11 de febrero de 2014

PROHIBIDO FUMAR EN EL CINE

@LestrangEnfant

¿Se ha pasado la moda de fumar? A finales de los 90 aún existía esa idea de rebeldía asociada al tabaco. Si fumabas eras un "chico malo". Sin embargo, con la ley antitabaco de 2010 que prohibía fumar en los bares, las cosas han cambiado mucho. Este vicio sigue presente en nuestras vidas y aún tiene mucha vida por delante pero ¿sobrevivirá en el cine?

Está claro que uno de los grandes responsables de la moda de fumar, durante el siglo XX fue el cine estadounidense. No hay más que fijarse en la mayoría de los iconos de la gran pantalla: James Dean, Humphrey Bogart en Casablanca, Audrey Hepburn y su mítica boquilla en Desayuno con diamantes, Groucho Marx y su puro, Uma Thurman en Pulp Fiction... El cigarrillo era un elemento indispensable para crear un aura de seducción, gracias a una pose muy estudiada y, además, el humo proporcionaba una niebla muy sugerente. Hollywood enseñó al mundo cómo fumar y mostró lo atractivo que puede ser alguien gracias a un pitillo.

Imagen: jaziadeath
Sin embargo, la iniciativa de poner un cigarrillo a los actores no siempre era de los directores ni de los guionistas. Las tabaqueras (obviamente) tenían mucho que ver: "Te financio tu película si tu protagonista aparece fumando mis cigarrillos" o a algo como eso debía sonar la propuesta. El afán del ser humano de imitar cual mono lo que ven en pantalla hacía el resto. Ni siquiera el público infantil se libraba de este influjo: Cruella de Vil tenía una boquilla y la oruga de Alicia en en país de las Maravillas fumaba de una cachimba.

 Por otro lado, la publicidad convencional de las compañías de tabaco en sus principios no era nada sutil. Podías encontrar un anuncio de cigarrillos protagonizado por niños o por el presidente de los Estados Unidos. Incluso Papá Noel fumaba. Decir que hoy nos llevaríamos las manos a la cabeza al ver anuncios así es quedarse corto. 

Imagen: The Bees Knees Daily
Pero llegó el siglo XXI y, con él, el cáncer de pulmón y la concienciación en torno al tabaco y las primeras leyes para su regulación y control. En el 2005 se aprueba la Ley Antitabaco promovida por la Organización Mundial de la Salud que adoptaron varios países, entre ellos España. Esta ley incluía la prohibición de la publicidad y la promoción de los cigarrillos.

 En el 2007, la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos ( Motion Picture Association of America) comienza la iniciativa Smoking free movies y anuncia que va a empezar a tener en cuenta las imágenes de fumadores a la hora de realizar las clasificaciones por edades de las películas. Ese mismo año, la compañía Disney anuncia que no habría más escenas con tabaco en las futuras películas de la casa. Un dato curioso: Walt Disney murió de cáncer de pulmón debido a esta adicción. 

Aunque en el caso del público infantil está más justificado (los menores son más vulnerables a la manipulación), ¿no se estará pasando el Estado controlando los vicios de sus ciudadanos? Después del tabaco, lo siguiente que va a desaparecer de la gran pantalla es la comida basura (la comida basura va a gravarse con un impuesto mientras que Disney ha prohibido sus anuncios). De esta forma el cine se va a quedar sin personajes que tengan vicios solo porque "incitan al espectador a imitar este comportamiento" Es como si prohibieran las pelis de tiros porque incitan al homicidio. Y ¿qué van a hacer los personajes de Tarantino si no pueden fumar, beber, ni tomar hamburguesas; comerse una manzana?

0 comentarios:

Publicar un comentario