15 de octubre de 2013

EL FANTÁSTICO CINE DE SITGES

Texto y fotos: Jorge Hierro/@Shajaolana

No pudo elegir mejor día el señor (Ministro de Economía) Cristóbal Montoro para dudar de la calidad del cine español, sus palabras encontrarían al alba la contundente repuesta que desnuda y evidencia cualquier mentira por perversa que sea. El ICAA trató defender la dignidad del celuloide español con una carta llena de orgullo pero, como su destinatario, narrada por un discurso políticamente correcto empachado de eufemismos. La respuesta reveladora de la verdad la da quien tiene argumentos para darla, y una vez más el Festival Internacional de Cinéma Fantastic de Catalunya es el escaparate de los argumentos del cine español y, de paso, extranjero.



A pesar de la travesura del clima durante los primeros días de festival, la lluvia no caló sobre el público (ni la prensa) que madrugaba con la ilusión de un niño en una mañana de 6 de enero en medio del octubre otoñal para abrir los regalos que el festival traía este año: el estreno mundial de ‘Grand Piano’ presentado por el director, Eugenio Mira, y sus protagonistas Elijah Wood y Don McManus, la presentación del también director español Jorge Dorado de su nuevo film, ‘Mindscape’, con la compañía de los actores principales Mark Strong y Taissa Farmiga (ojito con la pequeña de las Farmiga, viene pisando fuerte), los nuevos descubrimientos del cine fantástico y de terror con producciones españolas como ‘Hooked up’, ‘Gallows Hill’ o ‘Los Inocentes’ o la mirada a las series de televisión como 'Bates Motel' (protagonizada por Vera Farmiga, la hermana mayor de Taissa) y Juego de Tronos, esta última presentada por nada más y nada menos que Charles Dance (Twyn Lannister en la serie), quien también tuvo tiempo de descubrir al público el remake de la terrorífica ‘Patrick’, ahora con él de protagonista.


El festival de nuevo ha entrado en comunión con su público, y prueba de ello es la recuperación de un evento tan genuino como la Zombie Walk, desvanecida el pasado año a causa de la lluvia. En esta edición el temporal respetó la invasión de casi 400 zombies hambrientos por las calles de Sitges inaugurado por el actor y director Eli Roth (quien presentó su nueva película ‘The Green Inferno’) y por el grito de terror de Lorenza Izzo (actriz protagonista de ‘The Green Inferno’) que dio el pistoletazo de salida a la rúa de zombies, ya que como dijo el joven director: "Aunque no os lo creáis, los zombies también necesitan una dirección".

Familias y amigos se agolpaban en colas interminables que recorrían toda la plaza de San Sebastián, situada al borde de la playa, para cocerse bajo el sol esperando el maquillaje profesional de los organizadores voluntarios del festival que se comprometieron a convertir al menos a 350 personas en muertos vivientes para que con la llegada del anochecer invadieran Sitges con una rúa repleta de flashes a ambos lados de las calles, balcones y terrazas del pueblo catalán.



La atmósfera durante esta semana es puro cine. El festival más interactivo de España recibe el cariño del público en la presentación de cada película con las ovaciones a las intros promocionales en las que un gorila gigante emerge del mar y acecha las orillas de Sitges derribando aviones a su paso. Los amantes del terror y el género fantástico podrán saciar su sed de cine fuera de las salas en los stands que recorren el paseo marítimo. En definitiva, un año más Sitges vuelve a demostrar dónde hay cine de calidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario