24 de febrero de 2014

JORDI ÉVOLE, ¿EL NUEVO ORSON WELLES ESPAÑOL?

Berta Pontes / @BertaPontes

En 1938 Orson Welles hizo la retransmisión radiofónica más célebre de la historia leyendo una serie de pasajes de la obra ‘La guerra de los mundos’ de H. G. Wells y haciendo creer a la sociedad norteamericana que estaban siendo víctimas de un ataque extraterrestre. La gente se lo tomó totalmente en serio y el pánico les invadió. Todo había sido falso aunque antes y después de la retransmisión se avisó que era la lectura de una novela, pero el tono informativo de Welles confundió a la gente.


Ayer por la noche, Jordi Évole hizo un Orson Welles en toda regla. En el programa Salvados emitido en LaSexta se hizo un reportaje llamado ‘Operación Palace’ sobre el intento de golpe de Estado del teniente coronel Antonio Tejero cuando asaltó el Congreso de los Diputados. En este programa, dirigido por el cineasta José Luis Garci, se hizo creer un falso documental a los espectadores en el que se decía que el golpe de Estado era ficticio y que había sido orquestado por los principales líderes políticos, contando incluso con la aprobación del Rey. Fuentes cercanas a Évole han dicho que no se trata de un especial de Salvados, sino que es un programa aparte para que el programa presentado por el periodista los domingos no pierda credibilidad.

Antes de la retransmisión del programa Jordi Évole publicó en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: "Durante 3 años le hemos dado vueltas a Operación Palace. Hoy verá la luz. Espero que os lo paséis tan bien viéndolo como nosotros haciéndolo". Ante este mensaje se esperaba con más ansia el reportaje del periodista, ya que últimamente todo lo que hace es vitoreado por los espectadores.

Durante la retransmisión del programa redes sociales como Twitter se llenaban de mensajes de incredulidad y fascinación ante lo que se estaba emitiendo en LaSexta. Otros internautas en cambio han dudado de lo que se estaba contando en el programa y han ido especulando que se trataba de un falso documental.
Jordi Évole al final del programa lo desmintió todo diciendo que "si Operación Palace ha servido para que reflexionemos un poquito sobre cómo filtrar la cantidad de información que recibimos bienvenido sea. En la promoción fuimos ambiguos: ¿Puede una mentira explicar una verdad? Y sí, queríamos crear expectación, que es nuestra obligación. Y hemos creado expectación porque es un programa en el que hemos creído y seguimos creyendo. Y que abre nuevos caminos de futuro".


Las redes sociales se han visto rebasadas de mensajes tanto idolatrando como insultando al presentador de LaSexta por su programa. Muchos dicen que es un genio por poder hacer lo que ha hecho y otros que es un sinvergüenza por hacer creer cosas falsas y poner en duda la historia reciente de nuestro país. Lo que sí ha demostrado uno de los más famosos periodistas de la actualidad española es que los medios de comunicación nos manipulan. Hacen con nosotros lo que quieren. Pero también ha demostrado que el papel del periodista en la sociedad puede llegar a ser el de un manipulador que puede hacer creer a los ciudadanos cosas a primera vista increíbles. Cosas que nadie se creería si se lo contara su vecina pero que no ha dudado en creer al verlo contado por Évole en un medio de comunicación. Ha dejado bastante bajo el listón de los periodistas en cuanto a credibilidad, lo que no hace más que reforzar teorías sobre la manipulación de los medios sobre la sociedad.

Ante hechos como este podemos, y debemos, defender el periodismo. Debemos saber que el periodista es aquella persona que nos cuenta lo que está pasando, con más verdad o menos, en lugares lejanos a los que no podemos ir cualquier ciudadano para observarlo nosotros mismos. Los periodistas deben ser transmisores de los hechos tal y como suceden, siendo objetivos y mostrando lo que el público desea saber, aunque la objetividad es difícil de encontrar. Hay otra cara del periodismo: la cara que muestra, o al menos lo intenta, la verdad.

Mucha gente se lo ha tomado como una broma de mal gusto, pero seguro que la mayoría de los espectadores que han visto el programa están dudando sobre la información que reciben. Pensando si sabemos filtrar lo que nos llega e ir más allá de lo que se nos cuenta mientras estamos sentados en el sofá.

0 comentarios:

Publicar un comentario