16 de febrero de 2014

CUALQUIERA DE ELLOS. CUALQUIERA DE NOSOTROS.

Lucía G. Carretero/@LGCarretero

Pero nuestras vidas continúan. Como si nada aconteciese más allá de nuestro círculo monótono. Fíjense en sus miradas y en su risa, les aseguro que esta última retumbaba en las paredes irradiando esperanza. ¿Qué les diferencia de las 15 personas muertas en Ceuta? ¿Qué les diferencia de los 1846 inmigrantes que entraron en España el año pasado?

El jueves seis de febrero, inmigrantes procedentes de África fueron recibidos en Ceuta por nuestras fuerzas de seguridad con una gran bienvenida, propia de los confines más ruines de la raza humana.Varias versiones insitucionales, cambiantes, superficiales e irrisorias que tratan de justificar una matanza. Sí, una matanza, la muerte de personas inocentes, sin más arma que flotadores improvisados.

Pero  Jorge Fernández Díaz, el Delegado del Gobierno en Ceuta y el director de la Guardia Civil tratan como algo común y normal estas muertes, los métodos de represión y control desmesurados y desequilibrados. Treinta horas después de los hechos, el director de la Guardia Civil aseguraba que "pelotas de goma en la mar, no. Los datos que yo tengo, los informes que yo tengo es que se han utilizado en la valla". Pero, tan solo una semana después, Fernández Díaz difería de esta línea argumental: "la zona de impacto siempre correspondió a aguas españolas, lejos de donde se encontraban los inmigrantes". Ya no solo han puesto agua de por medio, sino que resulta inverosímil la capacidad omisa de algunos para depurar responsabilidades en valor de la verdad. Olvidan que hablamos de personas. Si desean la versión completa e incongruente, pueden desesperarse en Desalambre.

 


Puede que estos niños, dentro de unos años busquen "fortuna" y se encuentren con muerte. Puede que dentro de unos años conozcamos a algún imigrante que se transformó de ilegal a legal en lo que dura la burocracia española. Puede que ya conozcan a alguno. Pero en un futuro mucho más proximo, a muy corto plazo, casi presente, párense a pensar quiénes son los que les gobiernan. Quiénes son los que muchos han votado y que anteponen su círculo de dinosaurios a la vida de personas. Que prefieren el secretismo, la falta de transparencia y la mentira. Que anteponen sus intereses no solo a cualquiera de ellos, sino también a cualquiera de nosotros.

0 comentarios:

Publicar un comentario