25 de enero de 2014

LA POCA VERGÜENZA DEL FÚTBOL PATRIO

Juan Carlos Castro/@JimmyTurunen

La estupidez es infinita, no hay duda. El 59% de los peruanos firmarían a favor del indulto del dictador Alberto Fujimori, condenado por crímenes de lesa humanidad y apropiación de fondos públicos. Salvando las distancias, aquí en España, también tenemos a quien aún no duda de la capacidad de gestión de quienes hacen de las arcas públicas de instituciones públicas un negocio.



José María del Nido, ex presidente del Sevilla fue condenado a siete años de cárcel por el Caso Minutas, una trama de corrupción por la que cobró honorarios irregulares entre 1999 y 2003 del ayuntamiento de Marbella. Ante esta sentencia inapelable, tras haber pasado por el Supremo, Del Nido ha pedido firmas en apoyo de su indulto a los presidentes de clubs de fútbol de primera y segunda división.

Tras saber la ratificación de su condena por el Tribunal Supremo el 5 noviembre, Del Nido se despidió de la presidencia del club hispalense entre aplausos tras una emotiva rueda de prensa, aunque a este momento más de uno lo pueda caracterizar de esperpéntico, un término mucho más apropiado.

José María del Nido

José María del Nido ejerció como abogado del ayuntamiento marbellí en numerosas ocasiones y otras tantas que no existieron. Además de esto la Audiencia de Málaga pudo demostrar que las facturas presentadas estaban sobredimensionadas. Tras recurrir al Tribunal Supremo, de los crímenes de los que se le había nombrado culpable, solo se le exculpó de uno: Fraude. La malversación y prevaricación han seguido y son los que le obligarán a entrar en la cárcel si el indulto no se lleva a cabo, aunque Gallardón es muy de firmar papeles con ese título: solo en 2012 se firmaron 501 indultos, cifras muy superiores al número de perdones que otorgó el Ministerio de Justicia durante las legislaturas de Zapatero.

La petición del indulto del expresidente del Sevilla, entidad de la que su hijo es ahora vicepresidente, se basa en el tiempo que ha pasado desde que se cometiera el último delito en el que se basa la pena (2002). Del Nido se ampara en el carácter de reinserción social que tienen las cárceles en España y estima que él, si lleva desde 2002 sin cometer ningún delito no hay motivos para que vuelva a cobrar minutas desproporcionadas, por lo que la reinserción ya debería estar probada. En este sentido actúa la campaña de recogida de firmas que está llevando a cabo.

Según relata EL PAIS el pasado 16 de enero se reunieron con el condenado, Enrique Cerezo, presidente del Atlético Madrid, Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, Javier Tebas, presidente de la Liga Profesional de Fútbol y Ángel María Villar, presidente de la Real Federación de Fútbol de España, quienes contaron con la presencia por teléfono de Sandro Rosell, el expresidente del Barça. En este encuentro se pactó un frente común para pedir el indulto (perdón de la pena) de José María del Nido.

Tal y como desveló el Larguero de LA SER los resultados de esa reunión han llevado a que Villar remita al Ministerio de Justicia, quien tendrá que pedir informes también a la Fiscalía y el Tribunal Supremo, la lista de firmas en las que figuran los nombres de 29 presidentes de clubs de fútbol militantes en primera y segunda división, más los de Javier Tebas y Ángel María Villar. A estas firmas se suman las que ha recogido de aficionados el Sevilla en los encuentros celebrados desde la ratificación de la condena por el Supremo.
Athlétic de Bilbao, Betis, Málaga y Osasuna son los equipos de primera que no han apoyado esta causa, junto a la Real Sociedad, aunque en este caso, parece que el presidente del club donostierra sí firmó la petición. De segunda división han sido seis los equipos que ha rehusado la propuesta, entre ellos se encuentran, según EL MUNDO, Sporting y Eibar.

Sindicatos, políticos y ahora el fútbol, aunque esto no es una novedad, lo que es nuevo es que los miembros más importantes de un deporte apoyen una acción tan inmoral como la que ha llevado a Del Nido a esta situación. El fútbol es una herramienta con una gran influencia social y como deporte su objetivo es utilizar esta influencia para promover los valores que hacen de él el deporte rey: aceptación social, amistad, competitividad, orgullo, busca de la superación, fuerza, trabajo para conseguir los sueños… Algo poco relacionado con la imagen actual en la que se falsifican operaciones económicas o se pide el indulto y se utiliza la influencia social del deporte para que se libre de prisión uno de los tantos que pensó que el dinero de todos era para su uso en el disfrute personal. Vergüenza de país desde los que aplauden hasta los que actúan.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

totalmente de acuerdo! aunque la lien la gente todavía los aplaude: del nido, messi, maradona.... aunque hayan robado al pueblo.

Publicar un comentario