24 de noviembre de 2013

¿QUÉ LLEVA A LOS ESTUDIANTES DE PERIODISMO DE LA UVa A PROTESTAR?

El jueves a los alumnos de 4º de periodismo de la UVa se les notificó que por un trámite jurídico al que precede la concesión de una plaza de profesor, durante unos días no podrían tener clases de Etica y Deontología y Periodismo Deportivo. "Ha sido la gota que ha colmado el vaso", dicen los afectados, que han convocado mañana a las 12 horas una protesta en la Facultad de Filosofía y Letras (centro en el que se imparte la titulación).



Concesiones de plazas tardías que implican la pérdida de horas lectivas pagadas en las matrículas que los recortes sociales han hecho que aumenten. Mientras tanto y aunque sea una carrera de reciente implantación, esta se hizo "a coste cero" tal y como afirmó la directora del grado Salomé Berrocal, aunque ya se cuente con mejores presupuestos. Medios técnicos deficientes, más las dificultades burocráticas que entrañan la UVa también son motivo de queja. La protesta se ha difundido por las redes sociales y la apoya una gran parte de los alumnos y ex-alumnos de este grado y licenciatura en Valladolid.

Manifiesto de los estudiantes de Periodismo
Somos estudiantes de Periodismo en la Universidad de Valladolid, poseedores de una gran vocación por la que será nuestra profesión futura. Elegimos esta carrera para obtener una formación adecuada que nos permitiese adquirir los conocimientos y aptitudes necesarias para desarrollar dignamente nuestro trabajo. A lo largo de los años esa esperanza se ha traducido en descontento y desilusión, debido en gran parte a los errores y a la desorganización y desinformación que impera en lo que al plan de estudios del Grado en Periodismo de la UVa se refiere. Multitud de problemas se han sucedido curso tras curso y los principales afectados hemos sido nosotros, indefensos e ignorados en el desarrollo y resolución de estos conflictos.
Aspiramos a una educación de calidad, acorde a la formación exigible a una universidad pública. Abonamos elevadas matrículas y somos la titulación más numerosa de la Facultad. Deseamos que las generaciones venideras desarrollen sus estudios sin trabas ni obstáculos que no les competen y que, sin embargo, los perjudican directamente. Nos quejamos por la pésima organización de la Universidad de Valladolid, dentro y fuera de las aulas, con infinidad de motivos a nuestras espaldas que han estallado en forma de protesta generalizada. Por todo ello, exigimos lo siguiente:

  •  Una correcta adaptación de los programas y contenidos en la transición de la Licenciatura al Grado en Periodismo, evitando así que los temarios queden incompletos.
  • Profesionales adecuados a la materia impartida, y que no se oferten asignaturas en caso de que no se disponga de un profesor competente para impartirlas.
  • Evitar los cambios de profesores que se producen a lo largo de un mismo cuatrimestre en varias asignaturas, las adjudicaciones tardías y sus correspondientes consecuencias en cuanto a variación de contenidos, criterios y pérdida de horas de clase pagadas.
  • Exigimos contenidos no repetidos y actualizados, adaptados a las nuevas tecnologías y los nuevos medios, evitando la visión arcaica del Periodismo que en ocasiones se nos ofrece.
  • Pedimos aulas adecuadas al número de alumnos que las ocupan, así como adaptadas para una correcta realización de la labor académica.
  • Una adecuada adaptación de las instalaciones técnicas de la Universidad a las titulaciones ofrecidas. 
  • Evitar el abuso que se realiza en ocasiones de la libertad de cátedra, justificando con este derecho cualquier error o mala praxis en el ejercicio de la docencia.
  • Una correcta organización e información en lo que respecta a las prácticas obligatorias en empresa y al Trabajo de Fin de Grado, que se han producido un caos este año.
  • Información acerca de la validez de los créditos ECTS que se ofertan en conferencias, cursos o actividades deportivas.
  • Una adecuada y eficiente labor del Negociado de la Facultad. 
  • Evitar la falta de explicaciones cuando surge un problema académico o administrativo, rogando que los responsables, como mínimo, den la cara.
Aunque la mitad de nosotros nos tomemos la carrera a pitorreo y no nos vayamos a graduar este año, la otra mitad saldremos de esta facultad con un título bajo el brazo, una mano delante y otra detrás. Es intolerable que en cuatro años de carrera muchos de nosotros hayamos pisado el plató de televisión y la emisora de radio menos de 50 horas lectivas.
Estamos hartos de excusas, queremos cambios y exigimos respuestas a nuestras reivindicaciones. No nos vale que sobre el papel se nos hable de transparencia y derechos cuando nuestra propia facultad es la primera en negárnoslos. Por todo esto, y mucho más animamos a las generaciones venideras a secundar nuestra protesta y a que no pequen de conformismo como hicimos nosotros, bajo la excusa de ser una titulación recién creada, falta de presupuestos y problemas burocráticos. Pagamos una educación y tenemos derecho a recibirla. Nos vendan lo que nos vendan, “El trabajo de los periodistas no consiste en pisar las cucarachas, sino en prender la luz para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse”. (Fin de la cita)

0 comentarios:

Publicar un comentario