18 de junio de 2013

LA SOLUCIÓN AL MERCADO CINEMATOGRÁFICO

Juan Carlos Castro Simón/@JimmyTurunen

Ir al cine es algo de ricos o personas que aún no saben que existen los torrent. Pero no siempre fue así, hubo una época en la que disfrutar de una película en pantalla grande era un fenómeno de masas comparable con los estrenos de series y temporadas de la HBO. Muchos afirman que las series han ganado la partida tanto en accesibilidad (el salón de tu casa) como en calidad a las películas.



En un momento en el que la producción y distribución del cine se plantea su futuro en Europa y en EEUU (la mayor industria), se vigila con celo la vulneración de los derechos de autor. La gente no va al cine porque tiene en su casa gratis todas las películas que quiera.

Nos enfrentamos ante la primera gran mentira que la industria vierte sobre la población. Las buenas películas se siguen viendo en el cine. “Lo Imposible”, la película española más taquillera de la historia (incluso más que Torrente), se estrenó hace menos de un año, a finales de 2012. La película de Bayona salvó el año a las cifras de nuestras carteleras según la FAPAE (Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales de España), quien denuncia que la subida del IVA  causará el cierre de varias empresas de la industria. Alta Films ha inaugurado la lista de víctimas. Lo que es un hecho es que cada vez se exponen menos películas y en 6 años las pantallas disponibles para proyectarlas han disminuido, en 2011 había casi 400 pantallas menos que en 2005 (4401).



No es solo el IVA: desde 2005 el número de espectadores ha decrecido progresivamente. De los 127 651 225 espectadores que contabilizó el Ministerio de Cultura en 2005 a los 98 344 862 que se registró en 2011, último año del que se han publicado los datos. De esta forma aún no podemos saber de manera oficial cuánto ha aumentado en el último año el precio de las entradas con los nuevos impuestos. Aunque en 2011 la recaudación por persona fuera ligeramente  inferior a la del año anterior, el incremento del precio de las entradas ha sido casi constante.

El Índice de Precios de Consumo dentro del Grupo Ocio y Cultura (clasificación COICOP) disminuyó un 0,2% entre enero de 2005 y diciembre 2011 según el INE. Aunque, el precio obtenido al comparar la recaudación global entre el número de espectadores sea un dato inexacto podemos observar que entre 2005 y 2011 el precio medio de una “entrada” aumentó un 1,30%. El IVA incrementará este dato y más cuando el cine cambia de escalón de tipo reducido (8%, ahora 10%) a tipo general (18%, ahora 21%). En Internet, por el coste de la conexión tienes un paraíso de películas gratis a tu alcance.


Valores en Euros

El número de películas expuestas en España ha disminuido conforme ha avanzado el tiempo, pero la gráfica que relaciona a espectadores con películas no presenta grandes diferencias  desde 2007. Lo que confirma que el cine pese al incremento de su precio sigue teniendo un público establecido que siempre aumenta con los grandes taquillazos tal y como se ve en 2009 cuando hubo cuatro películas que recaudaron más de 20 millones de euros cada una (Up, Avatar, Ice Age 3 y Agora), solo en 2005 y 2011 ninguna película superó esta cifra.

Quizá el descenso de espectadores por la piratería se puede notar antes de la crisis en los primeros años del siglo. Sin embargo, sigue existiendo un público que asiste con regularidad y que está disminuyendo debido al incremento del precio de las entradas acentuado por el IVA. Si suponemos que el precio sin IVA del cine se ha mantenido entre 2011 y 2012, con el aumento de este gravamen, el precio indicativo por entrada sería de 7,18€.



La FAPAE sabe que Lo Imposible ha salvado un año que venía siendo catastrófico para el cine hasta  el 11 de octubre, fecha de estreno de la superproducción de Bayona. Por eso, según El País, productoras y distribuidoras se han puesto manos a la obra para salvar al sector. No se trata de producir más “Torrentes”, sino de bajar los precios. Según los datos que poseen (aún no publicados por Cultura),  el fin de semana del 19 al 21 de abril (viernes día se estrenos se incluye) de 2013 ha sido el que ha contado con menos espectadores desde que se recogen estos datos. Por entonces, se estrenaron las películas: La Caza, Memorias de un Zombie Adolescente,  Tierra Prometida y Un Lugar para Refugiarse. En la cartelera todavía se encontraban otras producciones con Oblivion, la última película de Tom Cruise.

No son solo en los fines de semana cuando los datos son preocupantes. Según  El País, hasta mayo de este año, 2013, la recaudación ha caído un 40% respecto al año pasado, ese año en el que los datos fueron negativos hasta octubre. De esta forma, ni un taquillazo como Avatar podría mejorar las cifras a final de diciembre.

Avatar es la película que más dinero ha recaudado en las salas de España,  73404109,97€.


Algo se debe hacer. No se pueden achacar todos los males del mercado cinematográfico a la piratería. Cuando los datos son tan negativos y las bajadas tan bruscas, no se puede decir que todo es por el mismo mal. Sin embargo, el cine sigue gustando, si no una película como Lo Imposible no hubiera podido conseguir posicionarse como la segunda cinta con más recaudación  de la historia en España. El uso de Internet se está normalizando en Europa y pese a que falta una cultura en la población contra la piratería, el cine sigue presentando un amplio público dispuesto  a gastarse sus ahorros en ver una película atractiva en la gran pantalla. Aunque ante la crisis actual los ahorros suelen ser inferiores a los disponibles en 2005.

0 comentarios:

Publicar un comentario