1 de noviembre de 2013

DERECHOS PARA (CASI)TODOS

Este diciembre la Declaración Universal de los Derechos Humanos cumplirá 65 años y aún existen muchas zonas del mundo que ignoran sistemáticamente este acuerdo. La igualdad y la libertad se han convertido en utopías en algunos países, muchos localizados en el continente africano. Uno de ellos es Arabia Saudí, el único lugar donde a las mujeres se les prohíbe conducir un vehículo por el mero hecho de no haber nacido hombres.







Las mujeres saudíes llevan años luchando contra el poder gubernamental para poder coger el volante. Decenas de activistas colgaron vídeos en los que se las veía conduciendo por la vía pública a modo de protesta. El sábado 26 de octubre las reivindicaciones de las mujeres aumentaron, al mismo tiempo lo hicieron la represión y la intimidación, esta vez por parte de las autoridades.



La férrea censura a la que ha sometido las protestas de los ciudadanos saudíes en este asunto ha motivado la detención de un bloguero, Tariq al-Mubarak, que defendió en una columna de opinión la postura de las saudíes. Fue privado de libertad sin conocer los cargos de los que se le acusa y desde el día de su arresto no ha podido ver a ningún abogado. 

Aunque haya servido como ejemplo, Arabia Saudí no es el único país que viola sistemáticamente los derechos humanos. Argelia, Chad. China, Cuba, Rusia o Vietnam se unen a la península arábiga con tratos desiguales hacia sus ciudadanos, detenciones ilegales, torturas, condiciones de esclavitud....  Parece que sesenta y cinco años son pocos para poner de acuerdo a 165 países con diferencias culturales y religiosas.

0 comentarios:

Publicar un comentario