2 de enero de 2014

AÑO NUEVO MONEDA NUEVA

Juan Carlos Castro/@JimmyTurunen

“Año nuevo, moneda nueva”, eso es lo que han tenido que recitar al unísono los resignados letones. La antigua república soviética ha aceptado como moneda oficial el euro, con lo que eso supone en estos tiempos donde aún la supervivencia de la moneda única está en entredicho.

La parte reversa de las monedas de euro letonas se decidió mediante un concurso . Las monedas de uno y dos euros llevan en su reverso a la Hija del Pueblo, símbolo de la República y la libertad del país.

Europa sigue creciendo o eso parece, porque los letones no estaban muy convencidos del paso y pedían un referéndum, aún no están acostumbrados a obedecer a pies juntillas a Europa. El gobierno letón, visto el descontento popular, ha insistido en una amplia campaña a favor de la nueva divisa, donde ha contado con el apoyo del primer ministro de Estonia, país vecino, que adoptó la moneda hace ya 3 años.
Presidido por Valdis Dombrovskis, el país báltico contaba antes de la crisis con un amplio sector bancario dependiente de terceros países lo que obligó al gobierno a tener que nacionalizar la principal entidad financiera en 2010, por entonces contaba con un 23% de paro y una crisis política que provocó que Dombrovskis se desvinculara de su partido y siguiera en el poder, pero como independiente.

Tras la tormenta de 2010 y un rescate de la Unión Europea y el FMI, que acrecentó su deuda externa hasta los 6.128 millones de euros, la antigua república socialista ha sido alabada como ejemplo de aplicación de las reformas económicas y su PIB creció en 2012 un 5,6%, aunque la caída de 2010 sigue teniendo efectos en su economía y aún no se ha recuperado el nivel previo a la crisis, aunque su economía en 2013 también ha crecido considerablemente, se calcula que por encima del 4%. Es difícil de saber cuando se alcanzará el nivel de 2008, cuando se cree que la economía del país pudo caer en 2009 más de un 18%.

La parte reversa de las monedas de 50, 20 y 10 céntimos de euro muestran el escudo grande de Letonia, mientras que las de 1, 2 y 5 céntimos utilizan el escudo pequeño.

Una Imposición

Este ha sido el último argumento que el gobierno ha esgrimido a favor de la implantación de la nueva moneda, sin referéndum, que pudiera tumbarla. De momento, los mayores opositores podrán utilizar el lat, la antigua divisa que no se retirará de la vida pública hasta dentro de dos semanas, lo que generará una convivencia entre las dos monedas, tal y como ocurrió en España los últimos meses de vida de la peseta. Aunque cabe destacar que el lat, a diferencia de la peseta tiene un valor superior al euro. A día de hoy (02/01/2014) una unidad de la moneda común equivale a 0,70206 lats o, lo que es lo mismo, un lat cuesta 1,42439 €.

La moneda común en Letonia agilizará los trámites comerciales con Alemania, principal país al que van a parar sus exportaciones y también principal país del que importa bienes y servicios. Sin embargo, Letonia también tiene importantes relaciones con Rusia, aunque desde su independencia tras el desmoronamiento de la URSS, la dependencia respecto a este país ha ido perdiendo fuerza, cosa que puede acentuar este cambio de divisa y la consiguiente pérdida de importancia que deberá aceptar su Banco Central, que a partir de ahora tendrá, como todos los de la zona euro, solo un carácter observador.

0 comentarios:

Publicar un comentario