23 de marzo de 2014

LA RECOGIDA DE TAPONES, EL AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID Y STAR WARS

@JimmyTurunen

A veces las historias más dispares se juntan y el bien se convierte en mal, el mal en bien y ambas cosas se entremezclan hasta el absurdo como en cualquier parodia de la Guerra de las Galaxias o la gestión de cualquier Ayuntamiento.



Nuestra historia no empieza en ninguna galaxia muy lejana aunque, de lo primero, para los castellanos, Andalucía tiene un poco. Para concretar aún más el relato de los hechos: Todo empezó en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra. El cuándo alguno lo buscará el 14 de diciembre pero, antes, un flashback:



¿Qué tiene que ver la recogida de tapones con Alacalá de Guadaíra y Star Wars? Cualquier persona que  continúe leyendo el texto se lo estará preguntando. Lo cierto es que con lo primero algo tiene que ver, lo de la Guerra de las Galaxias es solo por mezclar churras con merinas, algo que en este país se nos da muy bien y más cuando a la historia la acompaña un suceso.

El 14 de diciembre Alcalá de Guadaíra fue noticia en toda España, todos los miembros de una familia, excepto una de las hijas, fallecían intoxicados en su domicilio. Las causas de tan trágico incidente tardaron en esclarecerse y sorprendieron a todo el mundo. No se trataba de comida en mal estado ni de un envenenamiento deliberado por parte de un tercero.

La familia murió porque estaba recogiendo tapones. Las investigaciones determinaron que la causa de la intoxicación procedía de una bolsa que contenía tapones y se encontraba en el baño de la casa. El padre había decidido ganar dinero vendiendo tapones a las empresas de reciclaje y había guardado los tapones en la bañera del domicilio, el problema era que entre los objetos de plástico se encontraba una considerable cantidad de tapones que habían estado en contacto con un plaguicida. El ambiente húmedo del aseo hizo que los restos del producto reaccionasen y  se extendiera por la casa la fosfina causante de la muerte de tres de los cuatro miembros de la familia.

De las protestas por la muerte debido a la ingesta de alimentos en malas condiciones (primera de las premisas que se barajó) al estupor por los tapones hubo un mes de diferencia, lo que duraron las investigaciones; pero la noticia no finalizó ahí.

El Ayuntamiento de Valladolid ha decidido poner fin a la recogida de tapones de plástico en los Centros Cívicos y Colegios de Infantil y Primaria. La Comisión de Bienestar Social y Participación Ciudadana anunció el pasado miércoles (19/03/2014) la decisión. El Consistorio pucelano considerando la noticia de
Alcalá de Guadaíra ha decidido prescindir de estos contenedores en centros donde acuden con normalidad menores de edad, debido a los problemas de salud que estos pueden causar.

No se trata solo de la conservación de los tapones en sitios secos y en los que no sea posible que la tapa de un pesticida entre en contacto con el agua, tal y como recoge el Norte de Castilla, la concejala Domi Fernández explicó que estos contenedores también podrían ser peligrosos si se produjera un incendio o si algún niño le diera por coger alguno de los tapones y jugar con él en su boca.

Una tragedia en Andalucía y una investigación después el absurdo está servido, la misma semana que se descubre J. J. Abrams ha contactado con Lupita Nyong’o para la nueva película de Star Wars. Ningún Ayuntamiento del mundo debería permitir que sus conciudadanos arriesgaran su salud o la de sus hijos por una campaña de generosidad; pero antes de la prohibición hay medidas preferibles sobre todo cuando la actividad que se prohíbe es una de las mejores formas de educar a los más jóvenes en los valores como el reciclaje y la solidaridad.  Algo que siempre será mejor que alarmismos, confusiones y asociaciones absurdas como el de la Guerra de las Galaxias con el Ayuntamiento de Valladolid y la recogida de tapones de plástico.

0 comentarios:

Publicar un comentario