13 de octubre de 2013

INTERPRETACIONES ESTADÍSTICAS

Juan Carlos Castro/@JimmyTurunen

Las declaraciones de un miembro del gobierno han vuelto a provocar las risas en el Congreso. Después de que Rajoy mintiera ante sus señorías sobre el Caso Bárcenas, Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, en una sesión de control ha afirmado que “los sueldos no están bajando, sino que están moderando su crecimiento”.

Flickr Populares Valencianos

Contestaba así el ministro a una pregunta que le había lanzado el representante de Izquierda Plural, Cayo Lara, que se basaba en los datos publicados por el INE (Instituto Nacional de Estadística) en septiembre donde se destaca que la relación entre el número de trabajadores y sus sueldos ha disminuido, aunque el porcentaje sea casi insignificante, un 0,3% respecto al mismo trimestre del año pasado, y se haya aumentado el gasto medio que tienen las empresas por trabajador.



Según esta encuesta del segundo trimestre de este año, los costes laborales medios por trabajador (remuneraciones más cotizaciones ) de las empresas españolas ascendió a 2583,24 euros, de los que 574,11 euros de media fueron a las arcas de la Seguridad Social, el 22, 22%. El dato más significativo dentro de la encuesta y que motivó la pregunta de Lara es el gasto medio ordinario por trabajador, del que se desprenden los valores más cercanos al sueldo medio de los trabajadores y que pese a que no presenta grandes crecimientos ni bajadas, disminuyó.




Congelación de sueldos, desaparición de algunas de las pagas extras de los funcionarios, que muchas veces se han reflejado en los convenios colectivos (acuerdos laborales entre una empresa y sus trabajadores, por medio de los sindicatos más representativos) de muchas entidades privadas, devaluación del trabajo... Los sueldos, apuntan numerosos economistas, tienen que continuar bajando de manera inevitable como consecuencia de la vía escogida para salir de la crisis.  Montoro en el Congreso ante la estupefacción de todos los diputados, que acabó en una sonora carcajada, dice que los sueldos no bajan, “están creciendo moderadamente”.

El discurso no se queda en una respuesta corta y continúa, Lara también le había preguntado por la reforma de las pensiones y él anuncia que la inflación (evolución de los precios) este año, aunque no sirva de precedente estará por debajo del 1% y de la subida anual pactada. El IPC, desde que lleva el PP en el Gobierno ha subido un 3,5%.

Montoro para estas afirmaciones no utiliza los mismos datos que Cayo Lara y se remite a los proporcionados por el Ministerio de Empleo, ya que en estos se hacen constar las evoluciones en lo referente a la firma de convenios. Según esta estadística (publicada cada seis meses, en vez de cada tres) los salarios han aumentado un 0,58% en el primer periodo, ayudados, cosa que ha reconocido Montoro, por los despidos.


Dicen que si un estadista encontrara a un hombre con la cabeza en el horno y los pies en el congelador, no dudaría en decir que se encuentra a una temperatura perfecta. Datos e interpretaciones son tantos como opiniones existen y como diputados que preguntan y responden en el Parlamento.

Como respuesta al deterioro del nivel de vida de la población española, ya que este tiene su base en el sueldo, solo hubo una sonora carcajada, una broma de un hombre que pone un congelador a los pies de quien tiene la cabeza en el horno, una prueba más de que quien gobierna no sabe lo que pasa  entre la clase media o tiene una falta de comunicación  tan grave que impide que los españoles sepan cuáles son las consecuencias del camino tomado o si habrá que hacer un nuevo agujero al cinturón.

0 comentarios:

Publicar un comentario