9 de enero de 2014

EL CINE EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Elena G. Castañón/@Helen8392

La cultura está en peligro de extinción desde que las nuevas tecnologías se adueñan de los modos de vida cotidianos y la rentabilidad prima sobre todo lo demás.  En nuestro país, el drama particular de los amantes y consumidores habituales de productos culturales de cualquier tipo pasa por una disminución de las opciones para disfrutar de ellos, tanto por el descenso en el número de espectáculos como por el controvertido IVA al 21% que dispara los precios de los mismos. La cultura queda relegada a un segundo plano en tiempos de crisis, considerada un lujo o un capricho por algunos y situada en los últimos puestos de una lista de prioridades un tanto defectuosa.

El sector cinematográfico es uno de los más afectados, con un alto porcentaje de desapariciones de salas de cine en los últimos años. El caso más reciente al respecto lo encontrábamos ayer miércoles en Valladolid, donde los Cines Roxy cerraban sus puertas definitivamente tras casi 78 años de historia, debido a la creciente pérdida de espectadores. El inmueble acogerá al Casino de Castilla y León, que se trasladará desde la localidad vallisoletana de Bohecillo hasta la calle María de Molina, donde se situaban los cines más antiguos de la capital. El cierre de los Roxy, aunque no pasa desapercibido, no supone una novedad en cuanto a la situación actual de este tipo de salas y del mundo del cine en general.

Los Cines Roxy de Valladolid se inauguraron en 1936

Los datos reflejan la decadencia de un hábito tan común hace tan solo unos años como era el de disfrutar de las películas en pantalla grande. En 2007, meses antes del estallido definitivo de la crisis, las cifras del Ministerio de Cultura se mostraban favorables, con un total de 907 cines y 4.396 salas en las que se proyectaron 1.776 películas, visionadas por casi 117 millones de espectadores. Aun sin los datos de 2013, los más recientes que ofrece el Ministerio datan del año 2012 que, comparados con los mencionados, manifiestan un claro descenso en todos ellos. El número de cines se sitúa en los 841 con 4.003 salas, con un total de 94 millones de ciudadanos que han pasado por ellas para ver los 1.482 films exhibidos. A pesar de no contar con las cifras oficiales, la empresa auditora Rentrak fija provisionalmente la recaudación y afluencia de las salas de cine el pasado año en 507 millones de euros  y 78 millones de espectadores.         


Una de las iniciativas llevadas a cabo para intentar recuperar la afición ciudadana por ir al cine y así mejorar la situación del sector en nuestra país es la llamada Fiesta del Cine, en la que durante unos días se puede disfrutar de este espectáculo por solo 2.90 euros. Este acontecimiento atrae a una gran multitud de personas, demostrando que las pérdidas no tienen tanto que ver con la calidad de las producciones, sino más bien con el precio para disfrutar de ellas en las salas, que resultan demasiado elevados. El pasado octubre, la segunda edición de la Fiesta del Cine congregó a un millón y medio de espectadores en los cines de toda España, lo que supone un incremento del 663% respecto a los tres mismos días de la semana anterior.               

Debido al éxito de este evento, las principales asociaciones de cine de España lanzarán un nuevo proyecto que, bajo el nombre de "Miércoles al Cine", fomentará esta actividad durante tres meses (de enero a abril de 2014) con precios que oscilarán entre 3.90 y 5 euros. Con ello se pretende devolver a la sociedad uno de sus aficiones favoritas, sin necesidad de gastarse un dineral para deleitarse con la comodidad de las butacas, el olor a palomitas y la compañía anónima de quienes prefieren el séptimo arte en pantalla grande.

0 comentarios:

Publicar un comentario