenta en El Padrino que Michael Corleone preguntó a su padre cómo era capaz de controlar un hombre como Luca Brasi. Don Vito contestó: “Cuando te encuentras con un hombre como Brasi que solo buscala muerte, para dominarle solamente debes hacer que tema morir en tus manos”. Nucky es demasiado inteligente para mancharse las manos, pero nadie en su sano juicio - o fuera de él – le ofendería en Atlantic City o alrededores.

Scarface



¿Quién no sabe quién es Al Capone? Bajito, calva y una cicatriz en la cara (Scarface). Sin duda el mafioso que más veces ha sido retratado en el cine. El discípulo de John Torrio en Chicago acabó siendo atrapado por el FBI por evasión de impuestos en un largo proceso narrado en Los Intocables de Eliot Ness.

Sin embargo, la película dirigida por Brian de Palma con guion de Oliver Stone no habla de este Scarface italiano, esta vez el mafioso viene de Cuba. De hecho, Scarface no se llama Al Capone, se llama Tony Montana (Al Pacino) y es un inmigrante que consigue hacerse con el poder en Miami. Los celos y excesos le harán mostrar sus puntos débiles algo que sus enemigos aprovecharán.

Vito Corleone


Vito Corleone. Fotograma: El  Padrino I


Don Vito no siempre fue El Padrino, al principio, simplemente era un inmigrante italiano más que se empezó a mezclar en los asuntos de Peter Clemenza y Salvatore Tessio lo que le llevó a enfrentarse a Fanucci un matón de poca monta que extorsionaba a los italianos.

La mafia italiana es un sistema de protección contra los abusos de un sistema al que no acaba de adaptarse la sociedad o una parte de la misma. El Padrino responde a este concepto,  él es, simplemente, un buen amigo que hace favores a quienes le ofrecen su amistad. Serio, respetado, el único capaz de llegar con vida a la jubilación. Eso solo lo puede conseguir un hombre de principios aunque de dudosa moralidad y para nada adaptado al sistema legislativo existente. El Padrino extiende su negocio al juego, a los sindicatos o incluso al mismo Hollywood; eso sí nunca le verás mezclado en las drogas.

Toni Soprano



Si Don Vito Corleone representa un tipo de mafioso de los que no se mancha, Toni Soprano es su antítesis. Él controla el negocio en Nueva Jersey e impide que Nueva York se haga con sus chanchullos.

Si el líder de la familia de Nueva York con mayor poder político utiliza un negocio de aceite de tapadera, Toni es el propietario de una industria de basuras. Rudo en su trato y de carácter provinciano, bajo capas de frialdad y crueldad hay un ser deprimido y tierno que no consigue la felicidad.

Michael Corleone



Vito Corleone nació en Sicilia, su hijo Michael, sin embargo es estadounidense por derecho de nacimiento y no está dispuesto a seguir en un negocio que costó la vida a su primera mujer, su hermano mayor y la salud a su padre. ¿Pero a cuánto se debe renunciar para llevar una vida honrada?

La lucha de Michael Corleone al frente de la Familia Corleone consolidada será un continuo intento frustrado de dar legalidad a una de las familias del crimen más poderosas. Salpicado por las traiciones, primero la de su cuñado, después la de su hermano y, finalmente, de uno de sus subordinados. Michael es El Padrino y ese estigma no se podrá despegar nunca de su nombre, al fin y al cabo la cosa está en la familia.

0 comentarios:

Publicar un comentario