22 de diciembre de 2013

A PARÍS SE VA POR MADRID

Juan Carlos Castro/@JimmyTurunen

Cuando un político corta una cinta roja y acto seguido se monta en el tres acompañado de sus amigos políticos todo es alegría. Barcelona está ahora conectada con París mediante el AVE, al primer viaje de ida acudieron Ana Pastor, ministra de Fomento, su homólogo francés, Fréderic Cuvilier, y el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz. Por gracia o desgracia de muchos el único que se quedó en Francia fue Cuvilier, que no tiene problemas de idiomas para defenderse en estos casos, Pastor y Fernández se bajaron en Perpignan y volvieron a España por medios y técnicas desconocidas hasta el momento.

Foto: Renfe
Seis horas y 25 minutos, eso es lo que tarda el AVE en conectar la capital gala con la catalana. No es la primera conexión que existe entre los dos países, pese a que el ancho de vía, muy español él, sea distinto y aunque catalanes haya a los dos lados del Pirineo, en Perpignan recibió a la comitiva inaugural un halo de banderas francesas y catalanas que acompañaron al discurso del presidente de la comarca Paul du Alduy, que recordó los lazos que unen Cataluña con la ciudad gala. Para que Pastor y Fernández no huyeran y dejaran tierra de por medio, solo faltó que se uniera a la fiesta Arthur Mas.

Todo fue alegría y sonrisas, forzadas o no, eso habría que preguntárselo a los protagonistas, donde el cabreo no era forzado fue en Valladolid, aunque muchos de los vecinos aún no saben el por qué se maldice a la nueva línea de AVE. La capital castellana contaba hasta hace unas semanas con una conexión directa con París a través de un tren hotel, el Talgo Elypsos, también conocido como el Trenhotel Francisco de Goya. La línea unía Madrid y París en casi un total de 15 horas y paraba en Valladolid y Burgos. Sus horarios, además hacían de él la única conexión nocturna entre las dos capitales castellanoleonesas y Madrid, el tren partía a las 5,55 horas de Valladolid hacia el Sistema Central.



La suspensión del Trenhotel se ha realizado para potenciar la recién estrenada línea de AVE y mientras que dos ministros eran los responsables de cortar la cinta roja en Barcelona, ninguno se acercó a Valladolid a volver a unir los dos extremos de la Francisco de Goya.

Para ir ahora a París desde Valladolid y teniendo en cuenta que los vuelos se suspendieron en 2012, no queda más viajar a Madrid o coger el coche propio y comenzar una odisea, que a lo mejor tarda menos que la antigua línea de tren, pero que seguramente sea mucho más cansado.

LO QUE SE DICE DE IR A LONDRES POR JAÉN

Es notorio que el sistema ferroviario español igual que todos los sistemas de transporte, excepto el marítimo, está dotado de una centralidad contraproducente y que solo en la zona del mediterráneo se ha conseguido salvar. Valladolid ha sido una de las grandes perjudicadas en este sentido y más desde que se hizo que la A-6 pasara por Medina del Campo hacia Galicia y no por el centro administrativo de esta provincia. De las dos Autovías principales que discurren por Castilla y León ninguna atraviesa su capital.

La suspensión de la línea Francisco de Goya no hace sino que acrecentar la dependencia de la ciudad pucelana respecto a Madrid. Para ir a París, se recomienda desde Renfe coger el AVE a Madrid, y desde la capital tomar la línea de alta velocidad a Francia, que pasa por Barcelona. La otra solución es aceptar el cambio de vías al que obliga la historia española en Hendaya.

17 años ha sido la historia de la recién cerrada conexión con Francia. Un pasaje de entre 160 y 530 euros que no volverá a utilizarse, aunque tampoco sea lo más atractivo en estas fechas. Lejos de lo bueno o malo, lo apetecible o no, Valladolid se queda sin otra conexión, por lo menos hasta 2020, fecha en la que Francia calcula que tenedrá finalizado su red de Alta Velocidad al otro lado de los Pirineos.

Mucho tiempo de espera para una comunidad inventada en 1983 (la última de todas) y que después quedó relegada por políticos cuya única intención es recorrer los 46 kilómetros que separan la capital del Pisuerga de Medina, para coger la A-6 y llegar con premura a Madrid, centro neurálgico y punto más cercano para conectar con el resto del mundo. Tres de los seis presidentes de la comunidad han ocupado altos cargos en el Gobierno y solo dos presidentes del Gobierno no proceden de esta comunidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario