22 de junio de 2013

QUE EL VERANO NO TE ADORMEZCA

Lucía G. Carretero/@LGCarretero

Hoy me despido. Hasta nueva orden y nuevo aviso. Me despido desde la terraza al sol y con té frío dando a "siguiente" en las fotos de graduación de los de quinto de Periodismo. Entre estados de Facebook que rezan a la negrura de la mañana de ayer y con dosis desequilibradas de miedo e incertidumbre se preguntan si el tiempo meteorológico solo será un adelanto de la negrura de su futuro.



Al sol y pensando en este curso, con subidas de tasas y recortes en educación. Con más que numerosas manifestaciones en mis vans y entre las líneas de este blog. Por la educación, la sanidad y la justicia públicas –de todos y para todos–. Con estafas de preferentes y angustia a plazo fijo, por los asesinatos o eufemísticamente llamados recortes en la Ley de Dependencia y en la Ley Hipotecaria.


Recordando a todos aquellos que tienen que escuchar al indeseable de Wert y sus mamarrachadas mientras estudian en verano en bibliotecas desérticas y por los que se pelearon por un sitio en las salas de estudio a las ocho de la mañana durante los meses anteriores. Por los que se han quedado sin becas y sin trabajos de verano con los que poder pagar sus matrículas. Por los de "vacaciones al pueblo" porque no da para más. Por todos aquellos funcionarios que esperan la extra de verano como un regalo caído del cielo y que deberán administrar para llegar a fin de mes durante todo el tiempo que puedan.

Por los músicos callejeros que brindaron de forma gratuita su música ayer en las calles de la ciudad de políticos vitalicios. Por los hosteleros que luchan contra la crisis con sus terrazas de verano mientras en las mismas calles alcaldes como el de Tudela de Duero triplican la tasa de alcoholemia en accidentes de tráfico.


Por todos los que siguen luchando en verano mientras el país se para y los políticos disfrutan de sus vacaciones en hoteles de cinco estrellas y por hipócritas como Talegón que condenan las vacaciones en estos hoteles pero simultáneamente responsabilizan a los movimientos sociales de debilitar la democracia, otra que también parece estar de vacaciones pero todo el año.

Para que no se olvide que en verano también se toman medidas económicas precipitadas, que algunos relajados-adormecidos no toman conciencia hasta la vuelta al cole. Que no se olviden de que la mierda sigue circulando, desde la piscina, desde la terraza o desde cualquier lugar donde podáis disfrutar de vuestro... ¡feliz verano!

0 comentarios:

Publicar un comentario