22 de octubre de 2013

LA CARA MENOS NEGATIVA DE ESPAÑA


“Hoy es un día para celebrar lo que nos une”, fueron las palabras del príncipe Felipe el día 12 de octubre. No está claro que haya algo que nos una. O tal vez sí, la crisis. Por lo menos para algunos sectores de la Península Ibérica. La corrupción, el paro, la economía, la inmigración, la educación y, en general, la situación actual del país acrecientan la exaltación de los nacionalismos. De tal forma que la opinión de muchos españoles sobre su propio territorio es lamentable.

Kap

Pero ya sabéis, los problemas de casa se quedan en casa y de puertas para afuera hay que aparentar normalidad. En la Cumbre Iberoamericana de Panamá (días 18 y 19 de octubre) don Felipe apuntó que España “ha recuperado la competitividad, la productividad se ha incrementado sensiblemente y tiene un sector financiero más solvente y eficiente”. Afirmó que el país ha recobrado la confianza internacional y que la economía está encontrando su camino. Aunque parece ser que ese camino se ha convertido en un laberinto.

Estamos intentando buscar la otra cara. La menos mala. Nos topamos con tecnología punta en el sector energético. Logros como un parque de hélices submarinas  a 100 metros de profundidad (Escocia), una planta termosolar de 1.500 millones de euros tan grande como 1000 campos de fútbol (Arizona), el primer proyecto de AVE con ya 35 trenes encargados (Arabia Saudí) o el control aeroportuario de uno de cada tres aviones en el mundo. Todos estos avances tienen firma española y son algunos de los pocos aspectos por los que debemos sentirnos orgullosos del país.



Ah sí, y el turismo. 

Las cifras muestran que las casi 12.000 empresas de capital extranjero que operan en España tienen una contribución al PIB del 15% y generan 120.000 empleos. De hecho, su ‘stock’ de inversión –lo que las empresas extranjeras invierten y mantienen en el país– asciende a 675.000 millones de euros. En palabras de Botín, España vive "un momento fantástico" porque "llega dinero de todas partes" (creo que no se refiere a sí mismo, en este caso).

A pesar de los datos desfavorables, los ciudadanos españoles intentamos maquillar la realidad cuando salimos fuera. Necesitamos irnos en busca de oportunidades porque aquí no las encontramos. Eso sí, una vez allí, muchos nos damos cuenta de que en realidad es un gran país. En el que podemos disfrutar de cosas que en ningún otro podemos. Es en este momento cuando sí somos verdaderos españoles y coreamos un “Spain is the best. We have the best food, party all time, and we are the champions. The champions! ”.

4 comentarios:

Alessandro dijo...

Por fin un artículo que, aunque con timidez, nos habla de las bondades de nuestro país.

Cuando leo artículos como el famoso de "la decadencia de Madrid" pienso si no será contraproducente, echarnos piedras en nuestro propio tejado.

Tenemos un país envidiable en muchos aspectos por países a los que consideramos la élite. Somos su destino cuando tiene que operarse, cuando tienen tiempo libre o incluso para pasar sus últimos años de vida.
Spain is different y muchos creemos en recuperación y cambio para el que es, sin duda, el mejor país para vivir del mundo.

Anónimo dijo...

Por no hablar de los últimos años de nuestro deporte... motociclismo, waterpolo, voley, voley playa, baloncesto, tenis, kárate, esgrima, piragüismo, triatlón, fútbol...
El día que seamos capaces de echarle "huevos" y revolucionarnos frente a los que nos cortan las alas... otro gallo cantará!

Michelangelo dijo...

Alessandro siento disentir contigo cuando dices que este es sin duda el mejor país para vivir del mundo... Recuerdo palabras (cito de memoria) de José A.Pérez:
"Estamos hablando del país con el mejor sistema educativo de toda África ¬¬... el país de las hipotecas crecientes y los sueldos menguantes, el de los directivos mejor pagados de Europa y la tasa de paro más alta del mundo libre. La capital mundial del neón en los bajos y el inglés nivel medio. El país donde los ingenieros son parias que emigran y las chonis líderes de opinión, "¿me entiendes?". La innovación es un anglicismo y la prensa un conglomerado de propagandas con sudoku adjunto. El país donde los políticos inauguran descampados no vaya ser que alguien, algún día, monte ahí un hospital..."

Fin de la cita xD

Pero bueno que sí, que tenemos cosas de las que sentirnos orgullosos, agreed. Aunque es una pena que la sombra de las que nos avergüenzan sea tan amplia y densa que tape el resto.

Espero que algún día podamos volver a sentirnos orgullosos de nuestra patria. By the way... Que viiiiiiiiva Espaaañaaaa!!! Hasta siempre Manolo!!! Siempre se van los mejores...

Anónimo dijo...

que tape al resto*

Publicar un comentario