11 de marzo de 2014

"LOS PRESUPUESTOS SON LOS QUE SON Y AQUÍ SON MUY LIMITADOS"

@JimmyTurunen

Carlos Ramírez, representante de Asofed y principal responsable de que la Feria del Cómic y Manga de Castilla y León haya llegado a su octava edición nos dedica unos minutos para hablarnos de la evolución del evento así como de sus bambalinas. Con la concisión de un hombre entregado a su labor y pendiente de todo lo que se desarrolla en el Salón contestó a nuestras preguntas amablemente y como un aficionado más al cómic. Dice que en su casa tiene 6000 cómics y que aunque algunos digan que su pasión es la música, esta comparte espacio con el mundo de las viñetas.



Tras la octava edición podemos decir que la Feria del Cómic y el Manga de Castilla y León está consolidada?

Sí, creo que está consolidada como la feria de Castilla y León; la pena es que la Junta de Castilla y León es el único escudo que falte entre los colaboradores, cuando llevamos el nombre de la región. Vamos a ver si puede ser que de aquí al décimo, no digo noveno, contemos con el apoyo de la Junta.


Escuchar la pregunta completa

¿Qué puede decir de las críticas y el descontento que vierten algunas asociaciones menores e interesadas en las materias de los eventos realizados por Asofed?

En el momento que las cosas crecen es inevitable tener críticas. Nadie es perfecto, todo es mejorable y nosotros intentamos tomar esas críticas en positivo y siendo conscientes de que se hacen con el afán de mejorar. De todos modos, intentamos dar capricho en todo lo que nos piden, por ejemplo, nos llevaban demandando una actuación y este año hemos traido hasta dos.
Intentamos reunirnos entorno a diciembre y enero con todos para tomar la temperatura y saber lo que les gustaría tener e intentamos ofrecer todo. Los medios deben entender que a mi también me gustaría tener aquí siete pantallas de plasma, pero los presupuestos son los que son y aquí son muy limitados, porque los apoyos económicos son muy pequeños. De todas formas hay que pensar en positivo: el Salón va mejorando, tiene mucho campo y la décima será una para recordar y por eso es por lo que hay que luchar.

¿Por dónde hay que mejorar?

Primero estar atentísimo, porque vivimos en un momento en el que los cambios de un año a otro son brusquísimos y por ahí hay que ir mejorando. Por ejemplo, este año el concurso de cosplay tiene una dotación económica, muy pequeña, lo sé, lo aporta Asofed y es hasta donde puede llegar. Pero si los chicos se esfuerzan en presentar unos cosplay e incluso más, ya que llegan a ofrecer incluso pequeñas interpretaciones, nosotros queremos hacer un esfuerzo para  que el premio del cosplay sea un premio que haga merecer la pena acercarse a Valladolid para conseguir este premio. Ten en cuenta que este salón empezó un hotel y era muy muy pequeñito.

En la evolución de la Feria, ¿qué se ha tenido que dejar a atrás y que se ha ganado?

Cuando se crece yo creo que lo que se deja atrás la inocencia, como cuando se crece y vamos madurando, pero así se ve  todo lo que pueden ser demandas de las gente, por ejemplo en este patio hoy hace un día estupendo, si en próximas ediciones el tiempo acompaña podemos hacer muchas más cosas. Así vamos viendo lo que funciona.



A la hora de organizar la Feria, ¿cuesta mucho el traer a los invitados y conferenciantes?

Es complicado traerlos. En el mundo del cómic, Valladolid es Valladolid, no es Madrid ni Barcelona y eso lo hace más difícil. Nosotros tenemos contacto con algunas editoriales y a través de ellas conseguimos que vengan los dibujantes y guionistas tradicionales.  Luego hay un chico que se llama Daniel García, que nos ayuda mucho en lo de los actores de doblaje, porque tiene muy buenos contactos y la verdad es que vienen muy buenos actores de doblaje.

Es una de las mesas con más éxito entre el público

Claro, muchas veces los que son puristas del cómic defienden el tradicional, yo también, tengo más de 6.000 cómic. Pero hay que reconocer que ahora tiene más tirón el manga y el anime. Eso es así y no se puede ir contracorriente, tienes que potenciar el lado lúdico y académico (por lo que colaboran las Universidades), pero no se pueden poner puertas al campo y es el público el que decide.

¿Con qué presupuesto cuenta esta octava edición?

No lo sé aún con exactitud, pero sobre unos 25.000 euros.

¿Cuál es la relación de la Feria con los empresarios y artistas locales?

Lo de los artistas locales nos da un poco de pena. Muchos colaboran como Jesús Redondo, que lleva muchos años,  Lidia Fernández, Henar Torinos, Carlos Munera, que le podemos considerar local… Pero hay algunos otros que siempre les invitamos y no quieren venir, no sabemos el por qué.
En cuanto a establecimientos las Universidades se implican en el aspecto académico, la feria aporta su apoyo con una rebaja para el uso de sus instalaciones y el Ayuntamiento con nosotros tiene un acuerdo anual para todas las actividades que hacemos y que se basa en el número de participantes que aportamos a las actividades. Luego Diputación, algunas veces colabora, se llegó a hacer unas jornadas del cómic en Urueña como continuación de la Feria, pero la puñetera crisis impidió  que pudiéramos continuarlo.

Entre los visitantes hay una crítica por el precio de las entradas y al hecho de que en otras ferias mayores se ofrecen descuentos a quienes van disfrazados.

Para hacer ese tipo de ofertas necesitaríamos el apoyo de la Junta. En cuanto a lo de las entradas caras discrepo: el cómic que regalamos en puerta (facilitados Norma Editorial) cuesta en el mercado 8 euros y además Monster ha estado regalando una lata grande de bebida que en la calle vale dos euros y medio. Los que han llegado antes, porque se han agotado existencias han pagado 5 euros y se han llevado 10. Quejarse es gratuito, pero en este caso no tienen razón.

Un placer

Gracias

0 comentarios:

Publicar un comentario