18 de noviembre de 2013

TELE DE CALIDAD, TELE DE CARIDAD

Javier Burón Rivas/@Buronejo

A dar pena se ha dicho. Enfermedades raras, desalojos, despidos, abuelas sin pensión, cinco hijos que mantener. La caridad ya no se concentra en rumanos a las puertas de las iglesias, sino en la televisión pública. Se trata de dar pena. De explotar la desgracia de las personas para hacer carnaza, audiencia e incluso justificar que la caridad (solidaridad, como ellos dicen) es la mejor forma de solucionar los problemas sociales.

Imagen promocional de RTVE
Para qué mantener la típica tarde empalmando telenovelas que mantenía a la envejecida audiencia pegada a la televisión todas las tardes del año, pudiendo solucionar la crisis a base de telemaratón. Solo que un telemaratón más corto y sin famosos descolgando teléfonos; para eso ya está Toñi Moreno, encargada de sacar el lado más tierno de pudientes filántropos y filántropas que lloran con los espectadores, los afectados e incluso con la propia Toñi. Y el que más pena dé, a lo mejor consigue más donaciones que hagan su vida digna.

Esto es lo que se predica desde la "televisión de todos". Así además de hospitales, colegios y basuras, ahora también se privatiza el poder arreglar los graves problemas personales, restringiéndolo a aquellos que están dispuestos a pasar por el aro de la espectacularización de una situación desesperada. Parece que la única manera de comenzar una vida digna es hacer que dos millones de amas de casa te vean desde su sofá y se digan a sí mismas lo mal que está España y que no nos podemos quejar, porque siempre hay alguien peor.




Cómo no, el programa está recibiendo hachazos de todas partes, y si ya se ha hecho célebre la llamada del estudiante de Trabajo Social que llamó en directo para decirle a Toñi que su programa fomenta la caridad, algo que no le sentó muy bien, también en el extranjero se ha empezado a hablar de esta fórmula. Ya sabemos lo que gusta desde el otro lado de los Pirineos meternos el dedo en la llaga, pues recientemente el diario Le Figaro apuntó que "desde septiembre, a la hora del café con leche, Entre todos es un recordatorio de la realidad económica y social de España, a los que han olvidado el 26% de paro". A la hora del "café con leche", para más inri. También lo calificaron como el "programa de los pobres", y Toñi, para echarle de comer aparte, fue criticada por su afirmación: "nosotros no hemos inventado la solidaridad, forma parte del ADN de España", digna de El Mundo Today.

También resulta curioso que Canal Sur, la cadena pública andaluza, ha arremetido varias veces contra el programa e incluso ha amenazado con denunciar, porque lo consideran un plagio de su programa "Tiene arreglo" que presentaba la propia Toñi. Según Telesur, "es evidente que la presentadora es la misma, el director es el mismo y hasta algunos reporteros". Vamos, que cambiaron el nombre y poco más. TVE respondió que no, que se imitaba el género, no formato, y, por tanto, no hay plagio. Puestos a plagiar (o a imitar géneros) podían haber plagiado a "Salvados" o algo de calidad, que investigue, que lleve a buscar soluciones, y no a remendar harapos.

En definitiva, el uso que se está haciendo de la cadena pública, que ha pasado de tener buena fama internacional a ser denostada; de la líder de audiencia a ser la tercera tras Tele5 y Antena 3. Ahora, con un programa a lo Diario de Patricia, pero en vez de riéndose de ellos abiertamente, utilizándoles para la lágrima fácil, tratando de parecer un programa serio, pero siendo un programa más de la telebasura sin admitirlo, con alardes de obra social y de programa ético cuando es lo más amarillo, sensacionalista y aprovechado.

1 comentarios:

Alessandro dijo...

Plagio? bueno sí, tiene la misma presentadora, se emita a hora similar, temática similar, mismo director y coinciden algunos reporteros pero de plagio nada!

Me recuerda a la cita de Abe Simpson: "Mi hijo no es comunista! Puede ser mentiroso, cerdo, idiota, comunista, pero de estrella porno no tiene nada"

Bromas aparte, creo que estos programas son muy de canal sur, donde la audiencia es mayoritariamente anciana que en la hora de la siesta le gusta reirse, y ya lo hacían con Juan y Medio, pero para TVE me parece de poca calidad. Por otro lado no debemos olvidar que gracias a estos programas, como los que antes había de empleo, mucha gente soluciona sus problemas, y para mí son preferibles a un "Sálvame"

Publicar un comentario