2 de febrero de 2014

AL PP LA SOTANA SE LE VE

Bizarre Journaliste /@LestrangEnfant

Este viernes ha sido, sin duda, un día en contra de la ley del aborto en Valladolid. En primer lugar, a las 18:30 llegó a la estación de la ciudad el Tren de la Libertad, una iniciativa procedente de Gijón formada por 150 militantes feministas a las que se unieron 2000 personas para manifestarse contra la reforma Gallardón.

Por su parte, a las 7:30 comenzó una manifestación en Plaza Zorrilla, que congregó hasta 1500 personas (hombres y mujeres), convocada por la Plataforma por la sexualidad y el aborto libres fue hasta la sede del PP y de allí a la Catedral donde se leyó el manifiesto.


Respetar el derecho de decisión de todas las mujeres, garantizar el derecho de acceso al sistema sanitario público y anticonceptivos gratuitos, así como un sistema educativo que incluya una educación sexual igualitaria; fueron algunas de las reivindicaciones que se hicieron.

De los numerosos gritos que se entonaron durante la manifestación, los que más se repitieron fueron: "Ni plazos ni supuestos, aborto libre",  "Gallardón, machista, tú eres el terrorista", "Fuera el aborto del código penal", "Al PP la sotana se le ve" y por supuesto el clásico "Nosotras parimos, nosotras decidimos" (que algunos hombres adaptaron a "vosotras parís, vosotras decidís"). También se cantó que "Hay que quemar la Conferencia Episcopal por machista y patriarcal".



Con esta ley de supuestos (solo se podría abortar en caso de grave peligro de la salud física y psíquica de la madre, habiendo obtenido los informes de dos médicos ajenos a la clínica) España no solo volvería a la situación de 1985, de forma aún más estricta, sino que se alejaría de lo establecido en la mayoría de los países de la Unión Europea.

El Partido Popular se jacta de estar defendiendo a la mujer de la "violencia estructural que la obliga a abortar", contradiciéndose  a sí mismo porque lo que hacen es impedir que las mujeres ejerzan su derecho (que no obligación) a decidir si interrumpir o no un embarazo.



Ni siquiera dentro del propio partido se muestran de acuerdo con esta reforma. La influencia del sector religioso es bastante evidente, lo cual carece de sentido en un país que pretende ser "estado aconfesional". 

Desde 1985, España  ha conseguido progresar hasta la ley de las 14 semanas de plazo pero, en un momento, vamos a retroceder 29 años (como en otros tantos aspectos, no solo el aborto) porque la Iglesia y el PP se han unido en contra de la mujer. Pero no todo está perdido, aún podemos gritar por nuestros derechos: "Mujer, si no luchas, nadie te escucha".

0 comentarios:

Publicar un comentario