11 de enero de 2014

Juan Carlos Castro/@JimmyTurunen

Hoy es el día. Sí, no hay duda posible y todo parece a favor de que se obre el milagro. Pese a que en Hamburgo siga el particular estado de caos y revueltas, con el que acabó el año 2013 y empezó 2014, no hay otro día más oportuno.

fuente: Youtube
Da lo mismo que en la zona donde vivas haya salido el sol o este luzca tras una opaca y a veces translucida capa de nubes. No todo puede ser perfecto y aunque nos despertáramos con la muerte de un exprimer ministro israelí, no hay más que ver el telediario para saber que algo muy especial va a pasar hoy.

Parece el inicio de una película - que a partir de ahora son más baratas los miércoles - no hay duda de que en unas horas todo acabará y todos seremos un poco más felices. Aunque la cuestión luego termine en llanto, da lo mismo, en los sentimientos cualquier reacción es buena.

Aunque hoy se sepa que Yafar, un camerunés afincado en España, se le haya detenido una vez más y con esta ya suman 161, no puede haber momento más propicio. Los universitarios y sus protestas se despiden hasta fin de exámenes con una reivindicativa parodia del anuncio de Campofrío y la euforia se capta en el ambiente.



Seguimos bajando la página del diario digital, el arte, la cultura y la tradición se quema en un incendio en China, mientras algún cínico con cara de tipo duro maculla un “más se perdió en Vietnam”. No es la noticia del día, pero también parece importante, ni siquiera la canción perdida y ahora encontrada de Serrat, puede hacer sombra al evento.

La infanta ha caído imputada y no recurrirá esta condición pero eso no importa, hoy hay algo nuevo y distinto en el aire que hará que todo se pare y la salvación llegue a todos los mortales y si el milagro no es tan grande, al menos se habrán olvidado los pecados.

Una nueva polémica marcha en Bilbao a favor de los presos de ETA cuenta, sorpresivamente, con el apoyo del PNV, aunque las heridas abiertas puede que minutos después se puedan volver a cerrar, o al menos cicatricen un poco ante la magnitud del evento que acabará con todos nuestros problemas.

En Valladolid tiene lugar una enorme concentración motera, aunque su sede para el año que viene esté en suspenso debido a las denuncias de organizaciones ecologistas, por los daños que se pueden causar en el pinar que se realiza. Pero ese es un problema para otras fechas, ya que este fin de semana es tiempo de disfrutar, aunque la alegría puede que  hoy sea mayor.

Todo está en su lugar, en el campo económico, parece que este año nos irá mejor, en el social, no queda mucho de dónde nos puedan quitar, incluso Siria ha empezado a destruir su arsenal químico por una guerra más humanitaria y ver si así los rebeldes cogen impulso durante los venideros enfrentamientos.

El eje de la tierra no se ha movido pero hoy se parará, es el primer partido del siglo del año, valga la contradición, en 90 minutos se resolverán las incognitas de la Liga BBVA y hará de el resto de nuestra vida algo más nimio. El partido lo juegan uno de Madrid y otro de Bacelona, puede que algún actor sea irreconocible, pero a las 22 horas, cuando acabe el evento todos seremos un poco más felices, se nos habrá olvidado lo mal que nos ha ido y con suerte sonreiremos, aunque mañana el Gobierno decida sacar un decretazo de esos que se convierten en leyes de seguridad ciudadana o medidas antiaborto, que solo contentan a Rouco Varela y a la derecha más rancia de este país.

0 comentarios:

Publicar un comentario